Jueves 27 de noviembre de 2014

Qué alivio, presidente Rajoy. ¡Qué alivio!

No sabe usted el peso que nos ha quitado de encima.

Una mayoría abrumadora que usted ignora de este país, pensábamos que nos creía imbéciles.

Pero no, hoy lo ha dicho y, a coro con su afirmación, esa mayoría -que usted desprecia- hemos pensado que de una puñetera vez usted lo ha entendido.

Que sí, presidente Rajoy, que España no es corrupta; que por eso quienes están imputados, condenados y/o en prisión por corrupción, no somos los ciudadanos de a pie que bregamos a diario con los problemas que su gobierno provoca.

Que los sospechosos, los imputados, los condenados y los que están en prisión, o van a entrar en un plazo razonable de tiempo,  tienen nombres y apellidos que figuran (o han figurado hasta el límite que impone el “paseíllo al banquillo”, o la condena firme) en las más altas esferas del partido que usted dirige o en los satélites del poder económico que la derecha -que usted también dirige- controla.

Presidente Rajoy, me cansa tanta impostura; me harta tanta palabrería y siento angustia (en sentido figurado) y arcadas (en sentido literal) ) cuando sentencia acerca de la “regeneración democrática”.

No le creo, presidente Rajoy; y no le creo ni como alcaldesa ni como ciudadana.

Como alcaldesa sé que no le importa lo que yo piense, porque usted es un hombre de derechas de la vieja guardia (que no le preocupe la edad, conozco a personas más jóvenes que usted que también forman parte de esa “vieja guardia”), en el que prevalece el “estás conmigo o estás contra mí”. Imposible llegar a un acuerdo, si se parte de esa premisa.

Y si poco o nada le importa lo que pueda opinar como alcaldesa, ¡imagínese la esperanza que tengo de que pueda interesarle lo que pienso como ciudadana!

Así que, presidente Rajoy, gracias por su tajante afirmación de esta mañana.

Ahora, para redondear tan feliz acontecimiento, solo le queda disolver la Cortes y convocar elecciones.

PD: Vecinos, vecinas, hoy es último jueves de mes; pleno ordinario a las 20h. Y esto, también es cosa de todos.

Anuncios