Miércoles 26 de enero de 2011.

Sigue mi convalecencia en este post-operatorio que me mantiene en casa más de lo que quisiera; hoy acudo a mi primera cita “presencial” con mi médico de cabecera, y la suerte me acompaña: con mis propios ojos contemplo la buena noticia.

Cuando llego al Centro de Salud, coincido con un nutrido grupo de personas que están inspeccionando la zona ampliada. Me sorprende el ajetreo, y tengo la oportunidad de hablar con Emilia Noguera,  la coordinadora de Godella-Rocafort a la que conozco desde hace años; ” ¡por fin!, Amparo”, me saluda radiante. Y comprendo su alegría porque hemos compartido muchas decepciones esperando esta anhelada obra.

Hoy, 26 de enero de 2011, la Conselleria de Sanidad ha recibido oficial y formalmente la obra de ampliación del Centro de Salud, de manos de la empresa que la ha ejecutado. Todo listo, pues, para empezar a prestar el servicio que los vecinos de Rocafort llevamos reclamando hace más de 10 años.

Por fin, recuperaremos el segundo pediatra que perdimos hace cinco años, al no disponer de espacio para su consulta; y tendremos una matrona que atenderá un día a la semana. Los tres médicos actuales, número que no aumentará, y el servicio de enfermería, podrán ejercer su trabajo en condiciones; y todos nosotros, los usuarios, disfrutaremos de una ampliación que merecíamos hace mucho tiempo.

Solo pido que la puesta en marcha de esta ampliación no se retrase más de lo estrictamente necesario … estamos a 26 de enero.

Si alguien está pensando en alargar el “estreno” de una de las actuaciones más urgentes para el municipio, para aproximar su inauguración a la campaña electoral … por favor, que recapacite.

¡Feliz noticia!, encantada de avanzárosla.