Buscar

Blog de Amparo Sampedro Alemany

ESCRIBIR PARA PENSAR

Etiqueta

Educación

Jo sí tinc por!

 

 

Lunes 21 de agosto de 2017

 

Resultat d'imatges de no tinc por

 

 

Sí, tengo miedo y no voy a esconderlo.

Tengo miedo de los periodistas (?) a los que se les brindan tribunas públicas para que esparzan su odio y proclamen sus bajezas. Y temo a los medios de comunicación que lo permiten.

Tengo miedo de los ignorantes en general y, en particular, de los que administran páginas en las redes sociales y se consideran investidos para sentenciar con las afirmaciones más reaccionarias. Y temo a quienes los jalean.

Tengo miedo de quienes pervierten las palabras y las libertades para acomodarlas al hueco enorme de su falta de inteligencia. Y temo a quienes, sabiéndolo, callan, porque son mucho más astutos.

Tengo miedo de quienes públicamente dicen tenerlo, porque su discurso es una falacia que esconde intereses repugnantes. Y temo a sus seguidores.

Tengo miedo de tipos como Alfonso Rojo, Arcadi Espada, Isabel Sansebastián o Tertsch y tantos otros subidos a los púlpitos de los medios. De políticos vulgares como Mayor Oreja, Cayetana Álvarez de Toledo y otros miles más. De humoristas que, como Peridis, me sellaron la sonrisa hace tiempo. De cabeceras apestosas que se regodean en los conflictos, animándolos o creándolos.

Tengo miedo de los simples, porque son los usuarios de la demagogia. Y también de algunos que se consideran intelectuales y analistas, cuando echan mano de la conquista de Granada.

Tengo miedo de quien escribe en su perfil de twitter, tras el bárbaro atentado del pasado jueves: “Tranquilos. Irán a la cárcel, pero tendrán cama y tres comidas diaria”. Y tengo miedo porque ese personaje administra una cuenta en Fb con centenares de seguidores. Hay miles en las redes sociales que actúan de ese modo tan irresponsable y terrible: desde el presidente del país más poderoso del mundo hasta el niñato ése que, además, vive en mi pueblo.

Fijaos si hay motivos para tener miedo: ¡demasiados!

 

 

 

Anuncios

¿Conciliar?… ¡Anda, ya!

Miércoles, 16 de noviembre de 2016

 

Hace días, escribí una entrada a propósito de la dedicación de muchos concejales a sus obligaciones en sus ayuntamientos y el “castigo” que suelen sufrir en su trabajos habituales.

A veces, reflexionar u opinar sobre asuntos de esta índole sin explicar con datos de qué estamos hablando, no revela el alcance de lo que estamos diciendo.

Por eso, hoy voy a contar la historia de una mujer.

Una mujer que trabajaba en una empresa privada y que era considerada una excelente empleada. Cumplía con creces los objetivos que le marcaban, desarrollaba con éxito los programas de formación a los que se inscribía, era extremadamente puntual en su horario (de 08h a 16h de lunes a viernes -fueran o no festivos- y fines de semana alternos), atendía a los clientes con amabilidad y diligencia, superaba al resto de sus compañeros mensualmente en número de ventas. Una trabajadora ejemplar.

Su empresa anunció que iba a abrir un proceso de mejora de empleo. Su jefa la llamó para informarle de que ella merecía como ningún otro empleado ese ascenso. La animó a presentarse a un curso de formación exprofeso y le garantizó ese ascenso. Ella se inscribió, asistió al curso y lo aprobó sin ninguna dificultad.

Por entonces, ella había aceptado formar parte de una lista electoral. Fue elegida concejala.

Cuando su empresa lo supo, se molestó: ¡concejala y de izquierdas!, pensaron.

En su ayuntamiento los plenos se celebraban bimestralmente en martes a las 11 de la mañana, porque el alcalde de entonces y su equipo municipal pretendían evitar la asistencia de público y, de paso, dificultar la de los concejales que estaban en la oposición como ella.

Ella solicitaba a su empresa los permisos para ejercer su deber público, un derecho constitucional, ¡vamos! Los conseguía a regañadientes a pesar de que la legislación laboral estaba de su parte.

Cuando el proceso de mejora de empleo se abrió, ella no estaba en la lista de admitidos. Sorprendida, habló con su jefa.  No había duda, le anunció que su situación iba a cambiar: la política no es nada bueno, si al menos te hubieras presentado por el PP, para la política ya están los políticos, tú te lo has buscado,…

Los permisos para asistir a los plenos (un derecho reconocido en la legislación laboral) le costaron la mejora de empleo y la pérdida de incentivos mensuales porque su ausencia durante unas horas en su jornada laboral -una vez cada dos meses- computaba negativamente.

Cuatro años más tarde, aquella mujer formó parte de un gobierno municipal. Su empresa aceptó que se ausentara del trabajo un día a la semana, a cambio de que no disfrutara de ningún día libre el resto de la semana (incluidos sábados, domingos y festivos) Por tanto, su día libre semanal lo dedicaba por entero al ayuntamiento; además de dedicarle todas las tardes, una vez acabada su jornada laboral a las 16h. Con su empeño y su extraordinaria dedicación, logró importantes mejoras para la vida de las personas que vivían en su pueblo.

 

Resultat d'imatges de conciliar política y trabajo forges

 

 

Al leer todo lo anterior, habrá quien piense que nadie la obligó a ser concejala. Es cierto, nadie la obligó. Como tampoco nadie obliga a un bombero a plantar cara a un incendio, a un cirujano a meterse en un quirófano diez horas o a un músico a ensayar con su banda los viernes a partir de las 11 de la noche.

Admiramos la profesionalidad de los bomberos, de los cirujanos, de los músicos de una banda,… Nos deslumbra la dedicación de los buenos cocineros, el paciente trabajo de los ceramistas, la labor entusiasta de los investigadores o que las bolilleras pierdan la vista en sus filigranas.

Defendemos a pecho descubierto la enorme dignidad de esas profesiones y oficios (y centenares más que se me quedan en el tintero). Sin embargo, despreciamos el trabajo valiente y honesto de los buenos políticos que ejercen su labor en los pequeños ayuntamientos y desdeñamos su extraordinaria dedicación.

Son personas que no desenchufan cuando asoma el fin de semana o los periodos vacacionales, que duermen con el móvil conectado sobre la mesilla, que están cuando llegan los bomberos, que visitan discretamente al cirujano para interesarse por la salud de un vecino, que no faltan a los conciertos de la banda porque creen en ella, … Son personas de carne y hueso que quieren a su familia con locura, pero que anteponen el compromiso con su pueblo; personas que se dejan la piel y un trozo de vida en una labor pública que muchos son incapaces de valorar, que siguen despreciando y que se castiga.

 

Resultat d'imatges de políticos honestos El Roto

(Imagen: El Roto)

 

Aquella mujer extraordinaria tuvo que renunciar a su vocación política y a seguir con su labor admirable en beneficio de la gente de su pueblo. Se había jugado su puesto de trabajo y demasiadas cosas más.

Jode, y mucho, que aún no seamos capaces de reconocer que el ejercicio honesto de la política es un servicio público tan digno como cualquier otro.

[Claro que, en este caso como en tantos otros, los demagogos han jugado un papel fundamental]

 

Resultat d'imatges de políticos honestos El Roto

(Imagen: El Roto)

 

 

Estás muerta.

Jueves 20 de agosto de 2015

 

25 mujeres asesinadas

8 mujeres probablemente asesinadas

24 menores huérfanos

35.714 llamadas al 016 (desde el 1 de enero hasta el 31 de mayo)

(Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad)

De un hachazo, degollada, acuchillada, estrangulada, apaleada, incendiada, encendida, derrotada, derribada, aplastada, asustada, humillada, vejada, asfixiada, despreciada, avergonzada, silenciada, escondida, herida, anulada, rota, violentada, violada. Muerta.

Sí, muerta. Muertas.

Quizá hubo vida antes de aquel minuto en el que todo cambió; antes del primer grito, de la primera humillación o del primer empujón. Antes de casi todo. Antes incluso de que llorara como un imbécil cada vez que te hería en público o en privado.

Es posible que todo fuera diferente. Antes.

¿Te acuerdas…? No, ya no puedes recordar porque apenas puedes pensar.

Estás muerta aunque respiras, cocinas, te peinas, planchas, te acicalas, limpias el baño, el comedor, las habitaciones, la cocina y la terraza. Besas su frente.

Muerta, aunque sigues trabajando dentro y fuera de casa. Muerta, aunque ordenas los armarios, tuiteas, paseas al perro, cuelgas tus fotos en facebook, vas a la tintorería y aprovechas las rebajas para renovar las toallas.

Muerta, aunque abrazas a tus hijos, vigilas su calendario de vacunas, escudriñas sus bolsillos y te importan sus estudios. Muerta, aunque sales de cena con tus amigas, visitas a tus padres  y eres una anfitriona perfecta.

Estás muerta cuando subes al metro y abres tu e-book. Cuando bajas y enfilas la calle, ojeas los escaparates y suspiras.

Aquel te quiero pronunciado con rabia anunciaba lo peor. Aquella mirada diferente presagiaba lo peor. Aquel portazo injustificado pronosticaba lo peor.

Llegó el abuso que te desconcertó. Apareció su carcajada y te sorprendió. Caló la humillación y te aturdió. Más, todavía más.

Él seguía susurrándote al oído cuánto te quería y te pedía perdón por quererte tanto. Renunciaste a la camiseta ceñida que te gustaba. Accediste a enseñarle tus watsApp. Prometiste no cambiarte el color de pelo. Disculpaste su ausencia en la mesa, en la reunión del colegio, en la fiesta sorpresa, en la celebración familiar y en tu cama.

Justificaste sus silencios, sus arrebatos, sus insultos y sus lágrimas borrachas de alcohol y de infamia.

Nunca más top-less, nunca más su camisa sin planchar, nunca más macarrones con queso, nunca más un libro en tu mesilla, nunca más tu sonrisa brillante -provocativa, la llama tu asesino.

Nunca más todo.

Todo salvo lo que yo diga, lo que yo piense, lo que yo opine, lo que yo aguante, lo que yo considere, lo que yo decida, lo que yo acepte, lo que yo te permita […] te quiero, nena. te quiero, cari. te quiero, guapa. te quiero, cariño. te quiero, mamá. te quiero, churri. te quiero, tesoro. te quiero, bombón. te quiero, mi niña. te quiero pero no lo entiendes. te quiero más que a mi vida. te quiero solo para mí. todo lo hago por ti. me deslomo por ti. si te vas, me mato. si me dejas, me muero. si coges la puerta, no ves a los niños. si sales, no entras. si lloras, te pego. si gritas, me espantas. acércate más. no me rehuyas. no sabes qué estás haciendo. vas a conseguir que me enfade. no te comprendo. no te escondas. me vuelves loco. es culpa tuya. todo es culpa tuya. siempre.

¡Que te jodan! Me has arruinado la vida. Me sacas de quicio. ¿Lo ves?, eres tú la que me amargas, la que no me quiere, la que lloriquea. Se acabó. no vas a volver a ver a los niños. tú a cambio de ellos. ¡Que te jodan! Te avisé, te lo dije, te lo supliqué, te lo has ganado, te lo mereces. te lo mereces todo.

Estás muerta. 

#Rocafort: +Educació

Parlar d’Educació a Rocafort, és parlar d’una de les àrees que més ha millorat al llarg d’aquestos quatre anys.

En arribar a l’Ajuntament, l’estiu de 2011, ens trobarem amb tres greus problemes:

1. Inversions (obres)

2. Personal 

3. Falta de regulació dels serveis

1.- INVERSIONS

Les obres de la nova Escoleta infantil municipal havíen d’haver-se acabat abans de Nadal de 2010. L’apatia del govern municipal del PP paralitzà les obres en setembre de 2010 encara que els diners se’ls ingressà el Govern d’Espanya un any abans (Plan E)

L’estiu de 2011 mamprenguerem les obres; a principis de 2012 dotarem les instal.lacions, tramitarem i obtinguerem la homologació del centre escolar (durant tots els anys que l’Escoleta -la Guarderia, com la tractava el govern municipal del PP- estagué a la Casa de Cultura, les aules no estaven totes homologades com tampoc ho estava la resta de les seues instal.lacions), comprarem nous els joguets i tot el material escolar  (el que s’havia estat gastant a la “Guarderia” de la Casa de Cultura no tenia les garanties de seguretat ni estava homologat) La nova Escoleta Infantil municipal la inauguraren els xiquets i xiquets el curs 2012-2013.

Pel que fa al CEIP Sant Sebastià, a primeries de setembre del 2011 reconsiderarem juntamet amb la direcció del centre el projecte de renovació dels patis que estava pendent des del 2009; un projecte que desconeixien tant la direcció com els mestres i l’AMPA. Ajustarem el projecte a les seues necessitats i durant l’estiu de 2012 ferem les obres que també inclogueren la renovació dels serveis higiènics del gimnàs. Immediatament, construírem la valla que portava anys oberta sobre la sèquia i tot seguit no hem parar d’invertir per suplir l’abandó de la Generalitat.

2. PERSONAL

El personal de la “Guardería” (com el govern municipal del PP la nomenava) estava sotmés a contractes que podien o no renovar-se segons els convenia personalment a l’acalde i al regidor responsable d’eixe serveiAlejandro Llácer. Ni tant sols era necessari que el contracte acabara, ells les acomiadaven en qualsevol moment si no es plegaven a les ordres que eixien d’aquell contenidor de nòmines en el qual havíen convertit la Casa de Cultura.

Evidentment, ni aplicaven criteris de mèrit, ni de capacitat ni de publicitat. El criteri únic era: “O estás conmigo, o estás contra mí. Roma no paga a traidores”

A l’ Escoleta manaven (sí, manaven perquè ni sabien ni podien dirigir-la) dos persones sense titolació acadèmica per fer-ho. L’una, la “jefa”, amb el certificat mínim d’escolaritat i l’altra, la seua “ajudanta”, amb el títol de tècnic d’educació infantil que obtingué anys després.

La “jefa” conseguí una baixa mèdica, precíssament el dia d’abans de la constitució de l’Ajutament l’11 de juny de 2011 (i després d’organitzar-li eixe mateix dia, 10 de juny, una festa al govern municipal del PP amb càrrec a l’ajuntament). Una baixa que esdevingué amb el temps en una “incapacitat absoluta”.

L’estiu de 2011, tots els contractes de l’Escoleta estaven vençuts i havíem de triar: o renovació en frau de llei (com estaven tots) o selecció provisional amb Tribunal. I optarem per una selecció amb Tribunal i concurs de mèrits mentres poguerem convocar les oposicions.

Ara, l’Escoleta compta amb professionals que han demostrat la seua vàlua en una oposició pública on el mèrit i la capacitat han estat avaluats per un Tribunal independent, per damunt de qualsevol altra consideració.

3. REGULACIÓ DELS SERVEIS QUE ES PRESTEN

L’estiu de 2011 haguerem de revisar també les vergonyoses llistes d’accés dels xiquets i xiquetes per al curs 2011-12, que havien deixat enllestides la “jefa”, “l’ajudanta” i Llácer&Bosch.

A l’any següent ja existien unes Bases d’accés públiques, amb criteris objectius i aprovades per l’Ajuntament d’acord amb el que estableix la Conselleria d’Educació (mai fins eixe moment havíen existit; el que funcionava era el desig personal d’unes (la “jefa” i “l’ajudanta” i dels altres, Llácer&Bosch)

L’homologació de l’Escoleta en 2012 significa que totes les famílies tenen una part del cost garantit per la Generalitat i que l’Ajuntament n’assumix la resta quan les famílies no poden; que hi ha una programació avaluada per l’organisme educatiu competent, que tot el Personal compta amb la titolació acadèmica que cal, que les instal.lacions estan revisades per la Conselleria, que tots els xiquets i xiquetes tenen una assegurança personal (i no com passava abans, que les criatures només estaven assegurades de gener a juny); que l’accés està regulat i és públic; que hi ha un Reglament intern aprovat per l’Ajuntament…

S’han resolt el problemes, s’han ampliat els recursos malgrat que el Govern d’Espanya ha posat tots els impediments raonables des del 31 de desembre de 2011.

És possible fer-ne més i ho farem com més prompte ho permeta un nou Govern a la Generalitat i a Espanya.

#Rocafort. Tradició, clar que sí!

Dissabte 9 de maig de 2015

 

Al PP se li ompli la boca quan parla de #Tradición. I el mal és que les persones d’eixe partit defensen la Tradisión (sí, la Tradisión) i la cosa sona com si fóra la Santa Inquisición.

Protegir la tradició i respectar-la obliga a saber què és, perquè la Santa Inquisición es considerava una tradició i, afortunadament, se’n desferem d’ella.

Moltes voltes, massa voltes, he sentit dir a estos salva-pàtries que el govern municipal socialista no defensem les tradicions.

També és veritat que jo mai els he vist en els concerts de Folk que l’Ajuntament organitza des fa quatre anys en homenatge, precíssament, a la música i a una part importantíssima de les seues arrels. No han vingut mai a escoltar les veus i els sons preciosos i dolços dels millors cantants de folk valencià que ens han visitat al poble.

(Aixó no és una novetat, perquè, fns que les eleccions municipals no es convertiren en un horitzó pròxim, tampoc assitien als concerts de la Banda de Música de Rocafort ni als de la Coral Polifònica, llevat dels de Nadal i me’n pense que només per raons òbvies)

El folk és essencial per a conéixer i aprofondir en eixa tradició cultural tant nostra que és la música. Altra cosa, ben diferent, és que els salva-pàtries vullguen agenollar la Cultura i sometre-la als seus interessos partidistes.

Hui dissabte 9 de maig, com cada mes de maig des fa quatre anys, l’Ajuntament organitza la 4a. edició de L’Horta Nord Folk, on participen també bandes d’altres músiques i cultures d’Espanya: enguany, Sokolé, un grup de dones del País Basc.

A partir de les 11,30 del matí a la plaça d’Espanya amb tallers per a xiquets i a partir de les 19,00h al Jardí de la Casa de Cultura.

 

 

 

 

 

 

Que no, que no… que la tradició no és el que ú vol, sinò allò que té origen en les generacions passades dels pobles i de les seues cultures que, pel seu important contingut social i de cohesió, es transmet a les generacions futures. És el llegat que hem rebut dels nostres avantpassats i que estem obligats a cuidar i a difondre per entregar-lo a qui ens succeïran.

 

 

WordPress.com.

Subir ↑