Domingo 18 de enero de 2015

 

No está siendo un invierno al uso.

Este No-Invierno parece que solo garantiza la expansión de la gripe y la vida de las moscas.

Invierno con moscas: insólito. Zumban aturdidas y se tambalean para acabar estrellándose contra un cristal en cuanto intentan elevar el vuelo.

No, no es tiempo de moscas. Es tiempo para la serenidad del invierno. Las moscas no lo comprenden y sus acrobacias inútiles se estampan contra la evidencia.

 

 

 

Arrastro una infección en los oídos que me mantiene alerta porque oigo con dificultad, sin embargo me resulta mucho más fácil observar en silencio lo que ocurre.

Son los gestos y las palabras escritas las que me dan la dimensión de lo que está pasando. No escucho las amenazas ni las provocaciones y ni siquiera me llegan los exabruptos, porque apenas percibo la banda sonora que probablemente se ha compuesto para esta puesta de escena.

 

 

 

 

 

El invierno comenzó el pasado 22 de diciembre y ese mismo día hubo un pleno que debía decidir la aprobación o no del presupuesto para 2015 que había preparado el gobierno municipal atendiendo algunas de las propuestas de IxR.

El presupuesto municipal es el documento político anual más importante.  En él se reflejan las prioridades, los proyectos, los deberes y los Ingresos reales.

Además, desde el año 2012, la nueva normativa legal impone obligaciones ineludibles; unas obligaciones que no he dejado de considerar absurdas e injustas desde su puesta en vigor y durante los debates públicos previos.

Los concejales del PP, en el pleno del 22 de diciembre pasado, repitieron su voto en contra del presupuesto para 2015; lo han estado haciendo durante cuatro ejercicios consecutivos (2012, 2013, 2014 y 2015)

¿Por qué?… Primero, porque haberlos aprobado hubiera significado reconocer los usos y abusos que cometieron y el portavoz del PP (concejal de Hacienda y de Cultura entre 2003 y 2011) no está por el propósito de enmienda;  y segundo, porque, si los hubieran aprobado, hubiera sido posible acometer soluciones urgentes que ninguno de ellos considera más valiosas que sus intereses personales y electorales.

… Nada que no sepamos ya del PP.

 

La novedad en este caso llegó de la mano del concejal de IxR.

 

 

 

El concejal de IxR ya había colaborado y aprobado, con conocimiento de causa, los presupuestos de 2012 y de 2013. En mayo de 2014, tras meses de negociaciones, votó en contra del presupuesto de 2014. Y, en mi opinión, no lo hizo con conocimiento de causa.

De hecho, durante el mes de junio de ese mismo año seguimos hablando y comprendió su error; quiso enmendarlo. Resultaba muy difícil para él explicar públicamente por qué cambiaba de opinión radicalmente en apenas un mes.

Cuando llegó el pleno de junio, decidió abstenerse y el presupuesto de 2014 pudo aprobarse.

 

 

En septiembre de 2014, comenzaron las conversaciones para la elaboración del presupuesto de 2015; algunas de sus exigencias eran ajenas a la competencia municipal, cosa que, tras más de 20 años en el ayuntamiento, el concejal José Antonio González ya debía saber:

  • Impuso la convocatoria de una Oferta de Empleo Público y hubo que explicarle que se trata de una competencia exclusiva del gobierno central que viene determina en la Ley general de Presupuestos de cada año
  • Reclamó la reducción del aumento del IBI impuesto por el gobierno central en el Plan de Ajuste y hubo que recordarle que estamos obligados a mantenerla durante 2015 porque es este año cuando finaliza el crédito del “Plan de Proveedores”

En octubre, el concejal de IxR aclaró que su intención no era colaborar sino tutelar (dirigir) las acciones de gobierno.

En las únicas dos reuniones que mantuvimos, sucedió esto:

1. Exigió la “gratuidad total” de la piscina municipal para los empadronados; en lugar de eso, propusimos una mejor redistribución de los precios entre los usuarios:

  • Las unidades familiares empadronadas en Rocafort con dos o más miembros en situación de desempleo, pagarían 5€ por el pase familiar
  • Los hijos e hijas de parejas separadas o divorciadas, que no estén empadronados/as en Rocafort pero que residan aquí con uno de sus tutores legales durante los meses de verano, se considerarán empadronados y empadronadas con el objeto de disfrutar de las ventajas previstas en estos casos para el precio de entrada.

¿Por qué no estamos de acuerdo con la “gratuidad total” de la piscina?

  • Porque, afortunadamente, hay una gran mayoría las familias que pueden pagar 25€ por un pase familiar que permite disfrutar de la piscina durante 3 meses al año, los 7 días de la semana y 9 horas diarias.
  • Porque ya existen medidas que permiten su gratuidad a familias en situación muy delicada, previo informe de Servicios Sociales; y las personas desempleadas y los pensionistas, y sus cónyuges, pagan 5€ por temporada.
  • Porque una familia o un vecino puede invitar a pasar el día a quien quiera aunque que no viva Rocafort, y esa persona solo paga una entrada 2,5€, si es un adulto.
  • Porque se trata de un servicio que pagan todos los vecinos -lo usen o no lo usen- y es más justo redistribuir los precios entre los usuarios sin alcanzar (¡ni por asomo!) el precio real del coste.

2.  El concejal de IxR exigió dedicar 150Mil euros a los gastos de la Bolsa Social de Empleo; en lugar de esa cantidad, considerammos necesario destinar 210Mil (80Mil más)

¿Por qué decidimos destinar 80Mil euros más?

  • Porque la Bolsa Social de Empleo está siendo una excelente herramienta de ayuda para los desempleados y sus familias
  • Porque no solamente hay que pensar en el dinero que se destina estrictamente a los salarios, sino también en el que hay que consignar para el pago de Seguridad Social, a la Prevención de Riesgos laborales y al vestuario que garantiza las medidas de seguridad.

 

3. El concejal de IxR exigió reducir un 55% la partida destinada al pago de productividad de los empleados municipales que acumulan tareas fuera de su jornada laboral, que han visto aumentadas sus funciones o que trabajan en festivos, y exigió también eliminar o reducir la que recibe el colectivo de la Policía Local.

¿Por qué no estuvimos de acuerdo con esa exigencia?

  • Porque el concejal de IxR fue delegado de Policía Local durante un año (entre abril de 2013 y abril de 2014) y jamás planteó esas medidas, al contrario: no solo defendió la productividad de la Policía, sino que incluso llegó a considerar aumentarla.
  • Porque en 2015 habrá cuatro convocatorias electorales: municipales, autonómicas, generales (Congreso y Senado); el gobierno central solamente cubre el gasto de un empleado municipal para cada convocatoria, en Rocafort hay tres colegios y siete mesas electorales y se necesita al menos un empleado para atender cada mesa y un par más en el ayuntamiento; el montaje y desmontaje de los colegios corre a cargo del ayuntamiento y la seguridad de los colegios electorales debe reforzarse porque la Guardia Civil no dispone de efectivos suficientes para cubrir toda su demarcación.
  • Porque muchos empleados públicos han visto multiplicada su carga de trabajo y el aumento de sus funciones, ya que no es posible disponer del personal que realmente se necesitaría, y esa mayor dedicación y disponibilidad hay que retribuirla.

[…]

[…] Hubo que recordarle demasiadas cosa que conoce perfectamente.

 

4. El concejal de IxR exigió la bajada de “cualquier impuesto” (sic) En su opinión, en este año electoral resultaba aconsejable reducir lo que fuera y lo que él considera un “ahorro” (y que no lo es) de 148Mil euros en el pago de intereses y amortizaciones bancarias nos permitía esa rebaja.

¿Por qué no estuvimos de acuerdo con esa exigencia?

  • Porque las medidas “electoralistas” son un engaño a los ciudadanos y una pésima decisión política
  • Porque la presión fiscal municipal en Rocafort es una de las más bajas del área metropolitana (45 municipios)
  • Porque el valor catastral de las viviendas de Rocafort es del año 1994 y el IBI grava sobre el valor catastral de la vivienda
  • Porque a pesar de que muchos ayuntamientos con ponencias catastrales más actuales que la nuestra, han solicitado al Gobierno la aplicación de medidas para corregir ese desfase, tanto en 2013, como en 2014 y también en 2015, nosotros no lo hemos hecho
  • Porque no es lo mismo un Impuesto que una Tasa y un Precio Público. Y no vale confundir a la gente como si todos los conceptos fueran el mismo.
  • Porque a lo largo de estos casi 4 años, no se ha subido ningún Impuesto (IBI, Circulación, Plusvalías, ICIO)
  • Porque a lo largo de estos casi 4 años, de todas las Tasas existentes únicamente se ha revisado la del Cementerio (que era de 1989) y la de la Grúa para que sea el sancionado quien pague el coste de ese servicio y no tenga que hacerlo el resto de los vecinos
  • Porque a lo largo de estos casi 4 años, se han revisado los Precios Públicos de la Escoleta, de la Escuela de Verano y de las instalaciones deportivas  siempre con el voto favorable de IxR
  • Porque la bajada de Tributos municipales (impuestos, tasas y precios públicos), conlleva una bajada de recursos económicos para la prestación de servicios; y quien propone rebajar cualquiera de ellos debe hacerlo con responsabilidad y señalar también qué servicios se recortan o se eliminan
  • Porque es totalmente falso que el ahorro de 148Mil euros anuales en intereses y amortizaciones bancarias pueda destinarse a gasto y con ello sea posible la reducción de “cualquier impuesto” 

 

5. IxR no pidió un aumento en las ayudas sociales.

  • Sin embargo, el gobierno municipal consideramos prioritario aumentar el dinero en esas partidas y propusimos una nueva regulación para ampliar la atención a más personas y a más circunstancias

6. IxR no pidió la mejora de los recursos asistenciales en la Escoleta municipal

  • Sin embargo, el gobierno municipal la consideramos prioritaria y la consignamos económicamente

7. IxR no pidió más inversión ni en el arreglo de aceras, el mantenimiento de los espacios y edificios de uso público ni tampoco la licitación del servicio de Limpieza Viaria.

  • Sin embargo, para nosotros son inversiones muy urgentes y aumentamos sus dotaciones económicas

8. IxR no quiso que Rocafort se adhiriera a la Red de Ciudades Machadianas. Considera, en general, que la Cultura es “un lujo” que el pueblo no se puede permitir

  • Sin embargo, para nosotros consumir Cultura es un derecho de los ciudadanos y una oportunidad extraordinaria para que remonte la actividad económica que genera y para ampliar el horizonte de nuestras referencias en el mundo

IxR votó en contra del presupuesto de 2015.

 

En aquel pleno del pasado 22 de diciembre, el concejal no adscrito, Sebastián Bosch, reconoció públicamente que había ofrecido su apoyo al gobierno municipal a cambio de una serie de exigencias personales y que no lo había conseguido. Por eso, votaba en contra del presupuesto de 2015 (como también hizo en 2012, 2013 y 2014)

A él le agradezco su sinceridad, porque de esta manera y de una vez por todas se disipan las dudas que tanto el PP como IxR han sembrado en este asunto.

Todo lo que he relatado aquí es cierto, incluido el torpe vuelo de las moscas.

Anuncios