Lunes 20 de febrero de 2017

 

Sin perdón

En el lugar más recóndito de la isla no había sitio para dos. Eso dijeron.

Me impuse un silencio agrio para condimentar la huida. Imaginar su desconcierto cuando descubriera quién era realmente, ¿me conmovía o me aturdía?

Aproveché un quiebro de la luz provocado por el balanceo de los árboles y me largué de su lado. De un brinco entré en una zona oscura, espesa.

Estoy en el lugar que fijaron para poder sobrevivir. También hay respuestas: estoy conmovida porque ella aún persigue la luz para encontrarme. Aturdida porque sé que mi frágil consistencia no me garantiza seguir viva.

 

Resultat d'imatges de sombras

 

[Escribí mi primer microrrelato hace unos días. Leí que sólo se exigía dos condiciones: que comenzara con la frase “En el lugar más recóndito de la isla”  y que no superara las cien palabras. No será el último que escriba, es un buen ejercicio]

Anuncios