Jueves 4 de febrero de 2016

 

El pleno del pasado jueves aprobó los gastos extrajudiciales que la mayoría absoluta con la que cuenta la oposición (PP + Ciudadanos + IxR), rechazó en la sesión del 29 de diciembre.

Aquí he explicado qué es un gasto extrajudicial, por qué se produce y cómo se resuelve. He explicado también qué diferencia existe entre un extrajudicial y otros, para que no se propague la confusión (interesada) de que todos son iguales.

Tras aquel pleno de diciembre, la concejala de Hacienda, Pilar Núñez, el interventor y el secretario municipales, volvieron a explicar a los miembros de la comisión informativa que el Ayuntamiento no podía sustraerse de la obligación de pagar esas facturas, que no pagarlas obligaba a los proveedores a acudir a los Tribunales, que el juez les daría la razón y que el Ayuntamiento, además  de pagarlas, sería condenado a abonar las costas y el interés legal del dinero de cada una de ellas.

Tras aquella comisión, Pilar contactó personalmente con los portavoces de la oposición (Carmen Fernández del PP, Guillermo José de Ciudadanos y José Antonio González de IxR) para volver a revisar juntos las facturas y explicarles de nuevo la situación.

El PP e IxR se mantuvieron inflexibles y rechazaron las opciones ofrecidas por la concejala, incluida la de una nueva reunión.

 

Por el contrario, Ciudadanos-como explicó públicamente su portavoz, Guillermo José, en el pleno de enero- agradeció a Pilar su ofrecimiento, volvieron a entrevistarse con el secretario y con el interventor para informarse sobre ese tipo de expedientes, se interesaron en conocer qué ocurre en otros ayuntamientos cuando se plantea la aprobación de un gasto extrajudicial y comprobaron que es imposible cerrar un presupuesto municipal sin arrastrar un gasto de esas características para el ejercicio siguiente.

Nadie hemos nacido sabiendo ser alcaldesa o concejal. Nadie. Por lo tanto, hay que tener voluntad para aprender a diario lo que uno no sabe. 

Hay cosas que se agradecen. En este caso, no se trata del hecho en sí de que el extrajudicial se aprobara gracias a la abstención de CiudadanosLo que les agradezco como alcaldesa es el comportamiento reflexivo que están demostrando mientras consumen sus primeros 7 meses como concejales. Porque ser concejal requiere vocación, dedicación, interés por comprender y tiempo. Tiempo para aprender lo que se desconoce y poder tomar decisiones con conocimiento de causa.

Instalarse en la ignorancia y en el inmovilismo reaccionario pretende solamente la propia supervivencia a costa de lo que sea. Y eso no es una buena noticia para nadie, excepto para quien lo practica.

Es justamente lo que están haciendo los concejales del PP, que juntos suman más de 24 años en el Ayuntamiento, y el concejal de IxR, que acumula él solo más de 20 años.

Sumar años es sumar hábitos y costumbres. Nada más. La realidad, que es muy tozuda, demuestra que amontonar experiencia no garantiza gestionar con solvencia ni el Conocimiento ni el sentido común.

 

 

Sábado 30 de enero de 2016

 

Leo y escucho lo que se cuenta a propósito de la situación política general en España, tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

Durante esta campaña electoral larguísima que comenzó en marzo de 2014 y que aún no ha terminado, el mantra nueva política  Leer el resto de esta entrada »

Martes 26 de enero de 2016

 

Efectivamente, Xàtiva sigue sin tener playa a pesar de que Alfonso Rus lo prometió en un mítin a cambio de que lo votaran.

 

Corría el mes de mayo de 2007 y faltaban cinco días para la jornada de las elecciones municipales y autonómicas de ese año. No pagó por ese insulto a la inteligencia de los demás. Al contrario: obtuvo una mayoría abrumadora de votos y 12 concejales de los 21 que forman la Corporación municipal de Xàtiva.

Un par de años más tarde, Rus arremetió públicamente contra los profesores de Valenciano y prometió “rematarlos”. Nada, solo un rasguño sin importancia en su potente maquinaria electoral y de nuevo mayoría absoluta en las elecciones municipales de 2011.

A su electorado, le gustaba ese tono insolente porque rayaba el ultraje; por eso, aplaudía entusiasmado sus infamias.

 

 

Nada nuevo bajo el sol. La chulería y la soberbia son actitudes del agrado de la derecha más zafia. También la incultura (en el amplio sentido de la palabra) goza de su admiración.

Públicamente, Rus cumplía sobradamente con esas expectativas. Su electorado le reía las gracias y sus palmeros eran capaces de multiplicar la soberbia que destilaba, la chulería con la que se comportaba y la incultura que él tanto valoraba…

(siempre ha habido más papistas que el Papa)

 

En #Rocafort, lo hemos vivido durante muchos años, demasiados años… y aún queda alumnado aventajado de su magistratura y de la de sus más destacados (y destacadas) secuaces.

Oremos.

 

Notas:

Alfonso Rus, detenido

Macrorredada contra otra trama de corrupción en el PP valenciano: “Operación Taula”

Las caras de la trama

 

 

 

Miércoles 13 de enero de 2016

(El texto puede resultar largo, pero hay que explicar las cosas para aclarar las dudas)

 

La ley que regula las Haciendas Locales establece que los gastos que se originan entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de un año, solo pueden imputarse al presupuesto municipal de ese mismo ejercicio. Es decir, que si un gasto ha tenido lugar en 2014 la factura ha de contabilizarse antes del 31 de diciembre de ese año.

La misma ley también determina que no puede contraerse un gasto cuando no existe crédito (dinero) suficiente para pagarlo en el ejercicio en el que se ha originado. Si no hay crédito, no puede contabilizarse.

Hasta aquí todo claro: las facturas que no reúnen esos requisitos están fuera de lo ordenado en la citada ley; lo que significa que los proveedores no podrán cobrarlas a no ser que reclamen ese derecho ante un Juzgado.

 

 

 

Sin embargo, el texto legal que desarrolla uno de los Capítulos de esa misma ley marca el procedimiento para regularizar esas situaciones evitando que los proveedores tengan que acudir a los Tribunales de Justicia para cobrar. El procedimiento se llama reconocimiento extrajudicial de créditos.

 

La pregunta es: ¿El marco legal en materia de Haciendas Locales regula un procedimiento para corregir esas situaciones?

La respuesta es evidente: Sí, lo hace.

Otra pregunta: ¿Por qué?

Otra respuesta evidente: Porque el Presupuesto de Gastos no es capaz de prever con exactitud qué va a ocurrir a lo largo del ejercicio y porque es absolutamente imposible que todas las facturas de un ejercicio entren en el Ayuntamiento antes del 31 de diciembre del mismo año. Por eso, el Presupuesto, cuando se aprueba, no es inalterable y el marco legal permite varrios tipos de modificaciones.

  • Pero, ¿qué significa exactamente la expresión “reconocimiento extrajudicial de créditos”?

Reconocimiento extrajudicial de créditos significa aceptar fuera de sede judicial la obligación de pagar esas facturas y dotar de dinero al Presupuesto en vigor en ese momento para hacerlo.

  • ¿En qué consiste?

El marco legal dispone:

Las facturas de gastos ejecutados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre, deben reconocerse (ser aceptadas) y pagarse en el mismo mismo año. Si no existe crédito (dinero) suficiente para pagarlas, no pueden reconocerse ni, por lo tanto, pagarse.

El mismo marco legal dispone:

Solo el Pleno puede ampliar el límite del Presupuesto de Gastos -porque es el Pleno el que aprueba el Presupuesto- y permitir que se paguen fuera de sede judicial esas facturas, no teniendo que obligar a los proveedores a acudir a los Tribunales a reclamar su derecho a cobrarlas.

Por lo tanto, el reconocimiento extrajudicial de créditos consiste en que el Pleno reconozca fuera del ámbito judicial (extra-judicial) la obligación de pagar esas facturas para que los proveedores no tengan que acudir a un Juzgado para reclamar su derecho y en que amplíe el límite del Presupuesto de Gastos, en la cantidad exacta para cubrir las facturas que están sometidas a ese procedimiento.

Eso y no otra cosa es un reconocimiento extrajudicial de créditos. 

 

 

Bien distinto es que el Ayuntamiento, año tras año, gaste a manos llenas el dinero que no tiene, guarde las facturas en un cajón y recurra a ese procedimiento periódicamente con cantidades astronómicas, provocando con ello una situación económica insostenible y una situación presupuestaria falsa. Eso se llama irresponsabilidad política y no tiene que ver con la legalidad del procedimiento. (El ejemplo de la Generalitat entre 1996 y 2015, es incontestable; y el del Ayuntamiento de Rocafort, al menos entre 2007 y 2011 -periodo cuya gestión recordamos todos-, también)

Sé de lo que hablo. Durante años, el Ayuntamiento ha gastado muy por encima de lo que estaba previsto en sus presupuestos anuales y de la realidad económica que tenía. 

Durante los cuatro años en los que fui concejala en la oposición (2007-2011), el gobierno municipal del PP gastó más de 2Millones de euros en reconocimientos extrajudiciales de créditos. Y eso que el PP aprobaba los Presupuestos municipales con unos Gastos de 6Millones 500Mil euros por ejercicio (2 Millones anuales más en Gastos que en los Presupuestos del nuevo gobierno municipal desde el de 2012 hasta el de 2015)

Sí, lo repito: Gasto = factura al cajón. Gasto = factura al cajón. Gasto = factura al cajón. Gasto = factura cajón… etc. etc.

Sí, lo repito: Trampa en los Ingresos y trampa en los Gastos.

Eso dejó de ocurrir hace ya cuatro años, lo sé. Pero no conviene olvidar el pasado reciente porque sus consecuencias aún las seguimos pagando; y no hablo de pagarlas/abonarlas con dinero (eso ya lo resolvimos), sino de pagarlas/penarlas con la merma de servicios e infraestructuras generales acumulada durante años.

 

Esto es lo que está ocurriendo ahora mismo:

 

 

Actualmente, el Ayuntamiento arrastra todavía un gasto extrajudicial de 12.888€ de 2014. El Presupuesto municipal de Gastos de ese ejercicio, aprobado por el Pleno, fue de 4.556.734€  Un Presupuesto, como los dos anteriores -2012 y 2013-, muy limitado por las continuas imposiciones del Gobierno de España desde el 30 de diciembre de 2011, a pesar de la saneada situación económica de la que ya disfrutaba el Ayuntamiento en 2014.

Ese gasto extrajudicial ha de imputarse al Presupuesto de 2015, que, como todos sabemos, entró en vigor hace menos de un mes. Pero antes, el Pleno debe permitir que esas facturas se paguen.

En el pleno ordinario del pasado 29 de diciembre, la oposición (PP + C’s + IxR) no permitió que el Ayuntamiento pague esas facturas y decidió que si los proveedores quieren cobrar, que acudan al Juzgado.

También resolvieron pagar el doble de lo facturado por una defensa en juicio llevada a cabo hace años, durante el gobierno municipal del PP. Este es el único caso en el que sale beneficiado quien ha facturado.

 

 

En fin, que me quedo con esto:

 

 

Viernes 8 de enero de 2016

 

Diciembre es un paréntesis en el que convivimos apretujados unos contra otros; obligados a rozarnos, a abrazarnos, a sonreírnos y -a veces- hasta a querernos un poco más.

Durante ese paréntesis en el que nos arriesgamos a estar juntos y a celebrarlo, lo que ocurre complementa y explica nuestro propio relato (nuestro modo de conducirnos en la vida, el ser y el estar). El nuestro y el de los demás.

Como en la Ortografía, como en la Gramática. 

 

Ayer, esa ensoñación, ese inciso, se disolvió; no hay una Navidad que felicitar, ni un Año nuevo que celebrar ni una noche de Reyes que esperar.

Hay lo que hay y es bueno: la bocanada de Enero, un par de minutos más de sol al día y mucho Tiempo que estrenar.

No existe el paréntesis de Diciembre, pero seguimos completando nuestro relato personal y colectivo añadiendo comillas, insertando guiones y abriendo otros paréntesis; todo lo que nos enuncia y nos explica.

Pura Gramática.

 

 

 

 

 

Navidad de 2015

 

Hay una Navidad que no está escrita porque nos duele pensarla.

Sin embargo, tarde o temprano nos alcanza y nos cubre con este tiempo vacío y laxo que transcurre entre un día y otro. No lloramos o sí lo hacemos a medida que vamos comprendiendo de qué se trata todo esto. Deambulamos o somos capaces de permanecer quietos, absortos fijando la mirada mientras aupamos hacia ella la tristeza enorme que nos supura.

“El ciclo vital tiene un límite” -asestó el médico para advertirnos. “Es ley de vida” -escucho repetidamente desde hace unos días.

De acuerdo: tocada y hundida. Es cierto. El ciclo vital se consume y los hijos sucedemos a nuestros padres. La absoluta orfandad es la consecuencia de lo uno y de lo otro. Es un estado que el ánimo no puede manejar porque es la evidencia incontestable, abrupta, quien lo determina. Un estado, una circunstancia permanente, que también me define a partir de ahora.

escanear0002

Pero nada de eso sirve para aliviar una soledad inmensa, helada como su frente, no consentida, no decidida, ni siquiera pactada entre la Razón y yo misma.

No sirve la naturalidad de lo que sucede, cuando lo que sucede rompe los amarres; cuando desaparece el puerto. Puerto de embarque, trasiego de viajes, voluntad de aventuras. Zarpar y saber que regresarás a puerto, al  remanso de ternura, al abrigo de la desventura; a la alegría de la infancia, a la desconsolada adolescencia y a quien supo cómo mitigarla, a las miradas que hablan, a la portentosa sabiduría; asida al cordón que te anuda al espacio tibio y único en el que todo encuentra alivio…

Nada es igual, cuando llega la Navidad que no puede escribirse porque el dolor de pensarla lo impide.

 

 

 

Esta es mi Navidad de 2015. No os la deseo a nadie.

 

 

 

 

 

 

 

 

Martes 8 de diciembre, 2015

 

El debate fue decisivo para el grupo ATRESMEDIA, eso es incontestable.

El formato y las reglas impuestas por los periodistas (sic) aclararon anoche que los partidos políticos conocen y aceptan las condiciones que exige una gran corporación empresarial de Comunicación que, como cualquier otra privada, prioriza ajustar a su cuenta de resultados -legítimamente- qué emite, cómo lo emite y por qué.

A estas horas, apenas veinticuatro después del gran debate televisado, el asunto ha dado para más de dos millones de tuits y miles de comentarios en facebook, además de centenares de artículos de opinión, de análisis de comportamiento y de gestualidad, exégesis sobre las posibles estrategias,… En fin, un caudal impresionante de opiniones editadas y publicadas y de juicios de valor.

Tanto ruido ahorma el silencio e impide escuchar la palabra y las ideas.

Al final, solo recordaremos el acierto o no de su vestuario, la oportunidad o no de sus sonrisas y, muy especialmente, el enorme éxito alcanzado por ATRESMEDIA TV.

Bueno, eso y que nuestra televisión pública, TVE, ha demostrado otra vez que el servicio público dejó de ser su objetivo hace ya cuatro años…

 

 

 

 

 

Domingo 6 de diciembre de 2015

 

Sinceramente, creo que Albert Ribera no quiere ser presidente del Gobierno. De momento.

De verdad que lo creo.

Estamos asistiendo al ascenso definitivo de la derecha y, sin embargo, nos estamos comportando como auténticos pasmarotes. Llevamos mucho tiempo aceptando sin rechistar un discurso basado en el fin de las ideologías, comulgamos con beatitud con lo que nos impone nuestra propia indiferencia y nos dejamos seducir por quienes aciertan concordar el sujeto de la oración con el verbo que la activa. Tan sencillo como eso y tan ridículo.

No, Albert Rivera no quiere ser presidente del Gobierno. De momento.

Lo que necesita A. Rivera es que el PP revalide una mayoría cómoda (que su partido, C’s, no dudará en apoyar) y que consiga formar gobierno.

Rivera “necesita” 4 años más de gobierno del PP para reforzarse -ya en Madrid y con voz y eco desde el Congreso de los Diputados- como alternativa de la derecha.

“Necesita” un escenario en el que exhibir su oratoria, un espacio en el que medirse con los representantes de la derecha a los que aspira sustituir y un lugar en el que su proyección esté garantizada tanto nacional como internacionalmente. Y ese punto está exactamente en Madrid, ese es el  único “centro” que quiere alcanzar: Madrid. El centro de operaciones y el centro de España.

Pero, ¿por qué?: porque para llegar al Gobierno de España y hacerlo para quedarse, Ciutadans sabe que “necesita” desprenderse del localismo catalán que lo originó, arrumbar el furibundo nacionalismo español que lo ha hecho crecer donde nació y coser su expansión al tejido nacional que ya lo sostiene en Catalunya: la derecha económica y financiera (la misma que confió sus activos y sus negocios durante décadas a CiU, hoy una federación de partidos desmembrada e inservible para sus objetivos)

El PP, el único partido nacional de la derecha hasta ahora, resulta demasiado incómodo a esa misma derecha y a una parte cada vez más numerosa de sus votantes. Demasiada corrupción a la vista de la opinión pública, demasiadas vergüenzas para compartirlas en los almuerzos de trabajo o en las cenas de los sábados, demasiadas explicaciones que dar ante tanta evidencia, demasiados paseíllos camino de los Tribunales de Justicia… Todo demasiado excesivo como para poder seguir soportándolo.

¡Cambio de planes! El PP ya no es útil, pero aún ofrecerá sus últimos servicios a la causa, a su pensamiento y a sus objetivos. Ahora los votantes de la derecha puede elegir: votar al PP y negarlo o votar a Ciutadans [Ciudadanos], asegurarse que así el PP seguirá gobernando cuatro años más y que la consolidación de Albert Rivera será definitiva y para largo.

Y es que la derecha que viene ya habita entre nosotros.

 

 

Martes 24 de noviembre de 2015

 

Facebook es un espacio de desfogue para un estado de ánimo.

Algunos informan, otros opinan, los más enjuician y la mayoría sentencia.

 

 

En Facebook cualquiera es ingeniero, historiador, urbanista, abogado, biólogo, climatólogo, arquitecto, experto en ornitología, filólogo, juez y fiscal,… en fin, que hay un elevado número de Todistas que en lugar de “no sabe, no contesta o pregunta”, opta siempre por “no sabe, pero lo contesta todo”.

Este post es arriesgado, ya lo sé; porque escribir acerca de Facebook como lo estoy haciendo, me sitúa en el blanco de quienes confunden esta red social con un foro óptimo para la participación ciudadana que garantiza la transparencia de las actividades y acciones públicas.

Pero no es cierto, no lo es.

Facebook no permite un debate serio porque no cabe la argumentación ni los datos ni la reflexión sosegada; no se “escucha” ni se “atiende”, se traslada inmediatamente al teclado lo que uno piensa porque necesita decirlo. Eso es lo único que importa: decirlo, soltarlo y punto (y no digo que no sea legítimo hacerlo)

Una vez se ha dicho, uno se siente aliviado porque desaparece la urgencia, la necesidad de “decir”, y, por lo tanto, carece de interés la respuesta. Pocas veces importa la respuesta -con la excepción del Me gusta– a no ser que permita reincidir en lo que uno mismo pretende: reafirmarse en lo que ya ha escrito (tampoco digo que eso no sea legítimo)

Luego están los profesionales de la distracción, los que conocen perfectamente esos condicionantes comunicativos de Fb y los aprovechan para “guiar” los comentarios de los demás. Los que prenden fuego, observan cómo se cuece el asunto y regresan cuando es necesario echarle más leña al fuego. Son pocos, pero extraordinariamente activos.

Los profesionales de la distracción huyen de los debates en otros espacios (otras redes sociales o conversaciones cara a cara) en los que sí caben los argumentos y el tiempo. Sí, el tiempo para reflexionar y responder. Se resisten a participar en ámbitos también públicos en los que el “envejecimiento” de lo que digan no sea inmediato. 

(El tiempo en Facebook es un instante, una urgencia; a partir de ahí, todo ha envejecido)

Por todo eso, no me canso de repetir en Fb que allí no es posible mantener un debate serio sobre asuntos concretos.

Conozco la estupenda disposición de muchos usuarios porque hablo con ellos (me escribo con ellos), los atiendo y les respondo. No es que no impriman seriedad a lo que dicen o que sus razonamientos no sean aceptables, es que el mundo Facebook -su propia concepción y su objetivo- impide mantener un diálogo más allá de la confirmación de las constantes vitales de cada cual.

No es bueno ni es malo: es Facebook. Y no puede sustituir, en ningún caso, a una buena conversación o a un interesante debate.

 

@elRoto

Jueves 19 de noviembre de 2015.

 

No he intervenido públicamente sobre lo que ha estado sucediendo con el presupuesto de 2015 que finalmente se aprobó el lunes pasado. Ya lo sé. Sorprende.

Considero imprescindible un ejercicio de descompresión antes de escribir y aún más si lo hago sobre cuestiones que pueden afectar a los intereses generales de todos los vecinos de Rocafort. Sea la que sea su opción política.

Escribo para pensar. Hacer lo contrario, pensar para escribir, consiste en transcribir de forma automática lo que uno piensa en un momento concreto, víctima de los condicionantes de ese momento y obligado por la presión de las vísceras, que, en casos como este, suelen ser la Verdad (única) y los intereses personales o partidistas. Desembuchar la visceralidad, escribirla o pronunciarla, provoca debates estériles porque los discursos que sostienen esos debates no tienen orden ni concierto y responden a la necesidad inmediata de defender(se) atacando. Y de eso ya están llenas las redes sociales.

Para mí, para la alcaldesa, lo único importante era que este presupuesto de 2015, el mejor de los posibles para Rocafort a estas alturas del ejercicio, se aprobara. Y el concienzudo trabajo que ha desarrollado Pilar Núñez, concejala de Hacienda y portavoz del gobierno municipal en este asunto, ha sido impecable y eficaz como tantas otras veces.

Mi silencio ha sido medido para evitar la intensificación del furioso discurso visceral que determinadas personas han mantenido y mantienen en las redes sociales.

Rechazo entrar “al trapo” que a diario me colocan delante, porque Rocafort es mucho más importante que un vulgar juego de estrategia. 

Por prudencia y por seriedad, me niego en rotundo a exponer y rebatir públicamente los frágiles argumentos, cuando no falsos, que se manejan para justificar las propias debilidades de cada cual.

El otro día, al hilo de todo esto, alguien resumió en una frase el ruido provocado en las redes sociales respecto al presupuesto de 2015: “Hacer [como] que hacemos”

En cualquier caso, todos estamos de enhorabuena porque el presupuesto de 2015 se ha aprobado.

Agradezco de corazón, en mi nombre y en el del gobierno municipal, el voto favorable del concejal de IxR en el pleno del lunes pasado y le agradezco también que hiciera explícito tanto el motivo de su voto desfavorable al presupuesto de 2015 en los dos plenos anteriores (22 de diciembre de 2014 y 29 de octubre de 2015) como el que ahora le ha obligado a cambiar de postura. Todo quedó aclarado con sus propias palabras, que a continuación reproduzco literalmente:

“[…] nuestra responsabilidad nos impide que por un interés político o… demagógico, por… por… por… por causar daño políticamente… pues… a los partidos que están gobernando, privemos al pueblo de Rocafort de un dinero que nos va a hacer mucha falta” (sic)

Toda una declaración cuyos principios confío en que no vuelvan a prevalecer sobre el interés general de los vecinos.

 

Sábado 7 de noviembre de 2015.

 

 

La distancia más larga no sabemos calcularla; nos engañan los sentidos, la realidad y la carga cultural que nos condiciona.

Por suerte, sin embargo, aún no hemos aprendido a resistirnos a las emociones. Aún somos capaces de conmovernos, de sorprendernos y, por lo tanto, de vivir por encima de nuestras circunstancias.

Sucede cuando asoma con un respingo el instinto; ese impulso indeliberado que agita la voluntad, la mueve y la emociona.

Solo entonces, en ese momento, desplegamos nuestra capacidad para medir la distancia que existe entre nosotros y lo que estamos observando, lo que estamos viviendo, lo que nos está ocurriendo. Y nos estremecemos sin saber explicar por qué, sin poder explicárnoslo. 

Eso y muchas más cosas es “La distancia más larga” , ópera prima de su directora, guionista y productora, Claudia Pinto Emperador.

Ayer por la tarde, en la Casa de Cultura y con la asistencia de más de cien personas, la película se estrenó en sala con la presencia de Claudia Pinto (directora también de series tan conocidas de Canal-9, como “l’Alqueria Blanca” “Negocis de família”)

Ese lujo, ¡ese lujazo!, llegó de la mano de la Associació de Veïns i Veïnes A. Machado de Rocafort con la colaboración del Ayuntamiento.

Tras la proyección y el coloquio, apenas había distancias.

 

Domingo 25 de octubre de 2015

En la plaza de Manises, el paisaje urbano apenas ha cambiado en los últimos veinticinco años. El Palau de la Generalitat, el de la Batlia, el de los Scala,… un jardincillo diseñado con poca fortuna, una preciosa farmacia desaparecida, el estanco, un par de cafeterías y los tradicionales atascos en la calle Serranos que desemboca en la plaza.

Hasta hace apenas tres meses -esos 100 días que concedemos con displicencia a los gobernantes para que nos cambien el mundo y la vida- el paisaje urbano de la plaza convivía con un paisaje humano compuesto mayoritariamente por tipos de aspecto relamido (hombres y mujeres), enfundados, en general, en sus trajes casi idénticos. Ellos, con los gaznates sujetos a nudos asfixiantes de corbata y ellas uniformadas según los cánones del Ensanche de Valencia con concretas incursiones en el centro histórico.

Ese aspecto exponía un fondo marcial, distante, bastante altivo, y autoritario. Muy autoritario.

Las formas explican el fondo, de eso no hay duda. Y no porque, en este caso, una corbata de Hermès o una falda de Etro definiera incondicionalmente a quienes las vestían, sino porque quienes las vestían las convertían en su modo de posicionarse frente a los demás. El hábito no hace al monje, pero lo identifica; especialmente, si el monje tiene cosas que esconder.

El paisaje urbano de la plaza no ha cambiado; los palacios, el estanco, el hueco de la preciosa farmacia, el par de cafeterías y los atascos, se mantienen. Sin embargo, salta a la vista que el paisaje humano es totalmente diferente.

Ahora, no cruza la plaza una corbata de Hermès ni el plisado de Etro (que también habrá); ahora pisan la plaza de Manises hombres y mujeres que protagonizan gestos que a lo largo de más de 20 años se habían convertido en extraordinarios. La amabilidad, la naturalidad, la cordialidad y la cortesía de esos hombres y mujeres, constituyen un regalo que la inmensa mayoría de los observadores de la plaza hemos incorporado felizmente a nuestra rutina en apenas 100 días.

Sí, es asombroso. Y rigurosamente cierto.

Acercaos a la plaza y observad: el nuevo paisaje humano es alentador.

Martes 6 de octubre de 2015

 

Hay sentencias judiciales que el común de los mortales no entendemos. Y no es a causa de su lenguaje inexplicablemente farragoso y antiguo todavía, ni del incorrecto uso de algunos términos y conceptos propios de la administración pública ni de su deficiente sintaxis ni del pésimo empleo que hacen de los signos de puntuación. No, no es nada de eso.

El común de los mortales, a pesar de las pocas habilidades lingüísticas que muestran algunos jueces y magistrados, leemos bien sus sentencias; es decir, entendemos cómo lo dicen pero no entendemos lo que dicen ni compartimos a santo de qué lo dicen.

Una sentencia judicial es, en general, un texto en el que un Juez, un Magistrado o una Sala, expone el caso que le ocupa, relata los antecedentes probatorios (Antecedentes de Hecho) de esa causa y con Fundamentos Jurídicos/Fundamentos de Derecho razona y motiva el Fallo que dicta.

Hace unos días llegó una sentencia al Ayuntamiento. La firma la Magistrada-Jueza del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Valencia, Laura Alabau Martí.

El fallo de esa sentencia obliga al Ayuntamiento a devolverle a Carlota Navarro Ganau, concejala del PP durante veinte años, la cantidad de 3.810,63€.

Ese es el dinero que el Ayuntamiento gastó en su defensa procesal [en la de ella personalmente] ante la demanda que presentó el grupo municipal socialista en 2008 -y cuyos miembros pagamos de nuestro bolsillo-  contra el propio Ayuntamiento porque se negó a pedirle que devolviera el dinero que había cobrado indebidamente entre 2003 y 2007, mientras cobraba otro salario de la administración pública por su dedicación en exclusiva en la Diputación.

En aquella demanda, -como ya he dicho- el grupo municipal socialista exigió al Ayuntamiento que reclamara a la concejala Navarro el dinero que había cobrado (unos 24.000€ aproximadamente); no se lo exigió a ella, sino a quien se lo pagó. Por lo tanto, no necesitaba una defensa procesal personal [no había necesidad pero sí mucho miedo, añado ahora]

El Ayuntamiento defendió ante los Tribunales haberle pagado y abonó al mismo despacho de Abogados que llevaba la defensa personal de la concejala, una cantidad parecida. 

En marzo de 2010, una curiosa sentencia del Juzgado número 2 de lo Contencioso-Administrativo de Valencia consideró que el Ayuntamiento no tenía por qué recuperar el dinero que había pagado a la concejala Navarro durante el mandato municipal 2003-2007.

El grupo municipal socialista, en 2010, recurrimos en apelación esa sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ), que en su Fallo de diciembre de 2012 revocó la sentencia del Juzgado número 2 y obligó al Ayuntamiento a exigirle a la concejala Navarro Ganau la devolución de lo que debía y los intereses legales de ese dinero.

Cuando llegó el Fallo del TSJ, en enero de 2013, yo era la alcaldesa. En su momento, en 2008, promoví la demanda junto a mis compañeros del grupo municipal socialista en la oposición, Pilar Núñez, Make Cortés y Ricardo Pérez.

Sí, lo hice, lo hicimos. Recuperamos para el Ayuntamiento más de 27.000€ y nos costeamos de nuestro bolsillo los gastos del procedimiento judicial.

Sin embargo, la entonces concejala Navarro -obligada a devolver más de 27.000€ a la Hacienda municipal- contó con una defensa personal ejercida por el mismo despacho de Abogados que defendía a la vez al Ayuntamiento, y hemos de pagársela entre todos.

La Magistrada-Jueza Alabau, en su actuación del pasado 11 de septiembre, enjuicia el hecho de manera curiosa y elabora una sentencia… digamos que sorprendente para fundamentar su Fallo.

En el Segundo de los Antecedentes de Hecho, por ejemplo, señala que el Ayuntamiento no aporta sino pruebas documentales para exigirle a la ya ex-concejala el pago de su defensa procesal. Y es verdad, el Ayuntamiento aporta el Fallo del TSJ, un informe de la intervención municipal y otro de la defensa jurídica externa. 

Todo ello insuficiente, parece ser, a ojos de la Magistrada-Jueza. Por mi parte y desde mi ignorancia procesal, nada que añadir.

Pero lo más llamativo se aprecia en el apartado de Fundamentos Jurídicos que enumera.

En el Segundo de esos Fundamentos, la señora Alabau afirma que “[…] el Pleno del Ayuntamiento facultó al alcalde -entonces Sebastián Bosch- para que propusiera a la Comisión de Gobierno [en este caso, la Magistrada-Jueza desconoce el cambio de denominación de ese órgano de gobierno local que pasó a llamarse Junta de Gobierno Local, según la Ley 53/2003, de 16 de diciembre] la designación de Abogado y Procurador para la comparecencia [de la concejala Navarro Ganau]”

Es imposible que la defensa de la concejala Navarro pudiera aportar alguna prueba al respecto, porque ni existió tal pleno ni tampoco ningún acuerdo de la Junta de Gobierno Local. Sin embargo, la Magistrada-Jueza da por hecho que así sucedió y a partir de esa idea errónea, transmitida por la defensa de Carlota Navarro sin ninguna prueba y aceptada sin condiciones por la señora Alabau, esta abraza los (falsos) argumentos de la defensa y los hace suyos.

Los hace suyos hasta el extremo de olvidar que -en el caso de que ese pleno se hubiera celebrado- la concejala Navarro, naturalmente, habría formado parte de él; y, que, por lo tanto, hubiera sido conveniente conocer cuál había sido el posicionamiento de la concejala sobre facultar al alcalde o no para proponer a la Junta de Gobierno Local la designación de un abogado y de un procurador para su defensa [la de ella].

Del mismo modo, la señora Alabau ha olvidado también comprobar cuál fue la postura de la concejala Navarro en aquella Junta de Gobierno Local, en el caso de que se hubiera celebrado. Porque la señora Alabau no puede haber pasado por alto la condición de teniente de alcalde que ejercía Carlota Navarro y, por consiguiente, su natural adscripción a ese órgano de gobierno municipal en el que debió adoptar una postura al respecto; es decir, o bien votó a favor, o se abstuvo o, como da por hecho la señora Alabau en su Fundamento Jurídico Tercero, la concejala Navarro rechazó la posibilidad “[…] de ser dotada de representación y defensa en [el] procedimiento contencioso administrativo” 

O sea, que la Magistrada-Jueza insiste en su Fundamento Jurídico (Tercero) que no consta que Carlota Navarro pidiera ser dotada de representación y defensa en ese procedimiento y que fue un acuerdo plenario [inexistente] el que facultó al alcalde para proponer en ese sentido un acuerdo [también inexistente] a la Junta de Gobierno Local.

Pero aún hay más, la señora Alabau, en ese mismo Fundamento Jurídico Tercero, introduce una consideración personal que, en mi modesta opinión, no goza de ningún aval jurídico para convertirse en uno de los fundamentos de Derecho a los que apela.

La Magistrada-Jueza dice textualmente: 

“[…] En el caso que nos ocupa, procede considerar que el recurso en que compareció la actora [Carlota Navarro] fue instado por el grupo municipal que al parecer ostenta ahora el gobierno local […]”

¿Y qué?, cabe preguntarse.

¿Es que a la Magistrada-Jueza le parece importante considerar quién gobierna en el Ayuntamiento para juzgar si es legal o no el asunto que se le plantea?

Esas cosas son las que el común de los mortales no entendemos de algunas sentencias y de sus juzgadores.

Por supuesto que el Ayuntamiento cumplirá con la sentencia.

Devolverá a Carlota Navarro Ganau los 3.810,63€ que gastó en su representación y defensa procesal, a pesar de que fue ella quien la exigió [sin necesitarla, como señala la señora Alabau a lo largo de la sentencia]; a pesar de que ni hubo acuerdo de Pleno ni de la Junta de Gobierno Local que la avalara; a pesar de que por sentencia del TSJ hubo de devolver a las arcas municipales más de 27.000€; a pesar de que el gobierno municipal del PP no había cumplido con su obligación y lo sabía; a pesar de que Carlota Navarro, que también lo sabía, se rió una y otra vez -en público y en privado- del asunto y, por lo tanto, de todos los vecinos; y a pesar de que al común de los mortales decisiones judiciales como esta nos dejan perplejos y nos sitúan -sin desearlo- en una orilla distinta a la que ocupan quienes las dictan.

 

 

 

Martes 29 de septiembre de 2015

 

…y hoy ya es 29 de septiembre.

Salvo acordar por unanimidad y en riguroso directo que “un vaso es un vaso y un plato es un plato“; avergonzarnos -casi unánimemente- de que sea un periodista quien le explique al presidente del Gobierno en qué consiste la nacionalidad española… ¿y la europea?…, ¡también!

Salvo comprobar que lo del domingo era lo era, porque el mismísimo ministro de Asuntos Exteriores de España aceptó un debate con el número 5 de una candidatura y todo un ex-Jefe de Estado, presidente de la República de Francia, hubo de acompañar al presidente Rajoy…

Salvo sorprendernos -una mayoría nada desdeñable- de que sea el ministro de Justicia quien haya explicado hoy las razones por las que la Fiscalía ha actuado de una manera y no de otra (¡Montesquieu, vuelve!)…

Salvo reconocer esas perogrulladas y abrigar la esperanza de que a mediados de diciembre se pueda disolver tanta estupidez y tanta mezquindad…

Salvo eso y poco más, confirmar que es 29 de septiembre, que sigue lloviendo y que este año no ha habido “veranillo de san Miguel”, resulta casi increíble.

Por no ayudar, ya no ayudan ni las tradiciones.

 

 

 

 

Martes 22 de septiembre de 2015.

No sé quién o quienes escriben con el seudónimo Rocafort Tribune y Eva Tribune

Hace algunos meses, alguien bajo alguno de esos alias se puso en contacto conmigo a través de mi correo electrónico, para pedir mi opinión acerca de una noticia (no recuerdo cuál era).

Respondí que desconocía a quién me estaba dirigiendo y le pedí que, del mismo modo que él/ella conocía sobradamente mi identidad, me revelara la suya.  No era por una cuestión de curiosidad, sino por respeto recíproco.

Fuera quien fuera quien me respondió, argumentó que las personas que dirigen ese blog tenían motivos para  mantener su anonimato en sus publicaciones y comunicaciones, basándose en que habían recibido muchas críticas subidas de tono y querían evitar que, en especial sus familias, pudieran sufrir a causa de las “[…] posiciones de los diferentes bandos que acaban atacando y provocando daños colaterales” (sic)

El argumentó me sorprendió, sin embargo decidí responder. Antes de remitir la respuesta que me solicitaba, recibí otro correo en el que Eva Tribune me agradecía haber contestado a sus correos y me anunciaba que […] hemos decidido no publicar la noticia para no fomentar odios fuera de lo racional” (sic)

Durante este fin de semana, leí una de sus noticias; la relativa a la subvención extraordinaria de la Diputación con cargo a su superávit de 2014.  En el texto publicado se introdujo una afirmación que no era cierta. Según ese blog:

“Tras intentar consultar con los partidos en el gobierno, y dado que uno de ellos ya hace meses que nos indicó no querer hacer declaraciones a este medio, nos pusimos en contacto con los dos restantes” (sic)

Me molestó que se hiciera una declaración falsa y, en consecuencia, que se hubiera actuado excluyendo sin ninguna razón a uno de los grupos municipales del gobierno.  Y así lo comenté en su blog y en algún perfil de facebook en el que Rocafort Tribune /Eva Tribune había compartido la noticia.

Como respuesta, conseguí que la incorrecta afirmación que se había publicado se convirtiera en un juicio de valor. Es decir, nada que ver con la objetividad de una información sino con la subjetividad de una apreciación personal.

Hubo un cruce de comentarios -siempre corteses- en los que Rocafort Tribune insistía en que me había remitido las preguntas sobre la noticia de la subvención extraordinaria de la Diputación y a los que yo respondí confirmando que no existía ningún correo al respecto en mis bandejas de entrada, entre ellas la que ya habían utilizado tiempo atrás. (Huelga señalar que Rocafort Tribune había adelantado públicamente el 19 de septiembre que solamente se habían puesto en contacto con dos de los grupos  municipales en el gobierno)

No obstante, el blog Rocafort Tribune publicó en un perfil de facebook (Paisanos de Rocafort) el coreo electrónico que -según afirmaba- enviaron al correo gabinetalcaldia@rocafort.es, el pasado 16 de septiembre.

Ante ese testimonio, respondí que consultaría el lunes por la mañana esa bandeja de entrada a la que no tengo acceso directo y que respondería a las preguntas que me habían formulado en ese correo.

Amablemente, durante el mismo fin de semana re-enviaron a mi dirección electrónica de “alcaldesa” el correo que presuntamente habían remitido el 16 de septiembre a la dirección gabinetalcaldia@rocafort.es. [Y me permito usar la palabra “presuntamente”, porque ayer lunes comprobé personalmente que no existe en ninguna de las bandejas de entrada de esa dirección ni en las de gabinetealcaldia@rocafort.es ningún correo de tribune.rocafort.opinion@gmail.com o de cualquier otro correo de ese blog]

A pesar de todo lo que he explicado, ayer lunes -tal y como me comprometí con ese blog- respondí al cuestionario que me remitieron a mi correo de “alcaldesa”.  Lo hice porque considero muy importante que los lectores de ese blog conozcan cómo y por qué se ha actuado de una manera y no de otra desde el gobierno municipal, respecto a la subvención extraordinaria de la Diputación.

Desconozco el uso informativo que el blog Rocafort Tribune pueda dar a mis contestaciones. Esa es la razón por la que transcribo literalmente sus preguntas y mis respuestas.

Nota: En gris sus preguntas y en rojo mis respuestas.

 

Ens agradaria si fóra possible ens contestara a unes preguntes, que farem també als altres dos partits al govern, sobre les adjudicacions anunciades del passat dia nou. Es lliure de contestar les que consideres oportunes i ometre les que no crea convenients.

1. Es van assabentar de les ajudes adjudicades el dia nou o tenien constància abans?

El divendres 31 de juliol, el president de la Diputació juntament amb la vicepresidenta primera convocà tots els alcaldes i els portaveus de la comarca de l’Horta nord a una reunió a Bonrepós i Mirambell on avançaren la intenció de treure endavant una línia de subvenció especial a càrrec del superàvit de 2014.

En aquell moment encara ells mateix desconeixen el què i el com, ja que estava en mans dels funcionaris provincials encaixar-la [la nova línia de subvenció] en el marc legal i econòmic i redactar els criteris, els requisits que havíem d’acomplir els ajuntaments per accedir-hi i els terminis.

La Ordre va ser publicada en el BOP del passat 9 de setembre.

A partir d’eixe moment coneguérem els diners que es destinaven a Rocafort i la regidora Pilar Núñez començà  a treballar amb tot tipus de informació dels departaments de secretaria, intervenció i oficina tècnica municipals per tal d’esbrinar els requisits de les obres/inversions que podíem plantejar, els criteris de selecció els quals demanava la Diputació per admetre-les o no, la no coincidència amb altres obres/inversions que ja estan previstes en altres programes provincials, la paperassa que havíem de remetre abans de dilluns 21 de setembre, així com la possibilitat reial de poder remetre també projectes/memòries valorades, etc.

Eixe treball acaparà la dedicació de dijous 10, divendres 11, dilluns 14, dimarts 15, dimecres… i encara bona part de la de divendres 18 (els condicionants tècnics de la convocatòria no eren gens fàcil de traslladar a una proposta definitiva)

No obstant això, a través del correu electrònic, la regidora de Hisenda i Inversions anava informant els membres del govern de tot allò que podia anar aclarint-se.

2. Respecte a la reunió d’anit amb els veïns, perquè el PSOE no va fomentar una reunió de la mateixa índole sabent des del Dimecres passat l’existència d’aquestes ajudes?, es van proposar idees noves o eren ja idees anticipades pels grups polítics convocants? tenen ja una llista d’idees o projectes a presentar que puga ser posada en coneixement públic? Alguna d’aqueixes idees parteix dels ciutadans que van aportar anit les seues necessitats?

Dilluns 14, durant la reunió de govern, Pilar Núñez explicà els membres del govern que estaven presents quines eren les “pegues” que s’hi estaven trobant i les dificultats afegides.

Tot i això, tornarem a convocar-nos a una reunió per a l’endemà dimarts 15, a les 5 de la vesprada.

Per diverses raons que no vénen al cas ara, el mateix dilluns 14 haguérem d’ajornar la reunió del s’endemà i traslladar-la a les 8 de la vesprada.

Com ja explicà el regidor Eduard Comeig, les presses a l’hora de fer la convocatòria d’eixa reunió ciutadana (el mateix dia) els obligaren a no pensar que eixe mateix dia i a la mateixa hora encara havíem de reunir-nos, no per a “tancar” una proposta sinó per a conèixer encara de què estàvem parlant. Per les presses també, com ell mateix assenyala, no pensaren els partit convocants que el més adient hagués estat fer-la  els tres grups que formem el govern.

Tot i això, el grup municipal socialista sí hi estiguérem i col·laborarem a explicar els dubtes que es plantejaren.

Precisament, el grup municipal socialista porta més de 8 anys convocant els veïns i veïnes per escoltar-los i explicar tot el que se li demana. Durant l’oposició –entre 2007 i 2011- ho feia després de cada sessió plenària i sempre que hi havia assumptes d’interès municipal.

Com alcaldessa, ho he fet cada sis mesos. I seguiré fent-ho.

Durant la reunió de la setmana passada els veïns proposaren idees, però en molts casos les característiques especials d’aquesta subvenció no permetien d’acollir-les. Així ho vaig explicar personalment allí i així ho explicà la regidora de Hisenda i Inversions.

Dimecres 16 de setembre, Pilar Núñez presentà davant els membres de la comissió informativa de Hisenda –on estan representats tots els grups municipals- un esborrany de les actuacions que podrien fer-se, atenent les opinions tècniques de diversos departaments municipals.

Eixe esborrany tampoc era una llista tancada i tots els grups municipals tingueren l’oportunitat de dir la seua.

Cal dir que molts veïns i veïnes que acudiren a la convocatòria, una volta els explicarem els condicionants que hi havien i aclarirem que algunes de les seues propostes ja estaven incloses en altres programes de la Diputació, potser es quedaren una mica decebuts.
Per les característiques tant especials de la convocatòria i el termini tant curt al qual ens hem d’ajustar, el plantejament de la reunió era molt difícil.

Tot i això, s’aprofità l’ocasió per escoltar i resoldre els dubtes; i això sempre és bo. Molt bo.

3. Finalment, com serà la presa de decisions entre els tres partits en el poder sobre qual projecte escometre, com no i la partida que se li adjudicarà?

Com ho hem fet fins ara: parlant, escoltant, coneixent les circumstàncies tècniques i les especialíssimes de falta de personal de l’Ajuntament i acordant les actuacions més oportunes tant per la seua viabilitat, la seua necessitat i la nostra (la de tot el govern) responsabilitat.

Dijous vinent, 24 de setembre, se celebrarà el ple ordinari a les 20h. Donaré compte públicament de totes les obres/inversions, de la despesa econòmica i de la conveniència de cada una d’elles, així com del calendari d’actuacions des del passat 9 de setembre.

Moltes gràcies.

Una salutació
Rocafort Tribune

 

Todas las personas que me conocen saben sobradamente que siempre estoy dispuesta a responder a las preguntas que se me hacen, a intentar resolver las dudas que se me plantean y a rendir cuentas de mis actuaciones. Nunca lo he hecho bajo un seudónimo o cobijada en el anonimato.

Soy una mujer pública y sé lo que significa.

Los medios informativos y/o de opinión que proliferan en la red también son públicos. Probablemente, es mucho más fácil y menos arriesgado esconder la identidad propia (o de un grupo) para escribir. Sin embargo, eso no significa hacerlo con más libertad sino justamente lo contrario; porque la libertad consiste, precisamente, en expresarse con rigor, con conocimiento de causa, con respeto a las personas (y no necesariamente a sus opiniones y mucho menos a sus juicios de valor) y sin ataduras.

Hacer bandera de todo eso es un derecho que merece y debe ser firmado con nombre y apellidos, pero también es una obligación en beneficio de los derechos de los demás.

Viernes 28 de agosto de 2015

Sí, la Noche de Carnaval es un desmadre abusivo e innecesario.

Hay datos que deberían hacernos reflexionar a todos.

Anoche, el despliegue fue de más de 75 efectivos entre Policía Local, Guardia Civil, USECI (Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil), Protección Civil y personal Sanitario. Tres ambulancias, el Centro ambulatorio de Rocafort abierto y el Centro de Salud de Godella, reforzado.

La recaudación de la barra de esa noche no puede justificar que las calles se conviertan en vertederos. Fiar la capacidad económica para sacar adelante una fiesta al consumo de alcohol desbocado, es un error tremendo que pagamos todos. Y lo pagamos con dinero público y con nuestra propia vergüenza.

Como alcaldesa, es el quinto año que paso en vela junto a la Policía Local, la Guardia Civil y los voluntarios de Protección Civil. Lo hago porque hay que estar allí para ver qué es lo que realmente pasa, por qué pasa y cómo responden los servicios de seguridad y el sanitario. 

Puedo asegurar que trabajan con prudencia y con una profesionalidad exquisitas. Conocen mejor que nadie cuándo han de actuar y de qué modo: tranquilizando a los exaltados, restando importancia a lo que de verdad no la tiene, aconsejando a los que van pasados, animando a los que no se sostienen e interviniendo cuando han de hacerlo para garantizar la seguridad de todos.

Todos los años, desde 2011, introducimos mejoras en la seguridad y ampliamos ese dispositivo y el sanitario. Desde 2012, solo se permite celebrar un solo discomóvil y no hasta 5 como sucedía antes. 

 Sin embargo, por muchas medidas que adoptemos el final es desolador.  A pesar de los controles de acceso a Rocafort, a pesar de que no se permite ni el tránsito ni el aparcamiento de vehículos en las calles adyacentes a la plaza, a pesar de situar zonas de aparcamiento en el polígono de Godella y en el Bovalar. A pesar de todo.

Ni triplicando los efectivos (con el aumento de gasto que supondría) se puede garantizar que una marabunta invada calles, plazas, Polideportivo, parques, paseo de la acequia, portales,… Anoche, más de 6.000 personas lo hicieron.

Es vergonzoso que haya menores que a las 3 de la mañana -y hablo de niños y niñas de 13 y 14 años-, estén bebiéndose todo lo que encuentran y que sus padres desconozcan dónde están.

Es vergonzoso que los comas etílicos de anoche los sufrieran niños y niñas en edades comprendidas entre los 12 y los 19 años.

Es vergonzoso que el Carnaval de Rocafort se haya convertido en un reclamo para que aquí se pueda hacer lo que a uno le venga en gana, cuando le venga en gana y donde le venga en gana.

Es vergonzoso que la fiesta -la que sea- se nutra económicamente a costa de este despropósito y del vandalismo que acarrea.

Es cierto que hay muchos menos incidentes que antes, es cierto que quienes están en el centro de la plaza disfrutando no tienen nada que ver con lo que ocurre por los alrededores y es cierto que todo está limpio a las 8 de la mañana.

Es cierto también que la de anoche fue la discomóvil más tranquila que se recuerda. Ni una sola intervención fue necesaria, ninguna pelea, ninguna bronca.

Pero no es suficiente.

Hay que cambiar el formato y me consta que algunos miembros de la Cofradía de santa Bárbara están totalmente de acuerdo y muchos jóvenes de Rocafort, también. 

El problema no es que la música que se pinchó anoche fuera dance del duro, que no sonara pachangueo veraniego o que no escucháramos a Enrique Iglesias y a Pitbull.

No, el problema no es la música. El problema es la fama que arrastra esa Noche desde hace demasiados años. Se sabe desde siempre que en Rocafort la Noche de Carnaval para demasiados la música es lo de menos, pero que todo es posible porque las calles son urinarios públicos, escenarios para las broncas y los gritos, para el botellón, para las borracheras, los vómitos… Quienes actúan así, ni siquiera se acercan a la plaza a disfrutar de la música.

Y no. Porque esa Noche es nuestra, es de Rocafort, y queremos compartirla con más gente pero a nuestra manera.

La verbena de Nicolás Alonso, en apenas 5 años, se ha convertido en la más divertida, la más concurrida y la más esperada por todos. Hay música y también hay alcohol. Ni un solo incidente, ni peleas, ni comas etílicos, ni la calle convertida en un vertedero…

Hemos de convencernos de que no se trata del interés de unos pocos, sino del interés general de todos.

Esto vamos a arreglarlo juntos. Tenemos un año para hacerlo y mucho más tiempo para mejorarlo.

Jueves 20 de agosto de 2015

 

25 mujeres asesinadas

8 mujeres probablemente asesinadas

24 menores huérfanos

35.714 llamadas al 016 (desde el 1 de enero hasta el 31 de mayo)

(Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad)

De un hachazo, degollada, acuchillada, estrangulada, apaleada, incendiada, encendida, derrotada, derribada, aplastada, asustada, humillada, vejada, asfixiada, despreciada, avergonzada, silenciada, escondida, herida, anulada, rota, violentada, violada. Muerta.

Sí, muerta. Muertas.

Quizá hubo vida antes de aquel minuto en el que todo cambió; antes del primer grito, de la primera humillación o del primer empujón. Antes de casi todo. Antes incluso de que llorara como un imbécil cada vez que te hería en público o en privado.

Es posible que todo fuera diferente. Antes.

¿Te acuerdas…? No, ya no puedes recordar porque apenas puedes pensar.

Estás muerta aunque respiras, cocinas, te peinas, planchas, te acicalas, limpias el baño, el comedor, las habitaciones, la cocina y la terraza. Besas su frente.

Muerta, aunque sigues trabajando dentro y fuera de casa. Muerta, aunque ordenas los armarios, tuiteas, paseas al perro, cuelgas tus fotos en facebook, vas a la tintorería y aprovechas las rebajas para renovar las toallas.

Muerta, aunque abrazas a tus hijos, vigilas su calendario de vacunas, escudriñas sus bolsillos y te importan sus estudios. Muerta, aunque sales de cena con tus amigas, visitas a tus padres  y eres una anfitriona perfecta.

Estás muerta cuando subes al metro y abres tu e-book. Cuando bajas y enfilas la calle, ojeas los escaparates y suspiras.

Aquel te quiero pronunciado con rabia anunciaba lo peor. Aquella mirada diferente presagiaba lo peor. Aquel portazo injustificado pronosticaba lo peor.

Llegó el abuso que te desconcertó. Apareció su carcajada y te sorprendió. Caló la humillación y te aturdió. Más, todavía más.

Él seguía susurrándote al oído cuánto te quería y te pedía perdón por quererte tanto. Renunciaste a la camiseta ceñida que te gustaba. Accediste a enseñarle tus watsApp. Prometiste no cambiarte el color de pelo. Disculpaste su ausencia en la mesa, en la reunión del colegio, en la fiesta sorpresa, en la celebración familiar y en tu cama.

Justificaste sus silencios, sus arrebatos, sus insultos y sus lágrimas borrachas de alcohol y de infamia.

Nunca más top-less, nunca más su camisa sin planchar, nunca más macarrones con queso, nunca más un libro en tu mesilla, nunca más tu sonrisa brillante -provocativa, la llama tu asesino.

Nunca más todo.

Todo salvo lo que yo diga, lo que yo piense, lo que yo opine, lo que yo aguante, lo que yo considere, lo que yo decida, lo que yo acepte, lo que yo te permita […] te quiero, nena. te quiero, cari. te quiero, guapa. te quiero, cariño. te quiero, mamá. te quiero, churri. te quiero, tesoro. te quiero, bombón. te quiero, mi niña. te quiero pero no lo entiendes. te quiero más que a mi vida. te quiero solo para mí. todo lo hago por ti. me deslomo por ti. si te vas, me mato. si me dejas, me muero. si coges la puerta, no ves a los niños. si sales, no entras. si lloras, te pego. si gritas, me espantas. acércate más. no me rehuyas. no sabes qué estás haciendo. vas a conseguir que me enfade. no te comprendo. no te escondas. me vuelves loco. es culpa tuya. todo es culpa tuya. siempre.

¡Que te jodan! Me has arruinado la vida. Me sacas de quicio. ¿Lo ves?, eres tú la que me amargas, la que no me quiere, la que lloriquea. Se acabó. no vas a volver a ver a los niños. tú a cambio de ellos. ¡Que te jodan! Te avisé, te lo dije, te lo supliqué, te lo has ganado, te lo mereces. te lo mereces todo.

Estás muerta. 

La espalda se comporta como un arco tensado por la enorme curvatura del vientre; las caderas, ensanchadas para abrazar la rotundidad de este cuerpo distinto, equilibran el peso que sostienen las piernas. Se quejan, cada calambre es una mordedura que enerva los músculos que encuentra a su paso.

Los pies, hinchados por el peso, cargan sobre ellos el contenedor de vida cuya arquitectura ha sido calculada para la ocasión.

El cuerpo entero está  listo para volcar una vida en la vida.

Jueves, 6 de agosto de 1987. Mis padres y yo reímos sin parar durante la comida. Adriana, mi hermana pequeña, tiene 9 años y unos ojos inmensos que lo dicen todo porque todo lo ven. Mira y ríe con nosotros otra ocurrencia de mi madre que desata la carcajada. La risa de mi madre es contagiosa, luminosa, inolvidable.

Me levanto con cuidado pero soy incapaz de dar un paso… se está derramando un líquido tibio y dulzón que no sé identificar.

Mi padre prefiere ignorarlo -no se atreve a imaginar lo que le aterroriza de antemano- y se lleva a Adriana al sofá para ver el capítulo de El coche fantástico. Ella quiere quedarse, lleva esperando diez días en mi casa a que suceda precisamente esto aunque aún no comprenda qué es esto.

Se escabulle del abrazo de mi padre y regresa junto a nosotras. Me mira con sus ojos enormes porque intuye que hay una explicación y quiere escucharla. No hay tiempo, mi padre la llama con insistencia.

Mi madre me tranquiliza mientras mi vientre se contrae por los cuatro costados. Una ducha, sí una ducha fresca. El calor es insoportable.

Escucho sus latidos rápidos y cortos en ese fondo de agua extraño que evoca un mundo muy diferente a este. Apenas cabe. Hinca sus taloncitos justo debajo de mis costillas, inquieta, preparada para atravesar el estrecho canal. La cabeza encajada y el cuerpo encogido.

Aún no es el momento. Regresamos a casa para darle tiempo. Como máximo esta noche, porque solo queda líquido suficiente hasta mañana.

Mis manos recorren el vientre duro y extremado, tamborileo sobre él con los dedos para que me responda como lo ha hecho durante los últimos meses. Ya no quiere jugar. Debe estar asustada o harta o enfrascada en hacerlo bien, reconocer la salida, descender, resbalar, dejarse caer sobre mi vida en el mundo, su nuevo mundo. El nuestro.

Viernes, 7 de agosto de 1987. Ha desaparecido la presión contra mis costillas. Silencio.  Ni un solo movimiento. Quiero sentir su decisión sobre mi propio cuerpo, una contracción, dos, tres… poder registrarlas en el periodo de tiempo que indique que todo empieza. Nada, absolutamente nada. Está subiendo la madrugada y me agota.

Pienso en la palabra que la nombre: Málaga. Esdrújula. Nasal bilabial sonora – vocal abierta – lateral alveolar sonora – vocal abierta – oclusiva velar sonora – vocal abierta. Suave. Aterciopelada. Casi perfecta. Mi familia piensa en la ciudad, en la guardería, en el colegio, en la insolencia infantil, en la procacidad de la adolescencia… Llevo semanas intentándolo: me rindo.

Duermevela: Fiona. Limpia, tenue, llena, brillante, amplia, redonda. No me importa la fricativa labiodental sorda.

A las 8 de la mañana en el hospital, hay que provocar el parto. Pocos minutos para las 05,30, otra ducha fresca. Me recreo en la hermosa redondez que me convocará al esfuerzo.

Cruzamos Valencia y los termómetros callejeros anuncian el infierno del poniente. Este me lo voy a perder, pienso mientras sonrío.

La habitación huele a blanco. Mi marido y mi madre enmarcan la realidad de esta situación de la que he decidido ausentarme. Frente a mí, una enfermera con brazos en jarra me pregunta a qué espero para cambiarme. Hay una bata azul sobre la cama. “Desnúdate”, y obedezco.

El ascensor nos lleva a otra planta. Una cama, un reloj de pared, un monitor, un gotero, unas cortinas que me separan de otra cama, de otro reloj de pared, de otro monitor, de otro gotero. No sé para qué sirve todo esto, mi vientre forma parte de mí.

Me siento rara en un lugar preparado para librar una batalla. El monitor vocifera los latidos rápidos y cortos, cada vez más acelerados. La matrona ha tomado el mando: la puerta está apenas entornada y el gotero comienza a liberar oxitocina.

No siento ningún dolor. “Lo sentirás” -me susurra cariñosamente- y se da media vuelta. No me lo creo. Es todo tan apacible y tan ajeno a mí misma, que no me lo creo. Es ridículo lo que está pasando.

Mi madre me sonríe y hay un gesto apenas perceptible de preocupación. Enric me acaricia el cabello. Actúan como cómplices y la escena me divierte.

Todo sucede de repente. Las 12,05h y el vientre se contrae con una fuerza asombrosa que me deja sin respiración. Cuando me recupero, estoy asustada. No creo que pueda resistir otra embestida como esta. Transcurren unos minutos y todo mi cuerpo se prepara para la siguiente. Estoy confundida mientras subo esa ola de dolor y a duras penas alcanzo la cresta. El descenso me alivia pero debo corregir inmediatamente la respiración porque ya está llegando la siguiente. Una tras otra, logro acompasar mi decisión de respirar a las órdenes que me imponen.

No quiero ver a nadie, solo quiero que esto acabe. Viajo en una noria enloquecida en la que el dolor modifica la amplitud de su diámetro. Cada vez mayor, cada vez más lejos. Un dolor denso, ardiente, estruendoso, hondo, disparatado, animal, inabarcable, desgarrador… inexplicable. No hay alivio posible en el descenso porque ahora la caída solo sirve para garantizar que habrá un siguiente ascenso casi inmediato.

“Tranquila”, escucho. “No pasa nada. Todas pasamos por esto”

No quiero que nadie me hable, ni que me toque ni que decida por mí. Estoy demasiado cansada y debo seguir avanzando. Es un trabajo extenuante. A solas mi cuerpo y yo. La maldita puerta sigue entornada y hay una fuerza extrema que la empuja para abrirla de par en par.

No puedes, no debes, no lo hagas todavía. Respira. Aguanta. Descansa. Respira. Aguanta. Descansa. Escúchame: Respira. Aguanta. Descansa.

No soy yo quien empuja, no soy yo quien decido, no soy yo. ¡Joder, que no soy yo!

Sí lo eres. Mírame: eres tú quien decides. No empujes. No lo hagas. Confía en mí.

Hay un enorme foco blanco sobre mi cuerpo. No recuerdo cómo he llegado hasta aquí ni cuánto tiempo llevo. También hay un reloj de pared frente a mí. Marca las 14,22,23,24,25,… Adivino ojos tras las mascarillas. Hablan de sus vacaciones; sus movimientos son precisos, aprendidos en la rutina. Me marea el esfuerzo para frenar la fuerza brutal que empuja para desprenderse de mi vientre. Ya no puedo sostenerla más, ¡por Dios, ya no puedo más!

Las mascarillas regresan conmigo. Espera. Lo estás haciendo muy bien. Espera solo un poco, un poco más… ¡Ahora, empuja! Para. Respira. ¡Otra vez! Para. Respira. ¡Otra vez, empuja! Para. Respira. Una más. Para. Respira. Te voy a ayudar, episeotomía y terminamos. ¡Empuja! ¡Con todas tus fuerzas!… Ya llega, la cabeza está fuera… La última vez, ¡hazlo!

La noria ha parado en seco y tengo el cuerpo deshilachado, vacío, hueco. Estoy bañada en sudor. Entreabro los ojos, son las 14,49h

Está tibia y húmeda. Pequeña, muy pequeña. Temo tocarla. Es todo demasiado extraño, ella sobre mi pecho, de repente una vida distinta volcada en la mía. Se la llevan. Espero su llanto. Que llore, por Dios que llore, pienso. Cuando lo hace, abandono la escena muy deprisa. Ya estoy dormida.

Me palpo el vientre y busco su tersura desafiante. No existe. No hay nada. Nada. Me despierto y contemplo mi brazo derecho dibujando el límite de un abrazo tímido, su cabecita junto a mi pecho. La miro y aún no comprendo por qué ya no es mi vientre.

Viernes, 7 de agosto de 2015.  Con el paso de los días, aprendí que a partir de aquel momento se había iniciado la vinculación que nos definía como madre e hija, no demasiado diferente al principio de la que ya habíamos establecido durante casi nueve meses. La suya vital, primaria, natural. La mía afectiva, intelectual, cultural.

Los años fueron corrigiendo aquella tendencia. Nuestra dependencia mutua comenzó a modificarse en algún momento hasta invertirse: la mía, primaria y naturalmente vital; la suya, intelectual y culturalmente afectiva.

Todo listo para volver a empezar.

Fiona, 28 años.

(Y no, no había epidural…)

Martes 4 de agosto de 2014

 

Entrevista publicada el viernes 31 de julio en  El Periódico de Aquí: el Ayuntamiento, la Diputación…

 

 

 

 

 

 

El Ayuntamiento es la línea de la administración más próxima a los vecinos y al ciudadano en general. ¡Tonterías, ni una!

Martes 28 de julio de 2015

 

He recuperado un interesante editorial publicado por El Periódico de Aquí el viernes 17 de julio:

 

 

EDITORIAL

La demagogia de los sueldos políticos

Editorial publicado en El Periódico de Aquí el 17-7-15

La demagogia se instala en la política. La moda pasa por bajarse el sueldo en el caso de los que gobiernan o por criticar las retribuciones si se está en la oposición.

Desde que se constituyeron los ayuntamientos todo parece girar en torno a este asunto cuando lo que están esperando los ciudadanos es que los políticos trabajen y resuelvan los problemas del día a día.

Nos movemos en una especie de obsesión generalizada de que los cargos cobren menos, cuando lo que debe ser objeto de análisis es si realmente se ganan el sueldo que perciben del erario público. Algunos se rasgan las vestiduras cuando ven que un alcalde de un pueblo mediano gana más de 30.000 euros brutos al año, sin importarles que haga más horas que un reloj o que propicie la llegada de inversiones a su municipio. Cierto es que algunos cargos no merecen ni el sueldo mínimo interprofesional pero generalizar, como en cualquier parcela de la vida, no es el camino.

Debemos intentar que en política estén los mejores y para conseguirlo tienen que tener una remuneración similar a la que cobrarían en el ámbito privado. Estar al servicio de lo demás es una tarea noble, pero hacerlo a cambio de nada (o de bien poco) no es fácil. Entre otras cosas porque todos tenemos que cuadrar las cuentas domésticas a final de mes. Los políticos también. Lo que sí es exigible es la transparencia y el no cometer abusos. Hemos conocido casos de políticos que presumían de no cobrar un salario y, sin embargo, percibían cantidades nada desdeñables procedentes de dietas por asistencias y viajes. Las cuentas nítidas y ajustadas a la legislación vigente que regula los salarios en base a la población. A partir de ahí, los políticos deben estar bien pagados y debemos intentar devolver la dignidad a la vida pública poniendo todos algo de nuestra parte.

 

Ya era hora de que un medio de comunicación “se mojara”  en serio sobre un asunto que lleva siendo pasto de la demagogia desde hace mucho tiempo.

Quienes alaban u obligan a que este tipo de gestos se lleven a la práctica, manifiestan en público -en privado, muchos de ellos opinan lo contrario- que la gestión de los recursos públicos y la responsabilidad de ese ejercicio solo merece unos ratos libres a la semana.

Todos ellos dicen públicamente (y repito que en privado es otra cosa) que la política ejercida a través del servicio público es vocacional y que quienes nos dedicamos a ella lo hacemos voluntariamente.

Nada que objetar a eso. Es cierto. Tan cierto como que un bombero, una agente medioambiental, un cocinero, un maestro, una profesora, un médico, un enfermero, una investigadora, un periodista, una somelier, una fotógrafa, un reportero, un arquitecto, una fiscal, un ingeniero… (y hay cientos de ejemplos más), responden también a su vocación y voluntariamente.

¿Se nos ocurre defender que no perciban una salario por su trabajo, su dedicación y su responsabilidad?…

¿Es razonable pensar que un empresario dedique solo sus ratos libres a gestionar su dinero?… ¡Es su problema!, responderán algunos. ¡Claro que es SU problema!, porque se trata de SU dinero, del funcionamiento de SU empresa y de SUS beneficios…

Pero, ¿qué ocurre con las personas que gestionan el dinero de TODOS, que trabajan para mejorar el funcionamiento de los servicios de TODOS y que abordan el interés GENERAL? ¿Es también SU problema?… No, es una cuestión que hemos de resolver entre TODOS y con sensatez. Sin más demagogia, por favor.

Es de agradecer que El Periódico de Aquí haya escrito ese Editorial. ¡Ya era hora de que algunos periodistas apostaran por eso!

febrero 2016
M T W T F S S
« Jan    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

¿Qué queremos hacer?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 502 seguidores