Martes 30 de septiembre de 2014 (madrugada del miércoles)

 

No uno, ni dos, ni 3 días de descompresión… He necesitado más tiempo para poder escribir sobre el pleno ordinario del pasado jueves.

Indigerible. Vergonzoso. Alarmante.

Y todo indica que la malaeducación, la violencia verbal, las faltas de respeto, las provocaciones y las mentiras recurrentes no van a dejar de crecer. Una espiral enloquecida que absorbe todo lo que está a su alcance: a la institución y a las personas, y con conocimiento de causa. Imperdonable.

Llevo demasiado tiempo invertido intentando que el portavoz municipal del PP recapacite y que ayude a la concejala de su grupo, Carla Navarro, a hacerlo también. Pero he perdido miserablemente el tiempo.

Le he rogado cientos de veces -en público y en privado, antes y ahora- que no mienta, pero sigue haciéndolo con una impunidad que sobrecoge. 

Le he demostrado que falsea la realidad a su antojo, que la moldea, que esculpe sus mentiras y que vive -y pretende obligar a los demás a hacer lo mismo- recreándose en ellas.

Pertrecharse en injurias y calumnias es un gesto de cobardía que delata la enclenque altura moral de quien las profiere.

A ese hombre no le importa el daño que inflige, ni que la verdad -la que corroboran la información y los datos reales que conoce y que esconde- le sitúe a los pies de los caballos.

Nada le importa y eso es terrible porque significa que ignora los límites.

Ignora los límites que imponen el respeto y la responsabilidad de haber aceptado un cargo público en representación de los ciudadanos de Rocafort que confiaron en la lista electoral de la que forma parte y de la que es portavoz municipal.

E ignora también sus propios límites; los que cada uno estamos obligados a observar para conciliar puntos de vista diferentes, para colaborar en construir una convivencia básica. ¡En fin, los límites que aconseja el sentido común y la sensatez!

No cabe el deshonor en la labor pública, pero sigue sin entenderlo. No caben las provocaciones obsesivas ni las injurias ni las calumnias, como herramientas políticas. Pero sigue sin aceptarlo.

  •  Miente cuando afirma que la Bolsa de Empleo Social del ayuntamiento es “ilegal”, porque:
  1. a) De ser así, la Delegación del Gobierno y la Abogacía del Estado la hubieran recurrido ante los Tribunales.
  2. b) De ser así, la Dirección general de Administración Local de la Generalitat no hubiera emitido su informe favorable
  3. c) De ser así, la práctica totalidad de las bolas de empleo social municipales de la Comunidad Valenciana estarían suspendidas
  4. d) De ser así, ni la Diputación ni la Generalitat hubieran publicado unas bases muy similares a las nuestras para el PEC (Plan de Empleo Conjunto, Ayuntamiento-Diputación-Generalitat)
  •  Calumnia cuando difunde una supuesta “trama” de contrataciones:
  1. a) Está acusando a los habilitados nacionales, en cuyas manos está la supervisión de los llamamientos en todos los programas de Empleo que existen en el ayuntamiento
  2. b) Está acusando a los habilitados, funcionarios, empleados públicos y representantes sindicales que forman parte de la Comisión de seguimiento de la Bolsa de Empleo de Social.
  3. c) Está acusando a la Generalitat que es la que marcó los criterios de selección de desempleados en el programa EMCORP (que duró 3 meses), cuyas contrataciones también fueron  supervisadas por los habilitados nacionales.
  4. d) Está acusando al Tribunal de oposiciones de auxiliares administrativos (habilitados y funcionarios), que es el único órgano competente para calificar las pruebas de los aspirantes.
  •  Difama cuando asegura que el ayuntamiento está lleno de “asesores de la alcaldesa”, porque:
  1. a) No son “asesores de la alcaldesa” las asistencias técnicas prioritarias en Urbanismo, que son las mismas que había cuando él estaba en el gobierno: arquitectura (1), ingeniería (1), derecho urbanístico y responsabilidad patrimonial (1)
  2. b) No es “asesor de la alcaldesa”, sino del gobierno municipal y de los habilitados y funcionarios que también lo requieren, el servicio de asesoramiento y defensa en juicio (1). El mismo servicio que existía cuando él gobernaba, salvo que entonces se pagaba a más de un despacho una “iguala” (sin asistencia presencial en el ayuntamiento) y a parte los costes de la defensa en juicio y de cada uno de los informes que emitían.
  3. b) No son “asesores” las personas que ocupan las plazas de funcionarios de empleo en el ayuntamiento. Ese tipo de plaza también se conoce como de “personal de confianza” y, como la ley establece, quienes las ocupan son elegidas directamente por la alcaldía y cesarán el día en que esta cese. Existen las mimas plazas que cuando él gobernaba. Hay una diferencia: las dos personas que las ocupan ahora trabajan en y para el ayuntamiento.
  4. c) No son “asesores” los contratos de prestación de servicios; ya sea para el área de Cultura, para el comedor de la Escoleta o para Jardinería.
  •   Calumnia cuando acusa a este gobierno municipal de “haber tirado a la calle a todos los vecinos de Rocafort”, porque:
  1. a) Los contratos en “fraude de ley” que firmó reiteradamente su gobierno y que finalizaban en el ultimo semestre de 2011 y principios de 2012, no fueron renovados. De aquellos 11 contratos, solo uno correspondía a una vecina de Rocafort.
  2. b) Los contratos en “fraude de ley” que firmó reiteradamente su gobierno para la Escoleta infantil Municipal y que finalizaban en agosto de 2011, fueron sustituidos por una prueba de selección en la que un Tribunal eligió a quienes serían contratados para un solo curso, mientras se tramitaba con todas las garantías un concurso-oposición de acuerdo con la ley. En aquella prueba, quedó fuera una persona con domicilio en Rocafort.
  3. c) A la vista de la gran cantidad de contratos “en fraude de ley” que el gobierno municipal del PP había firmado y a lo que esa situación nos estaba abocando (pagar indemnizaciones), se optó por reconocer a los existentes lo que en virtud de la ley les correspondía: laborales indefinidos no fijos. De estas personas 18 personas que siguen en el ayuntamiento hasta que el Gobierno de España permita convocar las plazas que ocupan (excepto las de auxiliar administrativo que están en pleno proceso), 13 tienen su domicilio en Rocafort.
  4. d) Se han convocado oposiciones de: técnico de administración, trabajador/a social, maestro/a Escoleta Infantil, Técnicos Educadores Infantiles, auxiliares administrativos y Bolsa de auxiliares de ayuda a domicilio. (Por cierto, más convocatorias en apenas 3 años que en los 8 en los que Llácer tuvo altas responsabilidades de gobierno)

 

  • Difama cuando mantiene sin el menor rubor que “la alcaldesa siempre ha trabajado en instituciones dirigidas por el PSOE”, porque:
  1. a) Soy funcionaria de la Diputación y fui jefa del servicio de Protocolo y Relaciones Institucionales con todos los presidentes del PSOE  desde el inicio de la etapa democrática (M. Girona, A. Asunción, F. Blasco, y C. Ródenas).  Al finalizar cada uno de los mandatos, el departamento que yo dirigía recibió el reconocimiento y el agradecimiento -en algunos casos, incluso en sesión plenaria- de toda la oposición (AP, UCD, UV, CDS, PCE, PP e IU) por nuestra profesionalidad y respeto a la institución.
  2. b)Trabajé en esa misma labor con los presidentes M. Tarancón (PP) y J. Díez (PP)) hasta 1999. En agosto de ese año, tomó posesión Fernando Giner (PP) quien a los 3 días de su elección (72 horas) fulminó a los jefes de servicio a través de un comunicado a la prensa.
  3. c) Sufrí, como el resto de mis compañeros funcionarios, la infamia del “moobing”: una mesa vacía.  Un par de años después, quizá tres, el diputado provincial de Cultura (PP) contactó conmigo: quería que trabajara con él y para su área. Y lo hice durante varios años. 
  4. d) En abril de 2010 recibí la oferta del Ayuntamiento de Gandia para un traslado en comisión de servicios (todos los funcionarios tenemos opción a ese tipo de traslados) para hacerme cargo del servicio de Protocolo. Y lo acepté porque en la Diputación, tras el nuevo cambio de Corporación provincial en 2007 y la renuncia del director del MuVIM (museo en el que yo trabajaba), mi trabajo profesional volvió a estancarse.

 

Podría seguir desmontando las mentiras, las patrañas, las injurias, las ofensas, las difamaciones  y las calumnias del personaje. Pero ya es suficiente. Tanto es el cinismo que hay que soportar, que agota.

Pretendemos que el marco legal descienda a regular los desórdenes individuales de las persona y eso es judicializar la Política. 

Supongo que esa puede ser la razón por la que muchos jueces y fiscales despachan estos asuntos atribuyendo al “juego político” tanta maldad e ignominia.

Yo no lo comparto.

 Aquí me quedo.

__

Para que nadie  dude sobre el significado que he atribuido a algunas de las palabras que he utilizado, transcribo las definiciones de la RAE:

 

injuriar.

(Del lat.iniuriāre).

1.tr. Agraviar, ultrajar con obras o palabras.

2.tr. Dañar o menoscabar.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

calumniar.

(Del lat.calumniāri).

1.tr. Atribuir falsa y maliciosamente a alguien palabras, actos o intenciones deshonrosas.

2.tr. Der. Imputar falsamente un delito.

calumnia, que algo queda.

1.expr.U.para comentar sentenciosamente que siempre permanece algo de la falsedad divulgada con mala intención.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

difamar.

(Del lat. diffamāre).

1. tr. Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama.

2. tr. Poner algo en bajo concepto y estima.

[…]

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

moral.

(Del lat.morālis).

1.adj.Perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia.

2.adj.Que no pertenece al campo de los sentidos, por ser de la apreciación del entendimiento o de la conciencia.

3.adj. Que no concierne al orden jurídico, sino al fuero interno o al respeto humano.

4.f. Ciencia que trata del bien en general, y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia.

[…]

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 cinismo.

(Del lat.Cynismus, y este del gr.κυνισμός).

1.m. Desvergüenza en el mentir o en la defensa y práctica de acciones o doctrinas vituperables.

2.m. Impudencia, obscenidad descarada.

[…]

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

deshonor.

1.m.Pérdida del honor.

2.m.Afrenta, deshonra.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

honor.

(Del lat. honor, -ōris).

1.m.Cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo.

[…]

 Real Academia Española © Todos los derechos reservados

ignominia.

(Del lat. ignominĭa).

1. f. Afrenta pública.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Anuncios