Jueves 9 de febrero de 2017

Ayer, el portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Jorge Bellver, dijo reconocer la valentía de las tres diputadas que defendieron las posturas de sendos grupos parlamentarios sobre un asunto “tan incómodo” -así lo calificó él- como la lengua. A pesar de ser mujeres.

El fantasma que con más frecuencia agita el PP en la Comunidad Valenciana, es el de la “batalla de la lengua” y blandir esa obsesión es señal de cobardía.

Naturalmente, Bellver no sabe que la valentía de las mujeres es directamente proporcional a la cobardía de hombres como él.

 

Resultat d'imatges de Jorge Bellver

(Foto: El Mundo.es)

 

Los argumentos intachables que esgrimieron las diputadas Mercedes Ventura (C’s), Sandra Mínguez (Podemos) y Eva Alcón (PSPV-PSOE), obligaron a Bellver a zafarse de un debate en el que él no estaba a la altura. Y entonces dribló con la ordinariez que brindó a las diputadas llamándolas “valientes” por ser mujeres y enfrentarse a un asunto tan incómodo. Esa fue la intención de su vulgaridad, pero lo que quedó de manifiesto realmente fue su incapacidad para rebatir los razonamientos de esas tres diputadas.

¡Hala, a seguir aprendiendo, sr. Bellver!

 

Anuncios