Buscar

Blog de Amparo Sampedro Alemany

ESCRIBIR PARA PENSAR

Etiqueta

diputación

La Diputación de Valencia (para mi amiga y compañera, Adoración Ruiz Luján)

 

Martes 15 de noviembre de 2016

 

Ayer fue el primer día que Doris ya no está en la Diputación. Se despidió el viernes tras más de 40 años dedicados a ella.

Empezó a trabajar conmigo a finales de 1983. Un año antes, yo había aceptado el reto de crear un servicio de Protocolo y Relaciones institucionales acorde con la nueva etapa democrática, alejado de servilismos y centrado en la institución, por encima de las personas.

La Diputación era un antiguo paquidermo que se movía con torpeza, con sus pies hundidos en el barro. Lenta, somnolienta, vieja, anclada en los usos y costumbres de 40 años de dictadura.

La llegada de la primera corporación democrática (1979-83), significó un vuelco alentador. La labor que llevó a cabo aquella corporación provincial, formada por 14 diputados del PSOE, 12 de UCD y 2 del PCPV, hoy debería valorarse en sus justos términos: un trabajo titánico imprescindible que espoleó, con una visión política descentralizadora y eficiente, el desarrollo de una institución al servicio de los municipios y de las comarcas; y también -aunque mucha gente lo ignora- el sostén y el impulso de los diversos gobiernos pre-autonómicos de aquella época y el estímulo y la fuerza necesarios para la llegada y el mantenimiento de las incipientes instituciones de nuestro autogobierno: la Generalitat y las Cortes Valencianas.

Aquellos años trepidantes estaban cargados de ilusión y de una vocación de servicio público a la que se unía una firme voluntad democrática.

En ese escenario apasionante, Doris y yo empezamos a trabajar juntas. Poco tiempo después, se unieron Pepe (que más tarde abandonó la Diputación para dedicarse por completo a su librería, Railowsky) y Marga. Con los años, Rafa.

Formábamos un grupo de trabajo unido, valiente, profesional, entregado a su labor sin horarios y dedicado a la institución por encima de las personas que, temporalmente, ocupaban los cargos políticos.

Entre todos, contando con el excelente servicio de Comunicación y Relaciones con el exterior, que dirigía un profesional extraordinario, Ricard Triviño, conseguimos que la labor del departamento de Protocolo y el de Comunicación revirtiera en la institución, sin distinción de personas ni mucho de partidos políticos.

Costó, porque en Protocolo también se trabaja con la vanidad de las personas; pero lo logramos.

Doris era ejemplar en su trabajo. Amable, rápida, conciliadora, eficaz. Las personas que formábamos aquel departamento nunca consentimos que nuestras ideas personales perturbaran la vocación institucional de nuestro trabajo, por eso nunca dispensamos un trato partidista a los miembros de la corporación. Eran importantes por lo que representaban no por quienes eran.

La prueba está en que durante los distintos gobiernos de la Diputación, la oposición, de manera unánime, felicitaba públicamente al departamento Protocolo en el último pleno de cada mandato, por el trabajo que hacíamos y el exquisito trato que recibía.

El servicio de Protocolo de la Diputación funcionó como un reloj durante diecisiete años, con gobiernos socialistas y con el primer gobierno del PP, con Tarancón y Díez, a la cabeza. Y Doris era una pieza fundamental de aquel reloj.

Fueron los años de una Diputación que caminaba junto a los ayuntamientos y que los protegía:

 

Resultat d'imatges de Diputació de València colze a colze

 

 

 

Pero en 1999 llegó a la presidencia uno de los personajes más nefastos que ha pasado por esa institución: Fernando Giner (PP) La persona que inició el desvarío que iba a durar dieciséis años: el viraje de la Diputación hacia las formas decimonónicas abandonadas veinte años atrás; el concepto caciquil de la institución; una sucia visión partidista de la gestión en todos sus ámbitos y la profunda división entre los empleados públicos: los “rojos” y los “buenos”. Una pesadilla dirigida por un hombre tremendamente sectario y profundamente inculto en todos los aspectos, cuyo teatral aspecto taciturno escondía en realidad una personalidad anclada en la beatería y el caciquismo.

Con él, desembarcaron en la Diputación decenas de nuevos empleados del municipio del que era alcalde. Todos ellos militantes o simpatizantes del PP y llamados a desempeñar puestos relevantes en la institución.

En Protocolo actuamos como siempre lo habíamos hecho: con profesionalidad. Preparamos la constitución de la nueva corporación y su toma de posesión. Me felicitó de manera entusiasta. Dos días más tarde, durante un acto fuera de Valencia, alabó de nuevo el trabajo que hacíamos en Protocolo y me citó para el lunes y programar el mes de agosto.

Era la tarde del 5 de agosto de 1999.  Esa noche hablé con Doris para que preparara algunas cosas para el día siguiente y la programación prevista de agosto.

A las 7 de la mañana del 6 de agosto, encendí mi teléfono móvil. Decenas de llamadas perdidas de algunos compañeros funcionarios.  Me extrañó. A los pocos minutos, una llamada de mi amigo Ricard Triviño, jefe del servicio de Comunicación y Relaciones exteriores, me daba la noticia: la portada del diario Levante-emv anunciaba mi cese y los del jefe del área de Carreteras y del gerente de Personal.

“No puede serAyer estuve con él todo el día y hablamos sobre el trabajo de la próxima semana”, le contesté.

Cuando llegué a la Diputación, Doris era una mar de lágrimas. La tranquilicé y fui al despacho del presidente. Su secretario, entonces alcalde de la Granja de la Costera, (un tipo que no se daba por aludido si lo llamabas Vicent porque él sólo respondía al nombre de “Visente”), no se atrevió a cerrarme el paso. 

Allí estaba Giner, tembloroso y sin poder levantar la vista de la punta de sus zapatos. Sólo le pregunté si era cierto lo que salía en la portada del periódico. Sin mirarme, me respondió que sí e intentó justificarse con una frase que siempre he considerado indigna de un político: “la política m’obliga a fer coses lleges…”  No le dejé terminar y abandoné su despacho con un: “No pensem igual, president. Gràcies”

Cuando regresé a mi despacho, Doris ya conocía los nombres de todos los que habíamos sido cesados.

Ricard Triviño también era uno de ellos.

Se dijo que la “lista negra” se había confeccionado días antes en el despacho del jefe de gabinete del presidente, Ramón Vila, con la colaboración de un alto funcionario de la Diputación de entonces que -según se contaba- inició su carrera en la Magistratura meses después, y de algunos funcionarios que vieron recompensada su hazaña con un ascenso. Ni siquiera hoy sé si fue cierto o no.  

Si lo fue, ya no hay remedio. Y si no lo fue, el resultado es el mismo.

El destino de Ricard Triviño fue una mesa sin teléfono ni papeles en el antiguo “cocherón”, en el área de Medio Ambiente. El mío, una mesa igual de vacía, en el CC la Beneficencia. Otros compañeros en la misma situación sufrieron destinos parecidos. En común, todos teníamos una mesa vacía y ninguna función.

Giner situó al frente del servicio de Comunicación y Relaciones con el exterior a una amiga familiar de Vallada, para sustituir a Triviño. 

En mi caso, entre 1999 y 2015 desfilaron varias personas al frente del departamento, pero también todas afiliadas o simpatizantes del PP y ninguna funcionaria de la casa.

A Doris, a Marga y a Rafa, los mantuvieron. La táctica consistía en hacerles la vida imposible para que fueran ellos mismos quienes pidieran un traslado. Fueron ninguneados y menospreciados. Aquello no era un departamento al servicio de la institución, sino al servicio de una persona y sus allegados. Meses más tarde, Rafa pidió el traslado. Y al cumplirse un año de la llegada del presidente Giner, Marga recibió un Decreto de traslado forzoso a otra área.

Doris era la única persona que quedaba en ese departamento porque aún les resultaba útil para intentar “maquillar” lo que en realidad era un servicio entregado por completo a una persona y a sus secuaces. Ella era la que aportaba el tono profesional por su condición de funcionaria y por su experiencia durante años en esa sección.

Pero la presión era inaguantable. El departamento de Protocolo se había convertido en un contenedor de militantes y simpatizantes del PP. Se había eliminado la labor institucional y la vocación de servicio público provocaba carcajadas.

Había empezado la Diputación “reinona”, la que estaba por encima de los ayuntamientos:

Resultat d'imatges de Diputació de València colze a colze

Doris pidió el traslado y también fue feliz a su modo en otros destinos.

 

En el verano de 2015, regresó por fin a su plaza. Habían pasado diecisiete años de desvaríos.

El viernes pasado, mientras desayunábamos juntas, me decía que el mejor recuerdo que se llevaba de la “Casa” era el de aquellos años. Años de trabajo intenso, de compañerismo, de atención a la institución y a las personas -todas- que temporalmente ocupaban un cargo público, sin sectarismo ni persecuciones ni humillaciones.

La Diputación ha vuelto a ser lo que los ayuntamientos necesitan de ella: compañera de viaje, cooperativa y una gran colaboradora.

Quizá por eso, se ha rescatado el lema que mejor define su función:

 

Resultat d'imatges de Diputació de València colze a colze

 

… aunque para mi querida Doris, jubilada desde el pasado viernes, ya sea tarde.

Anuncios

Plaza de Manises: 100 días de nuevo paisaje humano

Domingo 25 de octubre de 2015

En la plaza de Manises, el paisaje urbano apenas ha cambiado en los últimos veinticinco años. El Palau de la Generalitat, el de la Batlia, el de los Scala,… un jardincillo diseñado con poca fortuna, una preciosa farmacia desaparecida, el estanco, un par de cafeterías y los tradicionales atascos en la calle Serranos que desemboca en la plaza.

Hasta hace apenas tres meses -esos 100 días que concedemos con displicencia a los gobernantes para que nos cambien el mundo y la vida- el paisaje urbano de la plaza convivía con un paisaje humano compuesto mayoritariamente por tipos de aspecto relamido (hombres y mujeres), enfundados, en general, en sus trajes casi idénticos. Ellos, con los gaznates sujetos a nudos asfixiantes de corbata y ellas uniformadas según los cánones del Ensanche de Valencia con concretas incursiones en el centro histórico.

Ese aspecto exponía un fondo marcial, distante, bastante altivo, y autoritario. Muy autoritario.

Las formas explican el fondo, de eso no hay duda. Y no porque, en este caso, una corbata de Hermès o una falda de Etro definiera incondicionalmente a quienes las vestían, sino porque quienes las vestían las convertían en su modo de posicionarse frente a los demás. El hábito no hace al monje, pero lo identifica; especialmente, si el monje tiene cosas que esconder.

El paisaje urbano de la plaza no ha cambiado; los palacios, el estanco, el hueco de la preciosa farmacia, el par de cafeterías y los atascos, se mantienen. Sin embargo, salta a la vista que el paisaje humano es totalmente diferente.

Ahora, no cruza la plaza una corbata de Hermès ni el plisado de Etro (que también habrá); ahora pisan la plaza de Manises hombres y mujeres que protagonizan gestos que a lo largo de más de 20 años se habían convertido en extraordinarios. La amabilidad, la naturalidad, la cordialidad y la cortesía de esos hombres y mujeres, constituyen un regalo que la inmensa mayoría de los observadores de la plaza hemos incorporado felizmente a nuestra rutina en apenas 100 días.

Sí, es asombroso. Y rigurosamente cierto.

Acercaos a la plaza y observad: el nuevo paisaje humano es alentador.

Rocafort Tribune: sus preguntas, mis respuestas

Martes 22 de septiembre de 2015.

No sé quién o quienes escriben con el seudónimo Rocafort Tribune y Eva Tribune

Hace algunos meses, alguien bajo alguno de esos alias se puso en contacto conmigo a través de mi correo electrónico, para pedir mi opinión acerca de una noticia (no recuerdo cuál era).

Respondí que desconocía a quién me estaba dirigiendo y le pedí que, del mismo modo que él/ella conocía sobradamente mi identidad, me revelara la suya.  No era por una cuestión de curiosidad, sino por respeto recíproco.

Fuera quien fuera quien me respondió, argumentó que las personas que dirigen ese blog tenían motivos para  mantener su anonimato en sus publicaciones y comunicaciones, basándose en que habían recibido muchas críticas subidas de tono y querían evitar que, en especial sus familias, pudieran sufrir a causa de las “[…] posiciones de los diferentes bandos que acaban atacando y provocando daños colaterales” (sic)

El argumentó me sorprendió, sin embargo decidí responder. Antes de remitir la respuesta que me solicitaba, recibí otro correo en el que Eva Tribune me agradecía haber contestado a sus correos y me anunciaba que […] hemos decidido no publicar la noticia para no fomentar odios fuera de lo racional” (sic)

Durante este fin de semana, leí una de sus noticias; la relativa a la subvención extraordinaria de la Diputación con cargo a su superávit de 2014.  En el texto publicado se introdujo una afirmación que no era cierta. Según ese blog:

“Tras intentar consultar con los partidos en el gobierno, y dado que uno de ellos ya hace meses que nos indicó no querer hacer declaraciones a este medio, nos pusimos en contacto con los dos restantes” (sic)

Me molestó que se hiciera una declaración falsa y, en consecuencia, que se hubiera actuado excluyendo sin ninguna razón a uno de los grupos municipales del gobierno.  Y así lo comenté en su blog y en algún perfil de facebook en el que Rocafort Tribune /Eva Tribune había compartido la noticia.

Como respuesta, conseguí que la incorrecta afirmación que se había publicado se convirtiera en un juicio de valor. Es decir, nada que ver con la objetividad de una información sino con la subjetividad de una apreciación personal.

Hubo un cruce de comentarios -siempre corteses- en los que Rocafort Tribune insistía en que me había remitido las preguntas sobre la noticia de la subvención extraordinaria de la Diputación y a los que yo respondí confirmando que no existía ningún correo al respecto en mis bandejas de entrada, entre ellas la que ya habían utilizado tiempo atrás. (Huelga señalar que Rocafort Tribune había adelantado públicamente el 19 de septiembre que solamente se habían puesto en contacto con dos de los grupos  municipales en el gobierno)

No obstante, el blog Rocafort Tribune publicó en un perfil de facebook (Paisanos de Rocafort) el coreo electrónico que -según afirmaba- enviaron al correo gabinetalcaldia@rocafort.es, el pasado 16 de septiembre.

Ante ese testimonio, respondí que consultaría el lunes por la mañana esa bandeja de entrada a la que no tengo acceso directo y que respondería a las preguntas que me habían formulado en ese correo.

Amablemente, durante el mismo fin de semana re-enviaron a mi dirección electrónica de “alcaldesa” el correo que presuntamente habían remitido el 16 de septiembre a la dirección gabinetalcaldia@rocafort.es. [Y me permito usar la palabra “presuntamente”, porque ayer lunes comprobé personalmente que no existe en ninguna de las bandejas de entrada de esa dirección ni en las de gabinetealcaldia@rocafort.es ningún correo de tribune.rocafort.opinion@gmail.com o de cualquier otro correo de ese blog]

A pesar de todo lo que he explicado, ayer lunes -tal y como me comprometí con ese blog- respondí al cuestionario que me remitieron a mi correo de “alcaldesa”.  Lo hice porque considero muy importante que los lectores de ese blog conozcan cómo y por qué se ha actuado de una manera y no de otra desde el gobierno municipal, respecto a la subvención extraordinaria de la Diputación.

Desconozco el uso informativo que el blog Rocafort Tribune pueda dar a mis contestaciones. Esa es la razón por la que transcribo literalmente sus preguntas y mis respuestas.

Nota: En gris sus preguntas y en rojo mis respuestas.

 

Ens agradaria si fóra possible ens contestara a unes preguntes, que farem també als altres dos partits al govern, sobre les adjudicacions anunciades del passat dia nou. Es lliure de contestar les que consideres oportunes i ometre les que no crea convenients.

1. Es van assabentar de les ajudes adjudicades el dia nou o tenien constància abans?

El divendres 31 de juliol, el president de la Diputació juntament amb la vicepresidenta primera convocà tots els alcaldes i els portaveus de la comarca de l’Horta nord a una reunió a Bonrepós i Mirambell on avançaren la intenció de treure endavant una línia de subvenció especial a càrrec del superàvit de 2014.

En aquell moment encara ells mateix desconeixen el què i el com, ja que estava en mans dels funcionaris provincials encaixar-la [la nova línia de subvenció] en el marc legal i econòmic i redactar els criteris, els requisits que havíem d’acomplir els ajuntaments per accedir-hi i els terminis.

La Ordre va ser publicada en el BOP del passat 9 de setembre.

A partir d’eixe moment coneguérem els diners que es destinaven a Rocafort i la regidora Pilar Núñez començà  a treballar amb tot tipus de informació dels departaments de secretaria, intervenció i oficina tècnica municipals per tal d’esbrinar els requisits de les obres/inversions que podíem plantejar, els criteris de selecció els quals demanava la Diputació per admetre-les o no, la no coincidència amb altres obres/inversions que ja estan previstes en altres programes provincials, la paperassa que havíem de remetre abans de dilluns 21 de setembre, així com la possibilitat reial de poder remetre també projectes/memòries valorades, etc.

Eixe treball acaparà la dedicació de dijous 10, divendres 11, dilluns 14, dimarts 15, dimecres… i encara bona part de la de divendres 18 (els condicionants tècnics de la convocatòria no eren gens fàcil de traslladar a una proposta definitiva)

No obstant això, a través del correu electrònic, la regidora de Hisenda i Inversions anava informant els membres del govern de tot allò que podia anar aclarint-se.

2. Respecte a la reunió d’anit amb els veïns, perquè el PSOE no va fomentar una reunió de la mateixa índole sabent des del Dimecres passat l’existència d’aquestes ajudes?, es van proposar idees noves o eren ja idees anticipades pels grups polítics convocants? tenen ja una llista d’idees o projectes a presentar que puga ser posada en coneixement públic? Alguna d’aqueixes idees parteix dels ciutadans que van aportar anit les seues necessitats?

Dilluns 14, durant la reunió de govern, Pilar Núñez explicà els membres del govern que estaven presents quines eren les “pegues” que s’hi estaven trobant i les dificultats afegides.

Tot i això, tornarem a convocar-nos a una reunió per a l’endemà dimarts 15, a les 5 de la vesprada.

Per diverses raons que no vénen al cas ara, el mateix dilluns 14 haguérem d’ajornar la reunió del s’endemà i traslladar-la a les 8 de la vesprada.

Com ja explicà el regidor Eduard Comeig, les presses a l’hora de fer la convocatòria d’eixa reunió ciutadana (el mateix dia) els obligaren a no pensar que eixe mateix dia i a la mateixa hora encara havíem de reunir-nos, no per a “tancar” una proposta sinó per a conèixer encara de què estàvem parlant. Per les presses també, com ell mateix assenyala, no pensaren els partit convocants que el més adient hagués estat fer-la  els tres grups que formem el govern.

Tot i això, el grup municipal socialista sí hi estiguérem i col·laborarem a explicar els dubtes que es plantejaren.

Precisament, el grup municipal socialista porta més de 8 anys convocant els veïns i veïnes per escoltar-los i explicar tot el que se li demana. Durant l’oposició –entre 2007 i 2011- ho feia després de cada sessió plenària i sempre que hi havia assumptes d’interès municipal.

Com alcaldessa, ho he fet cada sis mesos. I seguiré fent-ho.

Durant la reunió de la setmana passada els veïns proposaren idees, però en molts casos les característiques especials d’aquesta subvenció no permetien d’acollir-les. Així ho vaig explicar personalment allí i així ho explicà la regidora de Hisenda i Inversions.

Dimecres 16 de setembre, Pilar Núñez presentà davant els membres de la comissió informativa de Hisenda –on estan representats tots els grups municipals- un esborrany de les actuacions que podrien fer-se, atenent les opinions tècniques de diversos departaments municipals.

Eixe esborrany tampoc era una llista tancada i tots els grups municipals tingueren l’oportunitat de dir la seua.

Cal dir que molts veïns i veïnes que acudiren a la convocatòria, una volta els explicarem els condicionants que hi havien i aclarirem que algunes de les seues propostes ja estaven incloses en altres programes de la Diputació, potser es quedaren una mica decebuts.
Per les característiques tant especials de la convocatòria i el termini tant curt al qual ens hem d’ajustar, el plantejament de la reunió era molt difícil.

Tot i això, s’aprofità l’ocasió per escoltar i resoldre els dubtes; i això sempre és bo. Molt bo.

3. Finalment, com serà la presa de decisions entre els tres partits en el poder sobre qual projecte escometre, com no i la partida que se li adjudicarà?

Com ho hem fet fins ara: parlant, escoltant, coneixent les circumstàncies tècniques i les especialíssimes de falta de personal de l’Ajuntament i acordant les actuacions més oportunes tant per la seua viabilitat, la seua necessitat i la nostra (la de tot el govern) responsabilitat.

Dijous vinent, 24 de setembre, se celebrarà el ple ordinari a les 20h. Donaré compte públicament de totes les obres/inversions, de la despesa econòmica i de la conveniència de cada una d’elles, així com del calendari d’actuacions des del passat 9 de setembre.

Moltes gràcies.

Una salutació
Rocafort Tribune

 

Todas las personas que me conocen saben sobradamente que siempre estoy dispuesta a responder a las preguntas que se me hacen, a intentar resolver las dudas que se me plantean y a rendir cuentas de mis actuaciones. Nunca lo he hecho bajo un seudónimo o cobijada en el anonimato.

Soy una mujer pública y sé lo que significa.

Los medios informativos y/o de opinión que proliferan en la red también son públicos. Probablemente, es mucho más fácil y menos arriesgado esconder la identidad propia (o de un grupo) para escribir. Sin embargo, eso no significa hacerlo con más libertad sino justamente lo contrario; porque la libertad consiste, precisamente, en expresarse con rigor, con conocimiento de causa, con respeto a las personas (y no necesariamente a sus opiniones y mucho menos a sus juicios de valor) y sin ataduras.

Hacer bandera de todo eso es un derecho que merece y debe ser firmado con nombre y apellidos, pero también es una obligación en beneficio de los derechos de los demás.

#Rocafort: Aborrezco la gestión pública basada en el “qué hay de lo mío”…

Martes 4 de agosto de 2014

 

Entrevista publicada el viernes 31 de julio en  El Periódico de Aquí: el Ayuntamiento, la Diputación…

 

 

 

 

 

 

El Ayuntamiento es la línea de la administración más próxima a los vecinos y al ciudadano en general. ¡Tonterías, ni una!

#Serafín Castellano: ese hombre.

Jueves 4 de junio de 2015

 

Conocí la noticia de su detención y la consideré la mejor de ese día, el 29 de mayo de 2015. Lo dije en mi perfil de facebook y me propuse escribir esa misma noche un post aquí porque ambos lo merecíamos, él y yo.

Sin embargo, no lo hice. Ante hechos que pueden desbordar espacios reservados a la mezcla de sentimientos, siempre opto por someterme a una descompresión necesaria antes de escribir. 

La noticia no me sorprendió (antes o después iba a suceder) pero me reconcilió con la vergonzosa realidad, esa que tantas veces no se ajusta a lo cierto, a lo sabido y a lo justo por necesario.

 

(Fuente: lasprovincias.es)

Las imágenes de ese hombre, todopoderoso hacedor de lo que estaba en su mano y de lo que, presuntamente, alcanzaba con métodos detestables, han seguido reproduciéndose en los medios y en las redes sociales desde el viernes 29 de mayo de 2015.

¡Ese hombre, vaya por Dios! Ese hombre que hacía y deshacía a su antojo: que igual prohibía la edición del primer diccionario de la AVL porque no cumplía con sus exigencias políticas, que –presuntamente– contrataba avionetas para sofocar incendios forestales a cambio de que la empresa aliviara parte de sus necesidades personales. Presuntamente.

Ese hombre que, presuntamente, favoreció durante años a una empresa constructora con la que (¡oh, sorpresa!) no solamente compartía una relación de amistad manifiesta, sino también la cuenta de resultados. Presuntamente.

Ese hombre, ¡vaya, vaya!… el mismo que marcó a los funcionarios “non gratos” para el régimen que el PP consolidó en 1999 tanto en la Diputación como en la Generalitat. Presuntamente.

Julio de 1999, un despacho al fondo a la derecha por el que desfilaban los cogotes encorvados que entregaban su “lista negra” a los intrigantes. Unos y otros fueron premiados por su hazaña.

 

Sí, el 29 de mayo de 2015 tenía razones suficientes para no escribir.

 

 

 

 

 

WordPress.com.

Subir ↑