Jueves 31 de julio de 2014

 

Despedimos el mes de julio con el pleno ordinario de esta tarde a las 8h.  Una cita pública en la que los concejales defienden sus posturas sobre los asuntos que se tratan y toman decisiones.

Al finalizar, el público toma la palabra.

Ojalá que el pleno de hoy no sea como tantos otros…

Ojalá que cuando termine nadie se sienta avergonzado. Ojalá que los concejales sepan y respeten el lugar en el que están y lo que representa. Ojalá que no haya interrupciones, ni gritos ni muestras de descortesía. Ojalá que los argumentos que se expongan se basen en datos ciertos y no en la difamación y la mentira. Ojalá que el público asistente no confunda sus intervenciones con proclamas y el uso de su palabra no se convierta en un mítin fuera de lugar. 

Ojalá que llueva café en el campo…

 

(Esto es casi una plegaria; Ignacio de Loyola en el aniversario de su muerte, que se conmemora hoy, puede ayudar)

Nos vemos esta tarde.

En cualquier caso, la llegada de agosto es reconfortante.

 

 

 

Anuncios