Buscar

Blog de Amparo Sampedro Alemany

ESCRIBIR PARA PENSAR

Categoría

Corrupción

El cultivador de kiwis…

 

Jueves 3 de julio de 2014

 

Las familias de cuarenta y tres muertos y los cuarenta y siete heridos siguen esperando respuesta de la Justicia y de los responsables políticos.

Hoy se cumplen 8 años y el accidente del Metro de Valencia sigue siendo una vergüenza pública que la sociedad valenciana no hemos sabido resolver (¡como tantas otras!)

Año tras año, muchos nos hemos sumado al dolor de las víctimas acudiendo a la cita del 3 de Julio en la plaza de la Virgen; varios miles han aprendido a comprender su indignación a través de las noticias que difundían los medios de comunicación (excepto Canal-9) y centenares de miles compartieron su rabia cuando Jordi Évole -en la Sexta-  emitió el primer programa de investigación periodística en TV sobre el asunto.

En las Cortes Valencianas, la oposición lleva 8 años denunciando las mentiras, el montaje de comisiones de “investigación” , la indecencia de los actores políticos cuya responsabilidad es evidente…

 

 

 

Esa Valencia que oculta a sus muertos, que esconde a sus víctimas o intenta comprarlas; la Valencia que ofrenda glorias a España a costa de sus propias vergüenzas, la que no permite una queja porque dice habernos situados en el “mapa” (y ya sabemos en cuál); la que se golpea el pecho en Misa diaria y es incapaz de reconocer el dolor ajeno que provoca…

 

 

¡En fin!, esa Valencia que se siente satisfecha porque cree que el silencio y el tiempo todo lo cura y no hay mal que cien años dure…

…esa Valencia hoy tampoco sentirá dolor y podrá dormir a pierna suelta como viene haciéndolo a costa de nuestra vergüenza y de nuestro dinero.

 

(¡Joder, qué tropa!)

 

Anuncios

Francisco Marín, de Moraleja del Vino (Zamora)

Miércoles 8 de enero de 2014.

Conocí a Francisco a través de este blog.  

Sus primeras intervenciones comenzaron hace ahora 2 años.

A lo largo de este tiempo, Francisco ha expuesto aquí sus dudas acerca del funcionamiento del Ayuntamiento del que ha formado parte como concejal en la oposición; ha explicado situaciones aberrantes que también ha denunciado  en los medios de comunicación de su provincia, ante los Tribunales de Justicia y ante las autoridades competentes en materia de Administración Local de su Comunidad autónoma.

Su Ayuntamiento  -según ha relatado él durante estos 2 años-  debe ser uno de esos lugares en los que la corrupción se cuece en el caldo de cultivo idóneo: silencio, indiferencia, “apoliticismo”, etc.

La inmensa mayoría de la gente cree que la corrupción es esa que  se implanta en los grandes despachos a los que casi es imposible acceder, la que se discute en las líneas editoriales de los medios de comunicación, la que merece la valoración de prestigiosos juristas -ya sean abogados, jueces o fiscales-, la que consigue indignar a los ciudadanos de un país entero y sacarlos a la calle, la que se enreda en paraísos fiscales, la que pone en jaque a la mismísima jefatura del Estado…

Y muy pocos reconocen que para que todo ese llegue, la corrupción ha crecido y se ha alimentado en los lugares más pequeños y, en la mayoría de los casos, con el apoyo de los propios vecinos que -sin pretenderlo- silencian lo que saben, muestran indiferencia  ante los hechos vergonzosos que conocen, se declaran “apolíticos”  para intentar salvar su conciencia, y, en el colmo de los colmos, afirman que “todos los políticos son iguales”.

Si todos esos vecinos reflexionaran, si se interesaran por lo que sucede en su ayuntamiento, si participaran de la vida política de su municipio (que no es otra cosa que participar de los asuntos que directamente les afectan), si defendieran sus derechos y dejaran de considerarlos “favores”… Si creyeran de verdad que su voto (fuera el que fuera) tiene un valor enorme a lo largo de 4 años… Si lo hicieran, la corrupción no encontraría un lugar para alimentarse y crecer.

Unos callan porque es posible obtener una licencia urbanística con un simple abrazo al alcalde de turno, otros lo hacen porque están dispuestos a formar parte de su red clientelar y conseguir un puesto de trabajo a cambio de su voto y el de su familia; otros,  porque temen perder una ayuda, una subvención o el puesto de trabajo que ocupan… Y todo eso es también corrupción porque permite al alcalde de turno administrar el miedo a cambio de  la dignidad de las personas.

Francisco tiró la toalla el pasado 2 de enero. Renunció a su acta de concejal porque ha luchado durante 2 años contra lo que él considera un Ayuntamiento corrupto y el resto de sus vecinos un Ayuntamiento “normal”… ¿Aún creemos que luchar contra la corrupción no es también una cuestión de los vecinos?

Su dedicación al servicio público a través del ejercicio de la política municipal no solo le ha costado dinero de su bolsillo (como a la gran mayoría de los concejales y alcaldes de municipios pequeños y medianos), sino un desgaste personal enorme que solo entendemos y conocemos quienes estamos ahí.

Que su renuncia sirva, al menos, para que los vecinos de Moraleja del Vino reflexionen.

Imagino que su alcalde lo considerará un “triunfo”, pero los ciudadanos estamos obligados a reconocer que ese “triunfo”  es otro paso para que la corrupción  avance y se expanda.

¿O no?

¡Peeedroooooo…! (García. Ex-Director General de RTVV)

Dimecres 6 de Novembre de 2013

El crit de Penélope Cruz en llegir el nom del guanyador de l’Òscar, és el primer que em vingué al cap anit quan sentia l’acomiadament dels treballadors de Nou-TVV que encara hi queden. Pedro García, ex-Director general de TVV (imputat en la trama Gürtel junt a d’altres ex-directius) va ser l’executor de la malifeta que hui ha esclatat.

Altre, abans que ell, Villaescusa, ja havia pegat els passos necessaris perquè la TVV s’entregarà sense remei al president de la Generalitat d’aquell moment, Zaplana.

Però va ser Peedrooooo!!!! l’element fonamental. Cap de premsa de Zaplana i després de Camps, va compendre immediatament quin era l’objectiu; el d’ell, el del president que el va nomenar i el del PP.

Ahir pel matí, el TSJ havia declarat il.legal l’ERO que s’aplicà durant l’estiu passat; i el president de la Generalitat a boqueta nit ja havia dit la seua: “El cierre de NOU es innegociable”  No havia estat una decissió ràpida, n’estic segura.  Porten preparant el “regalet” que tard o d’hora rebrà alguna empresa del sector, des fa temps. Molt de temps.

Anit, el plató de TVV estava de gom a gom perquè els treballadors i treballadores, a les 20,30h, obriren el Notícies Nit amb la seua angoixa i la perplexitat d’una notícia de la qual se’n assabentaren a través d’altres mitjans de comunicació.

La presentadora acomiadà el programa amb la lectura d’un manifest  que em va deixar bocabadada.  Ara? -em preguntava a mi mateix- ara podien parlar lliurement? ara gossaven a dir la veritat?…

Sí, ara. 

El poder quasi “mesiànic” del qual s’ha investit el Govern valencià -i el partit que el sustenta- ha administrat la por també en RTVV. I quan el “poder” els ha abandonat -com aquesta vesprada reconeixia la periodista que ha comandat el programa especial, Maribel Vilaplana–  han pogut parlar… Impressionant.

I ho dic de cor i amb coneixement del que estic diguent perquè ací, al meu poble, a Rocafort, la por també va fer una gran desfeta fins fa pocs anys.

Em commou sentir ara els periodistes penedir-se’n d’haver fallat en el seu compromís públic. Em commou l’autocrítica que estan impossant-se. Em commou que ara les càmeres i els micròfons estiguen oberts per a l’associació de Víctimes del Metro, als estudiants, als crítics, a qui pensa de maneres diferents… Em commou que ells -professionals davant i darrere del que es veu a la pantalla- hagen repetit hui mil voltes allò que mai els han deixat dir abans.

Per primera volta en molts anys, hui la TVV ha actuat com tots els valencians esperavem. Per primera volta, hem sentit música “prohibida”; hem escoltat i hem vist el treball que pot fer-se si la tvv es considera allò que ha de ser:  pública, de qualitat, en valencià i plural.

Hui, milers de valencians que havíem perdut l’esperança en la nostra televisió pública ens hem begut l’emoció de tornar a ella. 

Un poema atribuït a B. Brecht, diu:

Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó. 
Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó. 
Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó. 

Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó. 
Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó. 
Ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde. 

Que no torne a passar… Reclamem units una RTVV pública, de qualitat, en valencià i plural. Ens la mereixem. 

Noche de estreno

Lunes 30 de enero de 2012

Página en blanco para no llenarla de nubes. Ya hay suficientes si sacamos la mirada de nuestros quehaceres.

La noche ya está entera y estoy viendo “Crematorio” (LaSexta). Reconozco a los personajes y sus comportamientos. ¡Tan auténticos!

No hay escrúpulos en la ficción como tampoco los hay en la vida real. Escucho las frases: sujeto,verbo y predicado. Sencillas y habituales, una parte importante de nuestra historia: planeamientos urbanísticos, obras, concejal/a de urbanismo, alcalde/alcaldesa, promotor, dinero, contratas, negocio, testaferros, escuchas, incendios provocados, especulación… y de fondo, el mar Mediterráneo.

(Noche de estreno de la serie que ha ganado el Premio Ondas 2011)

WordPress.com.

Subir ↑