Buscar

Blog de Amparo Sampedro Alemany

ESCRIBIR PARA PENSAR

Etiqueta

Reposo y prudencia (diario de la esperanza)

Era un error… (¡injustificable!)

Martes 1 de febrero de 2011.

El estado de ejecución del Presupuesto refleja, periódicamente, los Ingresos que ha habido (y la previsión inicial), y los Gastos que se han comprometido (y la previsión inicial).

Cuando una lee el documento que el gobierno municipal ha presentado hoy en el Pleno, respecto a la ejecución presupuestaria de todo el ejercicio de 2010, se sorprende: los datos arrojan un superávit de casi 700 mil euros (692.064€, para ser exactos)

Conociendo el percal, Pilar Núñez repasa los números y advierte un aumento extraordinario en la recaudación prevista del IBI.

Ella se congratula públicamente de que un incremento de más de 1 millón 600 mil euros por ese concepto, significará cerrar el ejercicio con superávit … el concejal de Hacienda, en lugar de mostrarse encantado (?), feliz (?), sorprendido (?), o quién sabe en qué otro estado emocional más acorde con las circuntsancias,  ha preferido intervenir con la arrogancia que le caracteriza: “¡Eso es imposible …! ¿De dónde se saca usted ese dato …?”

Pilar le contesta: “Del documento que usted y el alcalde nos han traido al pleno. ¿Es que no se lo ha leido? …” (No, no se lo había leido … ¡claro está!)

Llácer pide los papeles, abre los ojos como platos, y afirma: “Esto no puede ser. Esto es un error”

¿¿¿Un error de 1 millón 600 mil euros??? … ¡Glup, glup!

Lo peor ha llegado a continuación… cuando había que encontrar a quien cargar la culpa, y si no estaba presente, mejor todavía ¡Con lo elegante que hubiera sido pedir disculpas, y subsanar el error  inmediatamente aportando el dato correcto! Hubiera sido tan sencillo que el alcalde hubiera dicho: “Sr. Interventor, traiga el dato correcto, por favor”, en lugar de permitirse comentarios absolutamente impertinentes.

Pero no me valen ni los exabruptos del alcalde, ni el gesto descompuesto de Llácer. Si yo firmo algo, me responsabilizo de lo que firmo.

Cualquiera que traslade los datos a un programa informático, puede equivocarse. Pero los errores pueden detectarse a tiempo: y el concejal de Hacienda y el alcalde están en la obligación de leer (y de entender) lo que firman.

Antes de comenzar el pleno, el presupuesto de 2010 se cerraba con un superávit (¡aparente!) de casi 700 mil euros. Al concluir el pleno, el déficit puede rondar los 900 mil euros.

¡Ver para creer!

Mañana martes, ¡pleno!

Lunes 31 de enero de 2011

 

Este es el Orden del Día que se desarrollará en la sesión del pleno de mañana martes, 1 de febrero.

Convocado a las 11 de la mañana para evitar en lo posible la asistencia de público, el gobierno municipal ha de a someterse -muy a su pesar- a la mínima rendición de cuentas a la que la ley les obliga.

A destacar:

1. La intención de aprobar el acta de un pleno celebrado en junio de 2009, que, a su vez, pretende aprobar las enmiendas incluidas a las actas de dos sesiones celebradas en 2008.

2. La presentación de más informes desfavorables de la Intervención municipal (el alcalde y su concejal de Hacienda no pueden impedir esta obligación del Interventor)

3. La constatación de que existen facuturas  pendientes de pago del año 2010 por valor de unos 350.000€, que, en algunos casos, o no han sido firmadas por quien se supone que debe “apechugar” con el gasto, o el gasto se contrajo “alegremente” sin que existiera consignación prespuestaria para hacerlo. (Tampoco en este caso, ni el alcalde ni su concejal de Hacienda pueden impedir que la Intervención municipal emita este informe en cumplimiento de la Ley 15/2010)

[…]

Hay más, pero para creerlo hay que verlo …

 

¡Vaya cuadro!

Sábado 29 de enero de 2011.

“Si el parque se cierra, lo que no quiero es una gran valla metálica”

La frase no es mía, sino de la paisajista K. Gustafson cuyo proyecto ha resultado elegido para diseñar el Parque Centra de la ciudad de Valencia.

La arquitecta y paisajista norteamericana quizá no sepa nunca que a menos de 10 kilometros del proyecto de su vida, los vecinos de Rocafort asistimos impotentes a la construcción de una valla metálica (unos 300.000€ de nada …) que cierra un “futuro parque público” que, como es evidente, ni siquiera existe.

O dicho de otro modo: hemos comprado un marco carísimo para un cuadro que todavía hay que pintar.

Ella (Gustafson) se echaría las manos a la cabeza, pero nosotros -instintivamente, para defendernos de tanto que hemos visto ya-, nos las echamos inmediatamente al bolsillo.

Centro de Salud: ¡la ampliación está lista!

Miércoles 26 de enero de 2011.

Sigue mi convalecencia en este post-operatorio que me mantiene en casa más de lo que quisiera; hoy acudo a mi primera cita “presencial” con mi médico de cabecera, y la suerte me acompaña: con mis propios ojos contemplo la buena noticia.

Cuando llego al Centro de Salud, coincido con un nutrido grupo de personas que están inspeccionando la zona ampliada. Me sorprende el ajetreo, y tengo la oportunidad de hablar con Emilia Noguera,  la coordinadora de Godella-Rocafort a la que conozco desde hace años; ” ¡por fin!, Amparo”, me saluda radiante. Y comprendo su alegría porque hemos compartido muchas decepciones esperando esta anhelada obra.

Hoy, 26 de enero de 2011, la Conselleria de Sanidad ha recibido oficial y formalmente la obra de ampliación del Centro de Salud, de manos de la empresa que la ha ejecutado. Todo listo, pues, para empezar a prestar el servicio que los vecinos de Rocafort llevamos reclamando hace más de 10 años.

Por fin, recuperaremos el segundo pediatra que perdimos hace cinco años, al no disponer de espacio para su consulta; y tendremos una matrona que atenderá un día a la semana. Los tres médicos actuales, número que no aumentará, y el servicio de enfermería, podrán ejercer su trabajo en condiciones; y todos nosotros, los usuarios, disfrutaremos de una ampliación que merecíamos hace mucho tiempo.

Solo pido que la puesta en marcha de esta ampliación no se retrase más de lo estrictamente necesario … estamos a 26 de enero.

Si alguien está pensando en alargar el “estreno” de una de las actuaciones más urgentes para el municipio, para aproximar su inauguración a la campaña electoral … por favor, que recapacite.

¡Feliz noticia!, encantada de avanzárosla.

Maldita noticia

Lunes 24 de enero. 2011

Hoy no hay hueco para otra cosa que no sea la noticia que ha sacudido a la gran mayoría de vecinos y vecinas de Rocafort: según ha desvelado el diario Levante-emv, el alcalde y el concejal de Fiestas están siendo procesados por el accidente laboral que sufrieron dos empleados municipales el 14 de diciembre de 2004.

El fiscal acusa a Sebastián Bosch y a Agustín Aliaga de un delito contra el derecho de los trabajadores y de dos delitos de lesiones por imprudencia; pide cuatro años de cárcel para cada uno, y alrededor de 125.000€. Y eso, sin contar con los más de 285.000€ que solicita la acusación particular de uno de los operarios.

“¡Maldita noticia!“,  deben haber pensado Bosch y Aliaga.

“¡Maldita noticia!”, hemos pensado los vecinos y vecinas de Rocafort.

Pero sus motivos no son los nuestros.

Para cualquiera de nosotros, lo que hoy hemos leído nos recuerda que el accidente pudo haberse evitado: la Inspección de Trabajo señala (según informa también el periódico) que el siniestro se produjo porque la grúa en la que operaban para instalar la iluminación navideña , no reunía condiciones para circular en la vía pública; porque los trabajos no habían sido señalizados, y porque nadie estaba regulando el tráfico (¿dónde estaba la Policía Local esa maldita tarde?) …

Para cualquiera de nosotros, lo que hoy hemos leído nos recuerda que dos empleados municipales estuvieron a punto de perder la vida; y que, tras salvarla milagrosamente, lo que perdieron fue su trabajo: uno, fue despedido durante el tratamiento de sus graves lesiones (y tuvimos que pagar la indemnización por “despido improcedente”); y el otro, nunca volvió a ser empleado en el Ayuntamiento.

Para cualquiera de nosotros, lo que hoy hemos leído nos recuerda que también hemos pagado una indemnización a una empleada municipal porque una sentencia judicial reconoció que había sufrido “acoso laboral”; que hemos pagado “despidos improcedentes”; que hemos pagado recargos a la Seguridad Social y penalizaciones; que hemos pagado cientos de miles de euros por desórdenes administrativos;  y que el Ayuntamiento es responsable subsidiario del irresponsable comportamiento de nuestro gobierno municipal.

Lo de hoy ha sido una maldita noticia … otra maldita noticia para los vecinos y vecinas de Rocafort que sabemos que no la merecemos.



WordPress.com.

Subir ↑