[Microrrelato]

El malvado Luthor había puesto kryptonita en la bodega, pero antes se aseguró de que la madrastra hubiera dejado a la vista una lustrosa manzana.

Saludó a el Jocker, que aguardaba impaciente del brazo de Bella. Se acercó a los enanitos y les ordenó que improvisaran una cesta con dulces y un tarro de miel, mientras el lobo ayudaba a Wendy a esconderse en el salón de baile del castillo de la Bestia.

Todo listo –pensó Luthor. Se calzó los zapatos de cristal y esperó. Oyó el movimiento de la banqueta y a su orden, todos entraron en la página en blanco.

¡No hay solución! –gimió el ilustrador

Anuncios