Miércoles 7 de agosto de 2013

La Junta de Gobierno Local aprobó el lunes las Bases para constituir una Bolsa de Empleo de protección social.

Después de mucho trabajo, de diversas consultas y de varios informes (algunos de ellos contradictorios) hemos sacado adelante una Bolsa de Empleo que quiere proteger a quienes se encuentran en situaciones límite y que pueden aportar su trabajo para reforzar los servicios esenciales declarados -y aprobados- por el pleno del Ayuntamiento. Exactamente igual que centenares y centenares de municipios a lo largo y ancho de nuestro territorio gobernados en su mayoría por el PP (no hay que olvidar que ese partido político, actualmente, gobierna en la mayor parte de los municipios de la CV y de España) 

Pero en esos casos la voluntad del gobierno municipal y de la oposición ha ido de la mano. La oposición ha comprendido la necesidad de paliar en lo posible la situación desesperada de muchas familias y ha arrimado el hombro para que las Bolsas de Empleo sean una realidad.

Sin embargo aquí, en Rocafort, la tarea no ha sido fácil; lamentablemente, la negativa frontal de los concejales del PP no ha ayudado.  Desde el primer momento en que anunciamos nuestra intención de crear una Bolsa de Empleo Social, Llácer se empleó a fondo  para evitarlo.

En varios plenos ha llegado a afirmar  -en una aparatosa contradicción a lo largo de su discurso- que lo que yo debería hacer es contratar inmediatamente a gente del municipio como él y el anterior gobierno municipal había hecho.  Y a renglón seguido volvía a manifestar su disconformidad con una Bolsa para emplear a personas con dificultades económicas acuciantes. Ha repetido una y otra vez que se “enorgullece”  de todos los contratos (“a dedo”) que se firmaron durante el tiempo en que él tuvo responsabilidades de gobierno… 

Solo hay una manera de interpretar sus palabras:  que deberíamos haber apostado por la “discrecionalidad”… Es decir, no tener en cuenta la concurrencia de todas las personas que tienen derecho a hacerlo, no valorar su situación económica y olvidar el apremio de su situación laboral.

Se acabó ese tiempo y el portavoz del PP debería saberlo. Acabó el tiempo del “clientelismo”, de los “favores” y de todo lo que eso conllevaba…

Todo los concejales que formamos el gobierno municipal hemos apostado por sacar adelante una Bolsa de Empleo cuya baremación será social y económica; y que tendrá en cuenta la situación laboral de las personas. Con un Tribunal formado por empleados municipales y un Comité de seguimiento en el que estarán, además, los sindicatos. 

A partir del 20 de agosto podrán presentarse las instancias y la documentación requerida en la Bases (que se publicarán en la web municipal y en el Tablón de anuncios del Ayuntamiento el día anterior) El plazo finalizará el 13 de septiembre.

Cuando hablo con alcaldes de otros municipios (y muy especialmente con los del PP) no entienden la actitud del PP aquí en Rocafort.  Y se preguntan cómo se puede explicar a los desempleados que vas a intentar por todos los medios frenar algo que puede paliar su situación.

Yo les digo que espero y confío en que asuman de verdad la responsabilidad y el compromiso con Rocafort que adquirieron cuando aceptaron ser concejales. 

De lo contrario, deberán explicarles a todas las personas que han depositado sus esperanzas en esta Bolsa limpia, transparente y justa, que ellos no están por la labor de ayudarles.