Buscar

Blog de Amparo Sampedro Alemany

ESCRIBIR PARA PENSAR

Etiqueta

PP

Sí, están locos estos romanos…

Domingo 1 de octubre de 2017

Hace varios días me propuse escribir sobre la Diada de Catalunya. La viví personalmente por primera vez este año. Aproveché una cita familiar la víspera en Barcelona y callejeé durante horas en la jornada de l’11 de Setembre. Sin prejuicios.

Desde entonces, sin embargo, han pasado demasiadas cosas y la (des)información circula atropelladamente.

De aquel lunes 11 de septiembre guardo la imagen de una Barcelona cordial, amable, familiar, cívica y festiva. Una ciudad orgullosa de sí misma y audaz, elegante y culta. Plural. Bellísima. Barcelona. 

Resultat d'imatges de imágenes de la Diada

(fuente: ElPais.cat)

De los días que siguieron, hasta hoy mismo y los que vendrán a partir de mañana, guardaré los gestos y los textos de quienes han dictado sentencias injustas contra las personas que viven en Catalunya: contra todas.

Porque todas ellas -defiendan lo que defiendan y lo hagan en la lengua en que lo hagan- son las víctimas propiciatorias de lo que en este 1 de Octubre de 2017 está sucediendo.

Nunca imaginé que vería imágenes como las que hoy retransmiten en directo todas las TV; ni que cabeceras internacionales destacarían en sus portadas digitales la inadmisible violencia policial.

Agentes antidisturbios de la Policía Nacional forman un cordón de seguridad en los alrededores del colegio Ramón Llull de Barcelona.

(fuente: InfoLibre)

 

(fuente: EFE)

Resultat d'imatges de imágenes en directo referendum

(fuente: VozPópuli)

 

Seguí con enorme interés las sesiones del Parlament que se desarrollaron los días 6 y 7 de septiembre; y me indignó la actuación del Govern, de la presidenta y de la mayoría de los integrantes de la Mesa.

Mientras estuve en Barcelona, hablé con personas partidarias de la independencia que se mostraron decepcionadas y enfadadas con lo que había ocurrido aquellos días en el Parlament. También con otras no independentistas que defendían la celebración de un referéndum y que, igual que las anteriores, manifestaban su enfado por el modo en que se habían conducido los hechos en el Parlament.

Es cierto que bajo un punto de vista jurídico y reglamentario, aquellos hechos no tuvieron justificación alguna.

Sin embargo, me sorprende la determinación que se ha desarrollado para concebir y analizar el conflicto de Catalunya como un asunto estrictamente jurídico, mientras el propio Estado de Derecho permite un análisis más amplio, más profundo y ciertamente más útil.

Judicializar un asunto tan delicado por sus dimensiones políticas como éste, es el modo de aplicar que “la mejor defensa es un ataque”. Una afirmación que suspende por la vía inmediata cualquier intención de corregir el fondo y la forma de lo que debe resolverse a través de los mecanismos democráticos que también ofrece vivir en un Estado de Derecho.

Por eso, la vergüenza que acumulamos quienes pensamos que el Estado de Derecho no es ni el empleo de la fuerza policial para suplir la incompetencia política -en el mejor de los casos- ni la intolerable indolencia como táctica para el cálculo electoralista, en cualquier caso; esa vergüenza -digo- no debemos esconderla. Ni tampoco regodearnos en ella para posicionarnos evitando un debate serio que permita escuchar, hablar, reflexionar y decidir.

Llegados a este punto, a los políticos que han optado desde hace años por la insoportable desidia calculada, ni una línea más a su favor. A los que han construido un “caballo de Troya” para esconderse en su panza y atacar desde dentro de su propio territorio, ni un halago más.

Resultat d'imatges de caballo de troya

Llevo días escuchando que ni el presidente Puigdemont ni el vicepresidente Junqueras son interlocutores válidos a partir del 2 de octubre. Pero aún son pocos los que señalan que el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, también ha quedado inhabilitado políticamente; no solo por su actuación displicente durante estos días, sino por su participación vergonzosa como máximo responsable del PP en la gestación de este tremendo conflicto que se arrastra desde hace años y que hoy vuelve a ser explícito en las calles de Catalunya.

(“Joder, qué tropa”)

 

 

 

 

Pérez Royo, catedrático de Derecho Consitucional

Joaquim Bosch, magistrado

Jesús Maraña, periodista y director de InfoLibre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Mujeres valientes, según @JorgeBellver. Amén.

Jueves 9 de febrero de 2017

Ayer, el portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Jorge Bellver, dijo reconocer la valentía de las tres diputadas que defendieron las posturas de sendos grupos parlamentarios sobre un asunto “tan incómodo” -así lo calificó él- como la lengua. A pesar de ser mujeres.

El fantasma que con más frecuencia agita el PP en la Comunidad Valenciana, es el de la “batalla de la lengua” y blandir esa obsesión es señal de cobardía.

Naturalmente, Bellver no sabe que la valentía de las mujeres es directamente proporcional a la cobardía de hombres como él.

 

Resultat d'imatges de Jorge Bellver

(Foto: El Mundo.es)

 

Los argumentos intachables que esgrimieron las diputadas Mercedes Ventura (C’s), Sandra Mínguez (Podemos) y Eva Alcón (PSPV-PSOE), obligaron a Bellver a zafarse de un debate en el que él no estaba a la altura. Y entonces dribló con la ordinariez que brindó a las diputadas llamándolas “valientes” por ser mujeres y enfrentarse a un asunto tan incómodo. Esa fue la intención de su vulgaridad, pero lo que quedó de manifiesto realmente fue su incapacidad para rebatir los razonamientos de esas tres diputadas.

¡Hala, a seguir aprendiendo, sr. Bellver!

 

#Joderquétropa

Viernes 27 de enero de 2017.

Seis meses justos han pasado desde que pisé por última vez un pleno municipal.

Anoche regresé para asistir a la despedida de una figura incuestionable de la política municipal de Rocafort, Felipe Zayas. Un gran  concejal.

Antes de que llegara ese momento, hube de presenciar el desarrollo de todo el pleno.

Sorprendente que el PP votara en contra de declarar los servicios sociales municipales como servicios esenciales para poder ampliar la plantilla de profesionales en Rocafort, como así obliga la Generalitat y la Diputación que son las que financiarán esa ampliación.

Sorprendente que tras la explicación jurídica del interventor al respecto, el PP no cambiara su indefendible posicionamiento y se abstuviera, que es algo así como declarar -en este caso- “¡vale!, lo hemos entendido y nos da igual” 

Sorprendente que al PP le sorprenda que en materia de Personal todavía se arrastren situaciones injustas originadas en el periodo 1991-2011 (con ayuntamientos presididos por su partido en los que participaron activamente dos concejales actuales: Aliaga y Ana Llorens), y que, “gracias” a un Gobierno central presidido también por el PP desde 2011, no han podido resolverse con la rapidez que merecen.

Sorprendente, por cierto, la beatitud  impostada de IxR (concejal de Personal) en sus respuestas. […]

Hubo más momentos sorprendentes… Pero eso ya lo suponíamos, ¿verdad? 

#Joderquétropa

“Él me miraba, yo lo miraba. Él me sonreía”

Miércoles 19 de octubre de 2016

 

Se miraban, pero era Él quien daba el paso y le sonreía.

¿Y quién es Él y a qué dedica su tiempo libre?… pues él es Aznar y se dedica a lo suyo: a pontificar en modo “mírame-mírame, soy irresistible” y a salvarse de sí mismo (Murdoch, el magnate, lo ayuda bastante en ese aspecto)

En mayo de 2013, Aznar fue entrevistado por un entregado F.Marhuenda, una siempre solícita Carmen Lomana -entonces directora de los informativos de Antena3- y por Victoria Prego.

Su tono más crítico fue contra el grupo de comunicación que había publicado las últimas informaciones sobre el ‘caso Bárcenas’ y que en esta ocasión lo salpicaban personalmente, con acusaciones de que la trama Gürtel podría haber pagado alguna factura de la boda de su hija. Antes de su entrevista en Antena 3, su esposa y alcaldesa de Madrid, Ana Botella manifestó al respecto: “La duda ofende.

En el plató de Antena 3, José María Aznar se limitó a decir que es una mala información, cuyo origen está bastante localizado”, para añadir que ese invitado al que se refiere era un “invitado personal por parte del novio a la boda del que no se conocían otras actividades. “¿Cómo se puede decir que se han recibido regalos de una trama criminal y delictiva?”, recalcó.

(Los dos párrafos anteriores los he extraído de la web de Antena 3)

 

Sin embargo, y embelesados como tenía a los periodistas (?), se contradijo y afirmó con naturalidad (aceptemos en Aznar la frialdad del mentiroso como parte de su naturalidad) que suele ocurrir que en las bodas algunos invitados regalen a los contrayentes una parte del evento. Por lo que el obsequio de Francisco Correa, valorado en más de 30MIL euros, entraba en los cánones de lo normal. (Al fin y al cabo, la trama que organizaba los actos y las campañas electorales del PP, dirigidas por Rajoy y protagonizadas por Aznar, obsequió a los contrayentes de la misma manera que lo hacía con el PP)

Marhuenda cabeceaba un “sí, señor; por supuesto, señor; eso mismo pienso yo, señor”; Lomana se apresuraba a formular las preguntas que el propio Aznar le indicaba y Prego no logró lo que pretendía.

Correa describió hace un par de días su relación con Aznar a lo largo de los años que trabajaron juntos, de este modo“No nos conocíamos aunque he trabajado muchos años con él. En los actos, él me miraba, yo lo miraba. Él me sonreía”

Acertó. En las pelis, en los thrilles, los malos se retan con la mirada; y cuando uno de ellos sonríe al otro sin cruzar palabra es que la cosa nostra (la de ellos) va viento en popa.

 

 

Resultat d'imatges de aznar y Correa

 

 

Lo de Rajoy y el PP no es falta de química, sino pura física.

Domingo 16 de octubre de 2016

La declaración de Correa ha enfundado otra vez al PP en un argumentario basado en la creencia de que los demás somos estúpidos.

Correa admitió en sede judicial que participó en la financiación ilegal del PP, que sus negocios servían para eso precisamente y para llenar el bolsillo de destacados dirigentes y el suyo; que “trabajó” con el ex-presidente Aznar y con sus sucesivos equipos durante más de catorce años; que de los suculentos contratos que conseguía (irregularmente) con diversas administraciones gobernadas por el PP, repartió comisiones a diestro y siniestro y que una parte se la llevaba la calle Génova, 13.

Aclaró que regalar coches, viajes y fiestas familiares, son “atenciones debidas” a los sujetos que le estaban ofreciendo tantas oportunidades de negocio. Confirmó que Arenas, Aznar, Álvarez Cascos, Bárcenas, etc. etc., eran sus interlocutores. Confesó que pasaba más tiempo en la calle Génova que en su propio despacho y que la sede nacional del PP era como su casa.

Puso fecha de caducidad a tanta sinvergonzonería y la atribuyó primero a la “falta de química entre Crespo y Rajoy, cuando en 2004 el presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy, fue elegido sucesor como oficiante del aquelarre por José M. Aznar. Más tarde rectificó: la falta de química de Rajoy no era con Crespo, sino con el que fue secretario personal de Aznar, Antonio Cámara y que Correa contrató en 2004. 

Dijo Correa, además, que a partir de 2004 y por esa “falta de química” entre unos y otros, empezaron a “intervenir” en Valencia de la mano de “Paco Camps” (sic) y dejaron de “trabajar” con Génova para centrarse en Valencia (léase Comunidad Valenciana) donde envió a Alfonso Pérez “el bigotes”.  O sea, pura física: ver, oír, tocar y llevárselo crudo allá donde era posible, siempre bajo la protección del PP.

 

Resultat d'imatges de correa y camps

 

En la sede central del PP brincaron de alegría con esta parte de la declaración porque consideraron que Rajoy sale ileso. Es decir, que el líder del PP es un chaval de apenas 12 años en esto de formar parte de la dirección del PP. Que el chaval en cuestión organizaba y dirigía las campañas del PP aún con los dientes de leche. Y que ser ministro y vicepresidente en los gobiernos de Aznar, Arenas y Álvarez Cascos, y habiendo elegido él a Bárcenas como tesorero en el partido, era una chiquillada que no debe tenerse en cuenta.

Hace falta tener arrestos y una cara muy dura para sacar adelante un argumentario que “salve” a Rajoy de la trama más corrupta organizada por un partido político en connivencia con la administración española, desde la muerte del dictador. Pero si alguien puede hacerlo sin que se le mueva la peineta ni la mantilla, es Cospedal.

Y así fue. Ella, dispuesta siempre a justificar lo injustificable (lo del “despido en diferido” deberíamos revisarlo de vez en cuando para no olvidarlo), sonrió para convencernos de que la trama corrupta Gürtel sucedió hace muuuuuchos años, que tooooodos los implicados hace muuuuuchos años que ya no están en el PP y que Rajoy y la actual dirección del PP son los artífices de la limpeza.

 

Resultat d'imatges de cospedal despido en diferido

 

Mintió otra vez. Probablemente convenció a los irreductibles del PP, a los que consideran normal la corrupción porque ellos son corruptores (aunque sea en potencia), a quienes creen que la picaresca hay que protegerla porque es una tradición española (¡y olé!) y a quienes han olvidado que en marzo de 2004 el PP dejó de presidir el gobierno de España, cosa que, naturalmente, dejó a la trama y al propio PP sin la posibilidad de intervenir en la adjudicación de contratos de la administración central para llevarse al saco comisiones y sobrecostes.

Cuando se van desgranando y confirmando las canalladas de un partido corrupto y corruptor que durante 20 años ha saqueado las arcas públicas para fortalecerse y garantizarse mayorías suficientes con el objetivo de seguir cometiéndolas, deberíamos pararnos a pensar.

Ahora nos estremece y nos llena de rabia lo que escuchamos, lo que leemos. Nos llevamos las manos a la cabeza porque lo que suponíamos se está confirmando. Nos indignamos porque ahí siguen todos: algunos en sus escaños, en sus puestos relevantes en el gobierno de España, en alcaldías o en la oposición queriendo aleccionarnos sobre la honradez y la transparencia, y muchos otros en la dirección de su partido.

No deberían servirnos los juegos malabares con los que algunos intentan convencernos de que se están juzgando hechos que ya sabíamos y que existe un plano distinto que es el de la gobernabilidad de España. Porque si la gobernabilidad de España ha de estar en manos de un partido en el que abundan los malhechores, los tramposos y los miserables, aunque sea controlada y fiscalizada por una mayoría suficiente en el Congreso, habremos consentido que la impunidad se convierta en un alto valor político.

Es cierto que el PP sacó más votos y más escaños en las convocatorias de diciembre y de junio (lo sé, inexplicable pero cierto). Su papel consistía en lograr apoyos suficientes para la investidura de su candidato, Rajoy. Pero ha sido incapaz de de conseguirlos.

La cordura política, vista la imposibilidad de investir a un candidato distinto para formar un gobierno alternativo de cambio (sin abundar de nuevo en los motivos y en las torpezas), debería haber insistido en una abstención del resto de los partidos con representación en la Cámara. Una abstención explicada públicamente y negociada. El PP a gobernar en minoría y la oposición a cumplir con su papel, fortalecida.

La cordura política es la que ahora señala que una abstención del PSOE (tras la delirante persecución al secretario general y el bochornoso Comité Federal), o la aún más vergonzosa ausencia inducida de once de sus diputados, sería el peor de los escenarios posibles. Y no solo para el PSOE como organización política, sino para eso que llaman gobernabilidad/estabilidad y que, planteándola como lo están haciendo, es en realidad una trampa para conseguir desarbolar al partido más importante de la oposición y convertir a la Cámara en huérfana de una oposición fuerte, organizada y con alta credibilidad. Lo que también afectaría en mayor o menor medida a todos los grupos parlamentarios, excepto al PP, por supuesto.

Porque, ¿qué es realmente la gobernabilidad? Estabilidad. Ofrecerle ahora esa estabilidad a un gobierno presidido por Rajoy significa no desestabilizar en puntos tan importantes como los presupuestos generales del Estado que son, año tras año, el documento político, económico y financiero que fija la acción del gobierno; ¿esa gobernabilidad/estabilidad exigirá también al PSOE que una parte de su grupo parlamentario vote a favor de esas líneas políticas? ¿Puede un gobierno del PP emplearse a fondo en medidas sociales y fiscales que rescaten a las personas que han sido abandonadas por ellos mismos durante estos últimos 4 años? ¿Puede el PP, infestado de corruptos y de corruptores, garantizar honorabilidad y honradez?

En definitiva, ¿se trata de doblegar las actitudes, las formas y el fondo del PP, que representa a la derecha más rancia, inculta e infecta de este país?, ¿se trata de re-convertir a esa derecha?, ¿realmente es ese nuestro papel? Entonces, ¿qué somos?, ¿un partido político cuyo objetivo es civilizar sustituir a esa derecha?… Esos son los interrogantes que debe plantearse y resolver Ciudadanos, pero no nosotros ¡por Dios!

 

 

WordPress.com.

Subir ↑