Buscar

Blog de Amparo Sampedro Alemany

ESCRIBIR PARA PENSAR

Etiqueta

Los apuntes de cualquiera

Los jóvenes no son estúpidos, @maherediadiaz (Miguel Ángel Heredia)

 

Viernes 7 de abril de 2017.

 

Me fijé en ti aquel día; cuando cambió la dirección del grupo parlamentario socialista en el Congreso y bailaron las caras tras el Comité Federal del 1 de octubre de 2016.

Supe que te habían nombrado secretario general del grupo parlamentario y que eras otra de las numerosas “mano derecha” que tiene la presidenta de la Junta de Andalucía. Poco más.

Resultat d'imatges de miguel ángel heredia mítin

(fuente: “Astur Galicia Noticias”)

Durante unos días, el debate en las redes sociales ha sido si la expresión “hija de puta” es o no un insulto; quienes consideran que sí lo es, te exigen que dimitas por haber lanzado ese exabrupto contra tu compañera de bancada, Margarita Robles.

Basta conocer un poco nuestras maneras de expresarnos en los diferentes territorios de esta España nuestra, para comprender que no lo es. Que no es un insulto, cuando ni el tono de la voz lo indica ni hay intención en el asunto, porque el objetivo con el que se usa es el de engatusar al auditorio, que, en tu caso, es lo que pretendías.

Yo también te voy a pedir que dimitas, pero por la gravedad de tu propósito: pretender seducir a un grupo de jóvenes tratándolos como si fueran estúpidos.  Así, sin complejos. Sin importarte lo más mínimo mentir, acusar y descalificar para tratar de enrolarlos.

Porque decidiste arengarlos y porque lo hiciste, además, con un Credo (falso) para contribuir a la confusión interesada; porque tu manera de decir y de hacer invoca procedimientos que me avergüenzan y porque vista tu soltura aquel 20 de noviembre y ahora, es fácil suponer que practicas esa conducta a menudo.

Te pido que dimitas porque los jóvenes no son estúpidos y tú eres de los que creen que sí lo son y que se les puede manejar como mejor convenga.

Eso es lo grave, Miguel Ángel, que confundes a los jóvenes socialistas con potenciales políticos de tu misma escuela, a la que crees que puedes alistarlos soltando groserías para arrogarte la auctoritas que no tienes.

(Tampoco la esperes ya)

 

 

 

Anuncios

El talento de las mujeres (I)

Lunes 6 de marzo de 2017

[Texto que preparé para el homenaje que le rindieron el Ayuntamiento y diversas asociaciones cívicas y culturales el pasado sábado a Berta Ferriols Monrabal, en la Casa de Cultura de Rocafort]

Bon dia i feliç.

Tenia moltes ganes de veure-vos a tots i a totes altra volta, junts, i hui, tots a una veu.

Tots a una veu pel respecte, la consideració i el reconeixement públic cap a una dona com Berta Ferriols Monrabal.

Hola Berta, cariño.

Hace unos días la Associació de Veïns i Veïnes A. Machado me brindó la oportunidad de abrir las intervenciones de esta tarde para hablar de ti. No me lo pensé dos veces y les dije: “per Berta, el que faça falta”

La imagen puede contener: 2 personas

 

Y añado ahora, por Berta y por todas esas mujeres que como ella, y también como mi madre, quizá nacieron 50 años antes de lo que su talento y su espíritu crítico merecían.

Te conocí hace más de 30 años, cuando acudí por primera vez a tu tienda; y acudí con precaución, Berta.

Me habían hablado de ella y de ti. Para mí entonces la ropa era un instrumento de trabajo, como lo es la bata blanca de un sanitario, y temía encontrarme una “boutique” tan exclusiva como las que separaban a las chicas, como yo lo era entonces, de las mujeres que adoptaban el apellido de sus maridos para presentarse. La señora de tal, la señora de cual…

A mis 25 años, lo de adoptar el apellido del marido para poder ser reconocida y tener identidad propia, ya me parecía escalofriante.

Paseé por la tienda mientras atendías a una señora empeñada en llevarse una pieza carísima que tú sabías que jamás se pondría. En voz baja, la convenciste de que no lo hiciera y me gustó que actuaras con tanta delicadeza.

Nos quedamos a solas y aprovechaste para observarme, sin molestar.

Me sentía perdida entre la ropa que colgaba de los percheros, con la que no podía identificarme. Estaba muy incómoda y te acercaste para decirme: “No te preocupes, ni la mires. Sería como disfrazarte, tú eres de otra manera” Y me gustó que me tranquilizaras. Salí sin nada.

A los pocos días me llamaste, volví y me mostraste una cazadora blanca que aún conservo.

Tiempo después, me dijiste: “Quiero que conozcas a mi hija Berta porque estoy segura de que congeniaréis enseguida, estudia Periodismo”  Y acertaste, ¡claro! ¡Cómo no ibas a acertar, si ya me habías “fichado”!

Lo hiciste –lo de ficharme, digo- sin que yo misma me diera cuenta. Porque eres una mujer intuitiva, inteligente y audaz. Mucho, muchísimo.

Siempre supiste –mucho antes de que yo lo intuyera- que ambas, tú y yo, compartíamos cosas relevantes: ideas, emociones y los sentimientos que nos acarrean esas ideas y esas emociones. Y de algún modo deseabas poder defenderlas, como yo ya lo hacía entonces, con absoluta libertad. Y lo has hecho, ¡vaya si lo has hecho, Berta! Sin miedo, con ganas y con argumentos.

Te admiro, Berta. Te admiro por tu talento, por tus ganas de saber y de comprender.

Te admiro por tu espíritu crítico, el que te permite construir certezas tras resolver muchas dudas razonables.

Admiro tu juventud a los 77 años. Sí, Berta. Eres infinitamente más joven que quienes viven cómodamente en el inmovilismo y la cobardía. Sin dudar, sin querer saber y sin querer comprender. Aunque tengan 20 años, o 40 o 60…

Querida Berta, sabes que mis abrazos a lo largo de estos años son mi hondo reconocimiento a tu valentía, a tu generosidad y a tu humildad. Pues hoy más, si cabe. Y públicamente.

Tú eres aquella mujer de la que yo le hablaba a mi madre. Yo le decía: “Mami, en Rocafort hay una mujer que le pasa lo que mismo que a ti: que nacisteis 50 años de lo que merecíais”. Y ella me sonreía.

Yo, que soy hija y nieta de generaciones cuyas mujeres no eran sino un cerebro inescrutable, como los caminos del Señor (Amén)

Hija y nieta del “Tiempo de silencio” de Martín Santos, de la Navidad con “Mujercitas”de las letras de Mocedades“…tú me admiras porque callo y miro al cielo. Tómame o déjame”; de Cecilia“… era feliz en su matrimonio, aunque su marido era el mismo demonio”, o de Jarcha y una libertad sin ira para “… gente que solo desea su pan, su hembra y su fiesta en paz […] gente muy obediente hasta en la cama…”

Hija y nieta de generaciones de mujeres malheridas, malqueridas y malparadas. Y todas ellas bienparidas.

Yo, querida Berta, reconozco en ti lo que escribió Galeano, “somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”.

Te quiero mucho. Muchísimas gracias a todos.

Microrrelato

Lunes 20 de febrero de 2017

 

Sin perdón

En el lugar más recóndito de la isla no había sitio para dos. Eso dijeron.

Me impuse un silencio agrio para condimentar la huida. Imaginar su desconcierto cuando descubriera quién era realmente, ¿me conmovía o me aturdía?

Aproveché un quiebro de la luz provocado por el balanceo de los árboles y me largué de su lado. De un brinco entré en una zona oscura, espesa.

Estoy en el lugar que fijaron para poder sobrevivir. También hay respuestas: estoy conmovida porque ella aún persigue la luz para encontrarme. Aturdida porque sé que mi frágil consistencia no me garantiza seguir viva.

 

Resultat d'imatges de sombras

 

[Escribí mi primer microrrelato hace unos días. Leí que sólo se exigía dos condiciones: que comenzara con la frase “En el lugar más recóndito de la isla”  y que no superara las cien palabras. No será el último que escriba, es un buen ejercicio]

¡Ay el CIS!

Miércoles 8 de febrero de 2017

Cuando el CIS habla, los medios de comunicación enhebran titulares con hilo del color que más convenga.

 

Resultat d'imatges de encuesta del CIS enero 2017

 

No sé de demoscopia. Por eso precisamente, cuando llega la famosa encuesta del CIS acudo a los expertos y a sus valoraciones técnicas.

O sea, que le quito el envoltorio al titular y me quedo con las entrañas.

A raíz de la última del CIS, he aprendido que, en general, los gobiernos viven una “luna de miel” con el cuerpo electoral durante los primeros meses de sus mandatos con un repunte significativo de su valoración. Salvo el PP que se mantiene, aunque en otros análisis de la misma encuesta baja ligeramente.

He aprendido también que las interpretaciones comparativas son fiables, cuando estamos ante un mismo escenario (p.e., unas elecciones generales frente a otras posibles elecciones generales / 26J-Enero 2017) Por lo tanto, si en enero hubiera habido elecciones generales, los cuatro grandes partidos hubieran bajado y el PSOE lo hubiera hecho de manera notable.

De paso, he aprendido que la valoración de los líderes -con unos resultados sorprendentes a primera vista- hay que desmenuzarla para conocer a qué obedece realmente. En el caso de Javier Fernández, la causa está en el importante apoyo que recibe de los votantes de la derecha y del centro-derecha (y el poco que le llega del potencial electorado socialista). Y los casos de Rajoy e Iglesias (con las valoraciones más bajas) son debidos a la polarización en la que ambos están instalados.

¡Ay el CIS, cuántos titulares falsos proporciona!

Mírame, mírame…

Febrero de 2017.

Estoy cumpliendo 10 años. Sí, aquí: mírame, mírame…

Resultat d'imatges de ojo dibujo animado

A lo largo de febrero, este blog cumple diez años. Diez años, mil doscientas noventa y dos entradas, seis mil ciento treinta y cuatro comentarios, ciento cincuenta y siete mil trescientos cuarenta visitantes y seiscientas ochenta y tres mil trescientas cuarenta visitas.

Diez años escritos con palabras y descritos con silencios calculados. Desde que lo concebí, este es un blog personal; personal pero transferible, poroso, transpirable, permeable.

Es un libro abierto para hojearlo o un amplio mosaico para ojearlo.

Es mío, es cierto. Pero es tan íntimamente mío porque a lo largo de estos años lo has hecho tuyo, seas quien seas.

Mírame, sigo siendo yo (contigo)

 

WordPress.com.

Subir ↑