11 de noviembre de 2010. Jueves

Este anónimo estaba hoy en mi buzón.

Por mi parte, recomiendo su lectura; resultará más fácil comprender hasta qué punto cuanto he dicho acerca de la gestión de la Casa de Cultura en particular (desde hace más de tres años), sigue causando estragos entre determinadas personas … quizá, directamente afectadas. 

Anuncios