Martes 7 de abril de 2015

 

Rocafort, por derecho propio, ocupa ya el lugar que merece en la trayectoria vital e intelectual de Antonio Machado.

Poeta, dramaturgo, investigador, profesor, pensador, ensayista… en fin, alguien con la fuerza suficiente para seguir irritando todavía hoy -76 años después de su muerte- a quienes embisten y no piensan, a los sectarios, a los intransigentes, a los dogmáticos, a los timoratos; a quienes desprecian la Cultura etiquetando a quienes la producen, la amplían, la enriquecen, la divulgan o la respetan.

Algunos pensaréis que no son tantos, pero la vida diaria nos demuestra que son demasiados los que han conseguido ensombrecer y desvirtuar ese concepto. Por lo tanto, son más que suficiente.

Los mismos (los concejales del PP) que han rechazado la adhesión de #Rocafort a la Red de Ciudades Machadianas porque consideran que habiéndole dedicado una calle, el Ayuntamiento cumplió con su obligación; los mismos que consideran un “despilfarro” destinar 2.000€ anuales del presupuesto municipal para co-protagonizar las actividades culturales de ciudades como Sevilla, Soria, Segovia, Baeza y Coillure (Francia), en memoria de la figura del poeta; los mismos que identifican “lo bueno” y “lo malo”,  según su premisa ideológica: “o estás conmigo, o estás contra mí”…

Esos “mismos” son quienes siempre han considerado que el Ayuntamiento debe estar a su servicio; quienes consideraron interesante invertir más de 1 millón de euros instalando farolas innecesarias, más de 350mil en vallar un parque inexistente, más de 700mil año tras año en contratar a Personal “a dedo”… y lo que fuera necesario para satisfacer a familiares, a amigos, a familiares de amigos, a amigos de familiares y a palmeros en general.

La noticia de la adhesión de Rocafort a la Red de Ciudades Machadianas, es muy buena; aunque les pese porque no la entienden, aunque les pese porque siguen embadurnados de sectarismo y del miedo a lo que no comprenden, a lo que no comparten. Aunque les pese porque se niegan a desprenderse de sus prejuicios.

Aunque les pese, es una magnífica noticia para #Rocafort.

Anuncios