Martes 22 de julio de 2014

 

A pesar de todas las dificultades que nos han impuesto durante casi dos años, a pesar de trabas de todo tipo y a pesar del empeño incomprensible de los concejales del PP -con su portavoz a la cabeza- de frenar y anular la misma Bolsa de Empleo Social de la que se beneficia más del 90% de los municipios de nuestro territorio… A pesar de todo eso, hemos conseguido sacar adelante lo que Rocafort necesitaba.

Desde ayer, 11 personas de la Bolsa de Empleo Social trabajan en el ayuntamiento para reforzar los servicios esenciales que aprobó el pleno municipal el 25 de abril de 2013. Y las contrataciones irán en aumento en este mes de julio y los siguientes.

Nunca entenderé los esfuerzos de los concejales del PP para evitar esas contrataciones y mucho menos su campaña para falsear la realidad.

El informe emitido por la Dirección general de Administración Local de la Generalitat fue claro, el ayuntamiento cumplió con el contenido de aquel informe y el pleno aprobó los servicios esenciales; también cumplió con el requerimiento ordenado por la Administración general del Estado -a través de la Delegación del Gobierno en la CV- (habiendo sido uno de los pocos o el único ayuntamiento obligado a rectificar las Bases) y se rectificaron las Bases por acuerdo plenario.

Se remitió a la Delegación del Gobierno el acuerdo del pleno y las nuevas Bases. Esa administración (Administración general del Estado, órgano superior de control externo) no puso ninguna objeción.

Durante todo ese trámite, larguísimo y farragoso al que no se han sometido otros ayuntamientos porque la oposición (sea del partido político que sea) no ha puesto la mínima traba, el PP de Rocafort y su portavoz, Llácer, han invertido un tiempo precioso en difamar, mentir y alargar concienzudamente el proceso con el único fin de evitar a toda costa las contrataciones.

Pero el PP no ha estado solo en esta cruzada que tanto daño ha infligido a las personas y familias más desfavorecidas de Rocafort. Aún recuerdo la estampa inolvidable -por injusta y partidista- de los delegados de Personal del Sindicato Independiente, que se manifestaron en contra de esta Bolsa y solicitaron que el dinero se destinara a contratar a empresas privadas.

No sé si fue más vergonzosa aquella manifestación en una Mesa General de Negociación, en la que el resto de los sindicatos se mostraron favorables a la constitución de la Bolsa,; o la que expresó el mismo Sindicato Independiente el día del llamamiento de las 11 personas que iban a ser contratadas declarando la “ilegalidad” de la Bolsa, coincidiendo precisamente con el discurso falso que los concejales del PP y su portavoz han venido divulgando.

En esta última ocasión, y con los 11 primeros trabajadores delante, la inaudita intervención del representante del Sindicato Independiente aclaró, sin ningún género de dudas, quién ha invertido todos sus esfuerzos para impedir por todos los medios que la Bolsa entrara en funcionamiento. 

Recientemente, los medios de comunicación se han echo eco de la Bolsa de Empleo Social del ayuntamiento de Bonrepós i Mirambell (PP); el alcalde (PP) ha declarado  que es una prioridad para el ayuntamiento que preside. Nadie en la oposición se ha manifestado en contra.

Sería interesante conocer por qué el PP de Rocafort y el de Bonrepós mantienen criterios tan distintos y, de paso, comprobar el comportamiento del Sindicato Independiente en ese ayuntamiento… Aunque, probablemente, el S.I no tiene presencia en la mayoría de los ayuntamientos de la comarca.

En este caso, también sería interesante saber por qué.

 

 

Agradezco enormemente la labor de los funcionarios y empleados municipales que han resuelto satisfactoriamente este problema y al concejal de la oposición, José Antonio González, su confianza y su respaldo.

 

Anuncios