Este blog está abierto a las personas que deseen expresar sus inquietudes, sus críticas o sus opiniones acerca de los comentarios que en él se vierten.

Por respeto a todos aquellos que visitan este sitio, y lo hacen observando las normas básicas de educación y de convivencia desde la discrepancia o desde la coincidencia en las opiniones, he dedicido moderar las intervenciones. De tal modo que no serán publicados aquellos comentarios anónimos que contengan insultos, provocaciones, descalificaciones personales o cualquier otro asunto que entorpezca la comunicación respetuosa, y la libertad de expresión.

Las opiniones pueden no ser respetables, pero las personas -al menos en este blog- siempre merecerán esa condición.

Amparo Sampedro.

Anuncios