Buscar

Blog de Amparo Sampedro Alemany

ESCRIBIR PARA PENSAR

Etiqueta

empleados públicos

Bolsa de Empleo Social, adelante a pesar de muchos…

 

Martes 22 de julio de 2014

 

A pesar de todas las dificultades que nos han impuesto durante casi dos años, a pesar de trabas de todo tipo y a pesar del empeño incomprensible de los concejales del PP -con su portavoz a la cabeza- de frenar y anular la misma Bolsa de Empleo Social de la que se beneficia más del 90% de los municipios de nuestro territorio… A pesar de todo eso, hemos conseguido sacar adelante lo que Rocafort necesitaba.

Desde ayer, 11 personas de la Bolsa de Empleo Social trabajan en el ayuntamiento para reforzar los servicios esenciales que aprobó el pleno municipal el 25 de abril de 2013. Y las contrataciones irán en aumento en este mes de julio y los siguientes.

Nunca entenderé los esfuerzos de los concejales del PP para evitar esas contrataciones y mucho menos su campaña para falsear la realidad.

El informe emitido por la Dirección general de Administración Local de la Generalitat fue claro, el ayuntamiento cumplió con el contenido de aquel informe y el pleno aprobó los servicios esenciales; también cumplió con el requerimiento ordenado por la Administración general del Estado -a través de la Delegación del Gobierno en la CV- (habiendo sido uno de los pocos o el único ayuntamiento obligado a rectificar las Bases) y se rectificaron las Bases por acuerdo plenario.

Se remitió a la Delegación del Gobierno el acuerdo del pleno y las nuevas Bases. Esa administración (Administración general del Estado, órgano superior de control externo) no puso ninguna objeción.

Durante todo ese trámite, larguísimo y farragoso al que no se han sometido otros ayuntamientos porque la oposición (sea del partido político que sea) no ha puesto la mínima traba, el PP de Rocafort y su portavoz, Llácer, han invertido un tiempo precioso en difamar, mentir y alargar concienzudamente el proceso con el único fin de evitar a toda costa las contrataciones.

Pero el PP no ha estado solo en esta cruzada que tanto daño ha infligido a las personas y familias más desfavorecidas de Rocafort. Aún recuerdo la estampa inolvidable -por injusta y partidista- de los delegados de Personal del Sindicato Independiente, que se manifestaron en contra de esta Bolsa y solicitaron que el dinero se destinara a contratar a empresas privadas.

No sé si fue más vergonzosa aquella manifestación en una Mesa General de Negociación, en la que el resto de los sindicatos se mostraron favorables a la constitución de la Bolsa,; o la que expresó el mismo Sindicato Independiente el día del llamamiento de las 11 personas que iban a ser contratadas declarando la “ilegalidad” de la Bolsa, coincidiendo precisamente con el discurso falso que los concejales del PP y su portavoz han venido divulgando.

En esta última ocasión, y con los 11 primeros trabajadores delante, la inaudita intervención del representante del Sindicato Independiente aclaró, sin ningún género de dudas, quién ha invertido todos sus esfuerzos para impedir por todos los medios que la Bolsa entrara en funcionamiento. 

Recientemente, los medios de comunicación se han echo eco de la Bolsa de Empleo Social del ayuntamiento de Bonrepós i Mirambell (PP); el alcalde (PP) ha declarado  que es una prioridad para el ayuntamiento que preside. Nadie en la oposición se ha manifestado en contra.

Sería interesante conocer por qué el PP de Rocafort y el de Bonrepós mantienen criterios tan distintos y, de paso, comprobar el comportamiento del Sindicato Independiente en ese ayuntamiento… Aunque, probablemente, el S.I no tiene presencia en la mayoría de los ayuntamientos de la comarca.

En este caso, también sería interesante saber por qué.

 

 

Agradezco enormemente la labor de los funcionarios y empleados municipales que han resuelto satisfactoriamente este problema y al concejal de la oposición, José Antonio González, su confianza y su respaldo.

 

Anuncios

SI: ¡todo aclarado!

 

Jueves 10 de julio de 2014

 

A petición del Sindicato Independiente (S.I), el martes se volvió a reunir la Comisión Paritaria que ha negociado el convenio del Personal laboral del Ayuntamiento.

Antes, algunos trabajadores me pidieron  poder estar presentes para ver su desarrollo. Por mi parte, ningún problema. Y legalmente, tras consultarlo con el secretario general del Ayuntamiento, tampoco.

Expuse al resto de los miembros de la Comisión la solicitud -a los dos delegados de Personal laboral y al secretario general del S.I-,  así como la disposición de los concejales que también formamos parte de ella; el secretario del Ayuntamiento explicó su opinión jurídica favorable.

La actitud de los representantes de Personal y del secretario general del S.I resultó sorprendente: uno se mostró favorable, otro musitó que “¡no!” y el tercero mandó callar al primero -que inmediatamente se desdijo-  e inició un interrogatorio:

¿Quiénes son?

¿Por qué están interesados?

¿Dónde trabajan?…

La agria reacción del S.I no la esperaba. Es muy extraño que un sindicato niegue a sus representados la oportunidad de asistir a una reunión de este tipo. No existe ninguna razón para hacerlo; porque cuando uno cumple con su trabajo y está seguro de que su comportamiento no persigue otra cosa que defender los intereses del colectivo al que representa, lo lógico es que no tenga ningún inconveniente en que se conozca su labor. Al contrario, debería estar encantado de demostrar en qué invierte su tiempo.

Sin embargo, el S.I no lo permitió. Llamé a las personas que me habían solicitado asistir para explicarles lo que sucedía, pero el secretario general del S.I tampoco estaba de acuerdo en eso.

No me importó porque creo que cualquier trabajador está en su derecho de conocer de primera mano cómo se gestionan los intereses del colectivo al que pertenece y, en este caso, saber qué está ocurriendo con un Convenio con el que están de acuerdo.

Al S.I no le gustó en absoluto mi decisión. Y su secretario general intentó justificarse ante los trabajadores (tres personas)… El secretario del Ayuntamiento volvió a señalar que no existía ningún motivo legal para impedir la presencia de trabajadores y yo, como presidenta de la Comisión, ratifiqué mi total disposición para que se quedasen.

Con más sentido común que sus dos representantes en la Comisión y el secretario del S.I que acude como asesor de estos, los trabajadores decidieron abandonar la sala para que su presencia no pusiera en peligro la ratificación del Convenio.

A puerta cerrada y sin la presencia de los trabajadores -salvo la de los dos Delegados de Personal-, Fermín Palacios (secretario general del S.I) montó en cólera y llegó a acusar al secretario de la Corporación de “tergiversar” la ley, y a mí de “promover” la asistencia de los trabajadores…

Entonces fue cuando corroboré de qué “iba el cuento”: ni los Delegados de Personal ni el sr. Palacios querían a sus propios representados como testigos de la estrategia que habían diseñado para regresar al punto inicial  (noviembre de 2012)…

¿Cómo?:

1. Negando lo sucedido reunión tras reunión

2. Negando que el Convenio fue acordado el 28 de marzo de 2014

3. Negando el contenido del acta de aquella sesión

4. Negando haber mantenido una conversación telefónica con la técnico municipal de gestión el 30 de mayo de 2014, en la que ella le avanzó (a Fermín Palacios) que iba a remitirle esa misma mañana por correo electrónico el texto del Convenio, una vez incorporados al texto las correcciones de estilo que se habían acordado y los informes de la secretaria y del interventor

5. Negando haber recibido nunca ese correo, a pesar de haber recibido todos los anteriores y los posteriores a esa fecha

6. Y poniendo sobre la mesa el 8 de julio de 2014, el convenio de 1996 para re-iniciar otra negociación… (¡!)

Pero, ¿por qué?:

1. Porque el S.I está decidido a dilatar este proceso como sea y a costa de lo que sea.

2. Porque quizá  los beneficiarios de esta estrategia tienen nombres y apellidos que no coinciden con los de las veinticuatro personas de la Plantilla a las que representan.

Así que, S.I: ¡todo aclarado!

 

Batallitas injustificables…

 

Viernes 27 de junio de 2014

 

Anoche, el presupuesto de 2014 fue aprobado provisionalmente por el pleno del Ayuntamiento.

La abstención de IxR permitió sacar adelante las cuentas de este año, a pesar del voto en contra del PP y del concejal no adscrito, Sebastián Bosch.

El debate no estuvo a la altura de las circunstancias. Lamentablemente, Llácer&Navarro&Bosch  (un trío conocido de sobra por todos) no dudaron en utilizar sus armas habituales en estos y en otros tiempos: infamias, injurias, mentiras y rabia… una rabia infantil.

Que el presupuesto de 2014 no se aprobara era -sin duda- una magnífica noticia para ellos; no les importa las repercusiones que hubiera podido tener en los vecinos.

¿Que no se podía contratar el nuevo servicio de Limpieza Viaria?… mejor, más rentabilidad electoral.

¿Que no se podía destinar más dinero a la Bolsa de Empleo Social?… mejor, más rentabilidad electoral.

¿Que no se podían llevar a cabo las inversiones previstas?… mejor, más rentabilidad electoral.

¿Que no se podía aumentar el número de técnicos en la Escoleta Infantil?… mejor, más rentabilidad electoral.

etc. etc. etc.

Resulta incomprensible, lo sé; pero así funcionan.

 

Para intentar comprender un poco mejor cuáles son sus coordenadas, aquí está el último ejemplo que también estuvo presente en el pleno de ayer.

 

Por primera vez desde 1994, el Ayuntamiento ha negociado y acordado un nuevo convenio con el Personal Laboral del Ayuntamiento. Ha habido muchas reuniones en las que han participado todos los sindicatos que han deseado hacerlo.  Es cierto que el único sindicato con capacidad de negociar y acordar este convenio es el llamado Sindicato Independiente por ser el único representante del personal laboral del Ayuntamiento; sin embargo sus Delegados no pusieron objeción alguna a que otros también estuvieran presentes.

De hecho, la mayoría de las aportaciones fueron llevadas a la Mesa Paritaria por CCOO y UGT. En un par de ocasiones, ambos sindicatos no pudieron estar en las sesiones y el Sindicato Independiente solicitó aplazar las reuniones hasta que pudieran incorporarse,  “dada la colaboración y el mejor conocimiento de estos sindicatos” (sic)

Una vez elaborado un documento que incluía la propuesta del Ayuntamiento y las aportaciones de cada uno de los sindicatos participantes, el S. I. decidió expulsarlos de la Mesa “ya que el único sindicato con capacidad para negociar es el Sindicato Independiente” 

 

Las sesiones de trabajo siguieron con la presencia de 2 de los Delegados del Personal Laboral del Ayuntamiento y del presidente del S.I., en calidad de asesor. El texto se negoció línea a línea; punto por punto. Algunos aspectos, como la compensación de las horas realizadas fuera del horario laboral, fueron aceptadas inmediatamente por el S.I., en boca de su asesor, al considerarla “justa”

Otros aspectos, como la estructura retributiva equiparada a la de los funcionarios, fueron aceptadas también al recibir la explicación técnica y legal de la secretaria y del interventor municipales.

El resto de sus peticiones fueron aceptadas y acordadas el 28 de marzo de 2014.

El presidente del S.I. y los Delegados en el Ayuntamiento de ese sindicato, solicitaron que el Convenio fuera a pleno en cuanto estuviera redactado el texto definitivo con el que estaban de acuerdo.

El 30 de mayo se le remitió al presidente del S.I. (como él había solicitado en presencia de los Delegados) el texto definitivo y los informes favorables de la secretaria y del interventor.

El pasado 17 de junio, el texto del Convenio pasó por la comisión de Hacienda como es preceptivo antes de su elevación al pleno.

Me “sorprendió” que el portavoz del PP dijera que los Delegados del S.I. y su asesor y presidente del sindicato, le habían manifestado que el Convenio “no estaba negociado”… Tanto la secretaria como el interventor (que han estado presentes en todas las sesiones de negociación) explicaron que el convenio estaba listo para pasar por el pleno porque “no hubo oposición alguna al texto en la última sesión de negociación del 28 de marzo”.

Casualmente, el día siguiente el S.I. presentó un escrito por Registro de Entrada solicitando una nueva reunión de la Mesa Paritaria señalando, entre otras cuestiones, que el convenio no estaba negociado porque aún faltaba por resolver algunos asuntos:

– Vacaciones, permisos y licencias (ya negociado en igualdad de condiciones con el personal funcionario)

– Jornada semanal (ya negociada en igualdad de condiciones con el personal funcionario y con efectos desde el 1 de enero de 2013)

– Trienios (ya negociado el pago con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2013)

– Seguro (ya negociado su aumento)

– Estructura retributiva (ya negociada para una modificación de la RPT)

etc.

 

La aprobación del Convenio era un asunto que iba en el Orden del Día del pleno de ayer, pero a la vista de la solicitud presentada por el S.I decidí dejarlo sobre la Mesa para mantener una nueva reunión.

Incomprensiblemente, el portavoz del PP, sus concejales y Sebastián Bosch, votaron en contra de dejarlo sobre la Mesa; o lo que es lo mismo, se mostraron partidarios de someter a votación un Convenio que ellos mismos (especialmente, Llácer) han querido boicotear en connivencia con no se sabe quién.

El Sindicato Independiente ha pedido una nueva reunión de la Mesa Paritaria y la habrá. No sé qué opinarán sus afiliados y votantes de este retraso injustificable.

Otra cosa bien diferente y detestable, en mi opinión, es el uso partidista que unos y otros están haciendo de un Convenio que beneficia a todos los empleados laborales del Ayuntamiento.

Esas son las coordenadas en las que se mueve el grupo municipal Popular y quienes, desde otros ámbitos, secundan sus “batallitas partidistas”…

 

 

 

 

 

Mantener un blog: ventajas y un gran inconveniente

 

Lunes 28 de abril de 2014

 

Mantener abierto un blog tiene muchas ventajas y un gran inconveniente.

Son ventajas disponer de un espacio público para opinar, informar o reflexionar en voz alta, para inter-actuar con los lectores, para conocer situaciones que otras personas exponen y con las que se puede colaborar y aprender, para describir un estado de ánimo…

A cambio de esas ventajas, el autor de un blog está obligado a ser honesto, a publicar los comentarios de quienes -sin recurrir al insulto y mostrando su identidad- pretenden intervenir, y a mantener un compromiso con el rigor y la veracidad.

En muchos casos, cultivar ese espacio público requiere que el autor se someta a una “descompresión” previa a la escritura para evitar que la inmediatez de los sentimientos perturbe la serenidad que tanto se agradece en la lectura; una serenidad que invite a la reflexión de quien lee y le anime a expresar su opinión a favor o en contra.

De lo contrario, si el autor del blog no es capaz de “escribir para pensar” o incluso de “pensar para escribir”, el texto que publica puede convertirse en un exabrupto.

 

La libertad de expresión no es patente de corso para mentir, difamar o vilipendiar a las personas y mucho menos quien actúa así puede afirmar impunemente que “eso son cosas de la política”; porque la Política no consiste en manipular la verdad para adaptarla a intereses personales ni tampoco en negarla para salvaguardar esos mismos intereses.

(fuente: Forges)

 

Escribir en un blog, por lo tanto, puede convertirse en una trampa para quien lo escribe: y eso es un gran inconveniente.

Tarde o temprano el autor acaba enfrentándose a su propio descaro, a sus ofensas, a sus falacias y a la censura que ejerce silenciando a quienes no suscriben sus opiniones. ¿Qué sucede entonces? … que el efecto boomerang es inevitable.

Y eso es lo que ocurre habitualmente con el blog que escribe un concejal de la oposición en el Ayuntamiento; en esta ocasión ha sido a propósito de una de sus entradas dedicada a las oposiciones para auxiliares administrativos que comenzaron el pasado 12 de abril.

El Tribunal la leyó y montó en cólera hasta el extremo de pedirle, en el pleno celebrado el pasado 24 de abril, una rectificación; reservándose las acciones legales pertinentes.

Ese mismo concejal, en nombre de su grupo municipal, ha despreciado la profesionalidad de los funcionarios que forman el Tribunal (7 habilitados nacionales y 1 técnico de la administración), ha desconsiderado la valía y el trabajo de los aspirantes que actualmente trabajan en el Ayuntamiento, ha menospreciado el esfuerzo de todos los opositores a lo largo de todo un año, ha mentido sobre la regulación legal que establece quién nombra a los miembros de los tribunales de selección y las condiciones que deben cumplir…

Y no solo solamente ha sido una práctica habitual en su blog, sino que verbalmente lo ha expresado en los plenos una y otra vez.

Es la primera vez que se enfrenta a sus propios fantasmas y estoy segura de que no va a ser la última.

Porque mantener abierto un blog exige ser honesto con uno mismo para poder serlo con los demás.

Y no, no es el caso.

 

 

¡Un excelente trabajo!

Viernes 7 de marzo de 2014

A estas alturas de la semana, la extraordinaria labor de uno de los agentes de la Policía Local que atendió una urgencia recientemente ya ha corrido como la pólvora por todo el pueblo.  Este hombre y su compañero demostraron que las funciones de la Policía Local son muchas más que las que se les atribuye comúnmente.

Hace falta mucha vocación de servicio público, serenidad y unos nervios de acero para enfrentarse a situaciones complejas; y hay que estar muy seguro de uno mismo para abordar con temple un problema en el que está en juego todo.

Lo sucedido esta semana es otro ejemplo de profesionalidad; pero no es el único. Hay muchos  otros que no trascienden.

He escuchado y he leído quejas de vecinos y vecinas a propósito de algunas actuaciones de la Policía Local. Algunas razonables y otra no.

Pero también he escuchado y he leído felicitaciones para la inmensa mayoría de su plantilla: para los que trabajan cada día con el claro objetivo de garantizar la seguridad de los vecinos; para los que median, a través del diálogo respetuoso, para resolver conflictos; para los que anteponen su deber público a cualquier otro;  para los que saben ponerse en la piel de los vecinos y les ayudan; para los que no dudan en sofocar un incendio mientras llegan los bomberos ( 21 de junio de 2012); para los que atienden situaciones de violencia y las resuelven con éxito; para los que vigilan el cumplimiento de las normas de convivencia en beneficio de todos los que vivimos aquí… Esa es la realidad de la plantilla de la Policía Local de Rocafort.

Esta semana, el excelente trabajo de un agente y la magnífica colaboración de su compañero han vuelto a poner de manifiesto el valioso servicio público que presta nuestra Policía Local. 

A ellos ya les he felicitado; y ahora debemos felicitarnos todos los vecinos por contar con funcionarios públicos como ellos. Como ellos y como el resto de sus compañeros que prestan sus servicios en la Policía Local con honestidad, con responsabilidad y con vocación.

¡Enhorabuena y gracias!

WordPress.com.

Subir ↑